Así va la vida

Trabajar de pie, la receta para no morir en una silla

Pasar las horas sentado en la oficina es una actividad que perjudica seriamente a la salud según estudios que ensalzan los beneficios de trabajar de pie para hacer frente al sedentarismo, una moda que se abre camino en EEUU pero que tampoco está exenta de riesgos.

La Razón (Edición impresa) / EFE / Los Ángeles (EEUU)

02:13 / 21 de diciembre de 2012

La obesidad, la diabetes, los problemas cardiacos o el cáncer se citan recurrentemente como las enfermedades a las que se expone el oficinista cuya vida sedentaria podría llevarle a la tumba antes de tiempo.

Según los estudios, la gente que pasa la mayor parte de su tiempo sentada tiene un 54% más de posibilidades de morir de un infarto, señala un estudio sobre el estilo de vida de más de 17 mil personas. “Dedicar unas pocas horas a la semana en el gimnasio no parece que reduzca ese riesgo significativamente”, se asegura.

Mientras el cuerpo quema 40% más de grasa mientras está erguido, las horas de pasividad muscular continuada ralentizan el metabolismo y reducen la producción de enzimas, al tiempo que exponen al organismo a niveles anormales de glucosa y colesterol.

Sin embargo, cambiar de postura por sí solo no es suficiente, se advierte. Aparte de la incomodidad de pasar muchas horas de pie, esto puede derivar en dolores musculares, enfermedades cardiovasculares, artritis, varices o complicaciones en el embarazo.  La respuesta, es algo intermedio. No hace falta estar de pie todo el día, basta con hacer pausas para estirar, moverse y, si es posible, diez minutos de ejercicio a media jornada.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia