Así va la vida

Revelan cómo la cabeza del búho gira 270 grados

Según estudio, los vasos sanguíneos en la base de la cabeza de los búhos tienen la capacidad de ampliarse convirtiéndose en una especie de embalses.

La rotación no rompe el cuello del ave ni corta el suministro de sangre.

La rotación no rompe el cuello del ave ni corta el suministro de sangre.

La Razón / AFP / Washigton

00:15 / 06 de febrero de 2013

Investigadores estadounidenses revelaron el enigma de cómo los búhos pueden girar casi completamente la cabeza, hasta 270 grados, sin dañar los delicados vasos sanguíneos y sin obstaculizar el suministro de sangre a su cerebro.

Según el estudio, los vasos sanguíneos en la base de la cabeza de los búhos tienen la capacidad de ampliarse convirtiéndose en una especie de embalses que permitirían a estas aves acumular sangre para obtener la energía suficiente para irrigar su cerebro y sus ojos mientras giran la cabeza.

Para develar este mecanismo, el equipo estudió la estructura ósea y de los vasos sanguíneos en la cabeza y el cuello de varios tipos de búhos tras sus muertes por causas naturales.

Un colorante de contraste fue utilizado para mejorar la imagen de rayos X de los vasos sanguíneos de las aves, que luego fueron meticulosamente disecados, dibujados y escaneados para permitir un análisis detallado. El hallazgo más sorprendente ocurrió luego de que los investigadores inyectaran la sustancia colorante en las arterias de los búhos, para imitar el flujo sanguíneo, y giraran manualmente las cabezas de los animales, explica el estudio.

Los vasos sanguíneos en la base de la cabeza, justo debajo del hueso de la mandíbula, se convertían en una especie de embalse a medida que entraba más tinta en el sistema circulatorio. Esto contrasta radicalmente con la capacidad anatómica humana, en que las arterias tienden a hacerse cada vez más pequeñas, y no a inflarse, a medida que se ramifican.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia