Así va la vida

Subastan el violín que alivió drama del Titanic

Hartley. Trató de calmar a la gente mientras se ahogaban.

Víctimas. Un sacerdote (de blanco) reza cerca de los cuerpos de algunas de las víctimas del Titanic, trasatlántico que se hundió en la madrugada del 15 de abril de 1912. Foto: EFE

Víctimas. Un sacerdote (de blanco) reza cerca de los cuerpos de algunas de las víctimas del Titanic, trasatlántico que se hundió en la madrugada del 15 de abril de 1912. Foto: EFE

La Razón (Edición Impresa) / AFP / Londres

00:00 / 27 de octubre de 2013

El “modesto” violín del director de orquesta del Titanic se subastó esta semana en Inglaterra por 900.000 libras ($us 1,45 millones), 101 años después del naufragio del buque llamado “insumergible”.

“Estamos encantados”, expresó Christine Aldridge, portavoz de la casa de subasta Henry Aldridge & Son (HA&S), quien precisó que la “venta se desarrolló en diez minutos” y que el precio final con comisión de la casa de subasta se establecía en “1.050.030 libras” ($us 1,7 millones).

La venta bate un nuevo récord para un objeto del Titanic. El anterior lo estableció un mapa del buque de casi diez metros de largo que se usó durante la investigación posterior al naufragio de 1912 y que se vendió, hace dos años, por 220.000 libras ($us 355.000). Valorado en entre 200.000 y 300.000 libras ($us 325.137 a 488.257), este instrumento “modesto, de origen alemán y de fábrica” es “probablemente de la escuela de Berlín o Dresde. Data de 1880 y posteriormente se le agregó la marca Giovan Paolo Maggini Brescia”, según la casa de subastas.

“Su estado refleja su agitada vida, con señales de restauración y grandes fisuras en el cuerpo del violín”, agrega HA&S. Solo le quedan dos cuerdas.

Han sido necesarios siete años para certificar el origen de este violín, que milagrosamente sobrevivió al drama, explicó Andrew Aldridge, de la casa de subastas. El violín perteneció a Wallace Hartley, director de la pequeña banda musical del Titanic que tocó hasta que se hundió el barco en el Atlántico en abril de 1912 y los músicos con él.

Determinación. En esos momentos dramáticos Hartley decidió tocar el himno Más cerca de ti, Dios mío en un intento de calmar a los desesperados pasajeros que trataban de subirse a los escasos botes salvavidas, según contaron los supervivientes.

Los ocho músicos murieron y los restos de Wallace Hartley permanecieron diez días en el agua antes de ser recuperados. “El violín estaba en un bolso de piel” que colgaba del cuerpo del director de la orquesta, contó Andrew Aldridge.

Poco después de la tragedia, la madre de Wallace Hartley declaró a la prensa: “Sabía que moriría abrazado a su violín. Estaba apasionadamente apegado a este instrumento”. El violín, regalo de su novia, Maria Robinson, tenía una pequeña placa de plata con la inscripción todavía visible: “Para Wallys, con motivo de nuestro compromiso. Maria”.

Los expertos que examinaron el instrumento concluyeron que el “deterioro y el óxido” del violín “se debe a la inmersión en el agua salada”, según Andrew Aldridge.

Tras recuperar el precioso instrumento, las autoridades canadienses se lo enviaron a Maria Robinson. Cuando falleció en 1939, cayó en manos del Ejército de Salvación. En una carta fechada a principios de los años 40, una profesora de música de la organización escribió: “Es casi imposible tocar a causa, seguro, de su agitada vida”. Luego, el instrumento cayó en manos de una familia que lo guardó en el desván.“

Tiene una historia humana increíble”, comentó Andrew Aldridge. “Wallace Hartley es una de las personas más importantes” de la historia del Titanic, por su “valentía prodigiosa”, adujo. El violín fue expuesto en dos museos estadounidenses, en el Titanic Branson, en Missouri, y el Titanic Pigeon Forge, en Tennessee, donde más de 315.000 personas lo han visto. Después estuvo en el museo norirlandés “Titanic Belfast”, no lejos del lugar donde se construyó el buque.

Historia. Titanic naufragó en las aguas glaciales del Atlántico Norte en su viaje inaugural en la noche del 14 de abril de 1912 tras chocar con un iceberg. El trasatlántico zarpó rumbo a Estados Unidos desde el puerto de Southampton, sur de Inglaterra, el 10 de abril de 1915, cinco días antes del hundimiento del navío.

De las cerca de 2.200 personas a bordo, perdieron la vida más de 1.500. Para muchos, este naufragio fue símbolo de la arrogancia del hombre moderno castigada por la naturaleza, la segregación entre ricos, en primera clase, y los emigrantes y marineros, que dormían en las bodegas del barco e, incluso, para algunos fue preludio del declive del imperio británico.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia