Así va la vida

El Porsche de James Dean, un ‘pequeño bastardo’

Se genera una leyenda de desgracias en torno al 550 A Spyder

guioteca.com / Santiago

00:00 / 11 de enero de 2012

El 30 de septiembre de 1955, James Dean tomaba camino a una competencia en su Porsche 550 A Spyder, apodado por él mismo como Little Bastard (pequeño bastardo).  El portal guioteca.com recuerda que ese Porsche era un pequeño deportivo desprovisto de techo desarrollado para competencias, dotado con un motor trasero y de bajo peso.

Al llegar a un cruce, un joven a bordo de un Ford Coupe de 1950 no vio al pequeño automóvil plateado con el 130 pintado en el capó y cruzó sin precaución, las consecuencias fueron fatales. James Dean falleció instantáneamente, aunque su acompañante, un mecánico Porsche oficial resultó con diversas heridas.

La chatarra de aquél automóvil tenía piezas aún en buen estado, por lo que George Barris, dueño de un garaje de Chicago compró el automóvil. Al llegar al taller, descargando el auto, uno de los cables  se cortó, cayendo el Pequeño Bastardo sobre un mecánico rompiéndole las piernas. También se tiene registro de que dos ladrones intentaron robar su volante y butacas, pero resultaron heridos en el intento.

El motor del Porsche de James Dean fue vendido y se aprovechó instalándose en otro 550 que nuevamente terminó destrozado contra un árbol falleciendo su piloto.  La caja de cambios también fue vendida y el modelo en el que fue instalada terminó accidentado. Las ruedas traseras se instalaron en otro 550 y estallaron en una carrera, su piloto sobrevivió a pesar de quedar en coma por algún tiempo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia