Así va la vida

Bacteria asiática causante del 'tifus de los matorrales' detectada por primera vez en Chile

La enfermedad, que no se contagia de persona a persona, es tratada con un tipo específico de antibiótico y en Chile hasta ahora no ha derivado en ningún caso letal, aunque en el mundo su incidencia mortal alcanza a entre el 7 y el 10% de los infectados.

Marca característica de la enfermedad "tifus de los matorrales". Foto: www.studyblue.com

Marca característica de la enfermedad "tifus de los matorrales". Foto: www.studyblue.com

La Razón Digital / AFP / Por Paulina Abramovich / Santiago de Chile

15:18 / 09 de septiembre de 2016

Una bacteria transmitida por ácaros de roedores silvestres que produce el llamado "tifus de los matorrales" y es habitual en países del Asia Pacífico fue descubierta en Chile y América, donde aún se investiga la forma en que habría llegado a este lugar.

La bacteria Orientia tsutsugamushi fue hallada en la isla chilena de Chiloé, considerada uno de los territorios insulares más grandes de América, a unos 12.000 km de distancia de la región del Asia Pacífico, el lugar habitual donde su enfermedad mata al menos a 140.000 personas al año.

El primer caso en Chile data de 2006 pero a la fecha suman otros siete casos, todos en la isla de Chiloé, de acuerdo con un estudio realizado con investigadores de la Universidad de Oxford, la Universidad Católica de Chile y la Universidad del Desarrollo, también de Chile, y cuyos resultados se publicaron esta semana en el New England Journal of Medicine.

Los síntomas del primer infectado "eran muy característicos de esta familia de bacterias", lo que llamó de inmediato la atención del equipo de científicos, contó a la AFP la infectóloga de la Red de Salud de la Universidad Católica-Christus, Katia Abarca, autora del estudio sobre la aparición de la bacteria en estas tierras.

Los síntomas incluyen fiebre alta, dolor de cabeza y muscular y manchas en el cuerpo pero lo más característico es una lesión de color negro en la piel similar a la quemadura de un cigarrillo, que es el lugar donde se inoculó la bacteria, explica Abarca.

La enfermedad se transmite por la picadura de un pequeño ácaro que se aloja en un ratón silvestre, que luego se propaga por el cuerpo humano a través del fluido linfático y sanguíneo.

La enfermedad, que no se contagia de persona a persona, es tratada con un tipo específico de antibiótico y en Chile hasta ahora no ha derivado en ningún caso letal, aunque en el mundo su incidencia mortal alcanza a entre el 7 y el 10% de los infectados.

"¿Cómo llegó a Chiloé?"

"Aún no sabemos cómo llegó a este lugar. Una de las hipótesis es que siempre haya estado allí", explica la doctora Abarca, agregando que continúan los estudios para determinar si la bacteria se encuentra en otros lugares de Chile.

Puesto que el ácaro vive en ratones silvestres "no sería esperable que la enfermedad aparezca en zonas urbanas", agrega la especialista.

El ministerio de Salud de Chile ya emitió una alerta sanitaria para todo el país.

La bacteria se identificó por primera vez en Japón en 1930 y hasta ahora sólo se había registrado dentro del llamado triángulo del Asia-Pacífico, con casos confirmados desde Pakistán, el oeste de Rusia hasta el noreste de Australia. (09/09/2016)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia