Así va la vida

Pekín muestra la urbe de las concubinas

Apertura. El Palacio del Emperador chino era una ‘Ciudad Prohibida’ en plena capital

ATRACCIÓN. En el antiguo palacio imperial chino trabajan museólogos.

ATRACCIÓN. En el antiguo palacio imperial chino trabajan museólogos.

La Razón / EFE - Pekín

00:00 / 13 de mayo de 2012

La Ciudad Prohibida de Pekín, el antiguo Palacio Imperial chino, tiene 9.999 estancias. Muchas de ellas todavía no pueden ser visitadas. Cuatro, que en su día fueron residencia de las emperatrices y concubinas, acaban de ser abiertas ahora al público.

Las habitaciones, tras un lustro  de trabajos de restauración, se encuentran al este de los principales recintos del palacio, en el eje central, y desde este mes permiten a los visitantes echar un vistazo a uno de los lugares más prohibidos, valga la redundancia, de la Ciudad Prohibida, tanto que ni el emperador los frecuentaba.

Se trata de una zona en la que las emperatrices y concubinas del emperador residían y llevaban a cabo rituales religiosos, especialmente durante la dinastía Qing (1644-1911), la última de las dos que hicieron de la Ciudad Prohibida su morada.

El más espectacular de los nuevos recintos abiertos al público esel Huang Ji Dian, o Salón de las Normas del Gobierno, construido en 1689 y presidido por un enorme trono dorado flanqueado por dos figuras de elefantes.

La exhibición de estas zonas hasta ahora reservadas sólo a losinvestigadores forma parte de la política “aperturista” del nuevo curador del palacio-museo imperial, Shan Jixiang, quien desea que los turistas puedan visitar dos tercios de todo el inmenso recinto.

El año pasado, la administración recibió críticas por un robo de piezas en una exposición y  por intentar ocultar la rotura accidental de una valiosa porcelana.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia