Así va la vida

Una ‘Segunda Oportunidad’ para las adolescentes embarazadas en Bolivia

La graduación del curso más reciente se cumplió el pasado domingo 5 y en ella participaron 70 madres, aunque la perspectiva es que este número aumente en el próximo curso.

La Razón Digital / EFE / La Paz

11:51 / 11 de noviembre de 2017

Adolescentes bolivianas embarazadas y aquellas que han tenido que dejar la escuela tras dar a luz tienen ahora una segunda oportunidad para continuar con su formación y encontrar un nuevo modo de vida gracias a una iniciativa impulsada por la Alcaldía de La Paz.

Se trata del proyecto "Segunda Oportunidad", puesto en marcha hace tres años por el municipio paceño para ofrecer ayuda a estas muchachas mediante talleres de desarrollo personal y capacitaciones técnicas en gastronomía o peluquería.

Thalía, una de las jóvenes beneficiarias del proyecto, recibe a Efe en una de las sedes del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz un tanto cohibida mientras su pequeña de tres años muestra un desparpajo asombroso.

"Yo conocí el proyecto porque vinieron al colegio a hablar de esto en el año 2015. Nos preguntaron cuántas mamás había, por esas fechas yo estaba embarazada", sostiene.

Thalía reconoce que entonces tuvo miedo. "Me dijeron que había un proyecto que podía ayudar, así que fui. Yo era la única mamá de mi colegio", agrega.

Esta joven madre, que hoy tiene 21 años y tuvo hace tres a su pequeña Emily, señala que desde el principio tuvo el apoyo de su pareja y de su familia, aunque reconoce que ha tenido que sacrificar muchas cosas.

"Yo quería estudiar, pero como tuve a mi hija, que ya tiene tres años, ahora necesita más atención. Mi hijita es bien hiperactiva, así que más atención tengo que darle. Tengo que trabajar con ella", expone la muchacha.

La graduación del curso más reciente se cumplió el pasado domingo 5 y en ella participaron 70 madres, aunque la perspectiva es que este número aumente en el próximo curso.

Este es el segundo año que Thalía participa en "Segunda Oportunidad", ya que el año pasado no pudo, y apunta que "es un proyecto muy bonito, nos enseñan muchas cosas".

El embarazo adolescente no es cosa menor en Bolivia, donde entre enero y julio de este año se registraron 2.027 casos de madres menores de 15 años, según datos de un estudio del Servicio Nacional de Información en Salud (SNIS) revelados en septiembre pasado.

Además, las adolescentes y jóvenes embarazadas de 15 a 19 años atendidas en los centros de salud suman 34.958 casos, también en el mismo período, según la investigación.

El proyecto de la Alcaldía de La Paz se divide en cuatro partes: desarrollo personal, social, familiar y laboral, que están a cargo de profesionales como Gabriela Pacosillo, chef instructora de las clases de gastronomía.

"Lo que más les gustó (a las jóvenes) del proyecto fue el módulo de chocolatería, los bombones, porque jamás habían pensado cómo se podía hacer", apunta la chef.

Los talleres de desarrollo personal se desarrollan durante siete meses, pero son los específicos -gastronomía o peluquería- los que las muchachas realizan con mayor entusiasmo durante cinco meses.

Pacosillo señala que "ha habido una evolución respecto al año pasado", ya que antes las muchachas "no eran tan constantes, había un poco de irresponsabilidad"  "Este año, ha cambiado, las chicas tenían como regla entrar en mis clases uniformadas y en hora, entonces creo que eso las ha motivado, ha aparecido mucha gente más", resalta.

El proyecto "Segunda Oportunidad" ha permitido a las madres adolescentes contar con una nueva perspectiva de futuro.

"Tratábamos de incentivarlas, de ofrecerlas perspectivas de negocio. Algunas están haciendo cupcakes, haciendo bombones, están trabajando y para mí eso es muy satisfactorio", explica la chef.

Thalía declara que el proyecto le ayudó "mucho", ya que con la venta de chocolates, pudo obtener una ganancia diaria de entre 14 y 21 dólares. "Eso me ha ayudado económicamente", afirma.

No obstante, ambas mujeres piden más apoyo, "tanto económicamente como a nivel de recursos".

Pacosillo señala que pretende impartir clases de cocina internacional y de pastelería más elaborada en el curso que viene, pero a veces se ve limitada "por la falta de recursos".

Además, los talleres de desarrollo personal han sido muy importantes para explicar a las jóvenes temas de finanzas, de derechos sexuales o sobre cómo cuidar su familia.

"A mí me han enseñado a cuidar a mi hija, como soy bien nerviosa, me han enseñado a controlarme. Me dijeron que debo controlar mis emociones, salir, respirar antes de reaccionar", manifiesta Thalía, mientras su pequeña corretea por la sala.

Esta joven tiene pensado continuar con el proyecto y seguir formándose, aunque tiene claro que le gustaría ser docente o trabajar con niños con discapacidad.

Thalía señala que si hubiese algún proyecto que le permitiese compaginar los estudios con el cuidado de su hija, "sería muy bueno".

Por lo menos, a través de esta segunda oportunidad, Thalía puede decir contenta que ha mejorado su futuro. (11/11/2017)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia