Así va la vida

La ciencia improbable es para los internautas y lectores

Crónica. El libro de Barthélémy responde las preguntas más absurdas sobre la vida común

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Madrid

02:03 / 13 de diciembre de 2014

“Bajo la bata del investigador más sabio se oculta, a veces, un payaso en potencia”. Es lo que piensa Pierre Barthélémy, autor de un divertido y exitoso blog de crónicas de “ciencia improbable” que se compilan ahora en un libro en español.

Y es que las preguntas más tontas suelen exigir las respuestas más inteligentes, opina Barthélémy (1967), quien con esta premisa escribe desde 2011 su aclamado blog “Passeur de sciences”, que  superó los 20 millones de visitas y se ha convertido en uno de los lugares más visitados de la web del diario francés Le Monde.

“Popularizar la ciencia sin traicionarla” es el objetivo de Barthélémy, quien abrió el blog coincidiendo con su decisión de acometer un cambio radical de vida: dejar París por Cognac, un pueblo fortificado situado en el curso del río Charente.

Allí vive con su esposa y sus cuatro hijos, y desde allí trabaja como periodista independiente para varios medios, incluido Le Monde, donde inició su carrera en 1990 y fue director del departamento de ciencia y fundador del suplemento Planète.

Grandes dosis de humor y rigor componen la fórmula de éxito de su blog, que en 2013 obtuvo el Premio Le goût des sciences otorgado por el Ministerio francés de Investigación y Educación Superior.

Por qué la tostada cae casi siempre del lado de la mantequilla, cómo adelgazar delante del televisor o cómo parir sobre una centrifugadora son temas abordados en tres del medio centenar de textos de Barthélémy incluidos en Crónicas de ciencia improbable, editado por Blackie Books en cartoné con ilustraciones de Luis Paadín en la cubierta.

Aunque parezca “surrealista”, esos “enigmas” han sido estudiados científicamente porque “todas las preguntas, incluso las más estúpidas en apariencia, se pueden hacer” y ahí está, precisamente, la ciencia improbable para responderlas de forma inteligente, expone Barthélémy.

Y para distinguir esas investigaciones por muy absurdas o desconcertantes que parezcan están los Premios Ig Nobel, una parodia estadounidense del Premio Nobel que se entrega desde 1991. Entre los premiados este año había estudios sobre la capacidad de la piel de plátano para provocar un resbalón, sobre el peligro para la salud mental de tener un gato o sobre el uso de la panceta para cortar hemorragias nasales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia