Así va la vida

Las farmacias CVS de EEUU le dicen adiós al tabaco

Prevención. La acción busca dar ejemplo con una campaña

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Washington

02:18 / 05 de septiembre de 2014

En Estados Unidos se pueden recoger medicinas, vacunarse contra la gripe y comprar tabaco en el mismo establecimiento. Pero la cadena de farmacias y tiendas CVS quiere reemplazar las cajetillas por una campaña para dejar de fumar.

En los locales de la cadena en Washington, como en los 7.700 que tiene en todo el país, no quedaba el miércoles ni rastro de los paquetes de cigarrillos que antes estaban colocados estratégicamente junto al mostrador de pago. En su lugar, chicles de nicotina y otros productos para superar la adicción.

“Es que la imagen era muy irónica. Cajetillas de cigarrillos bajo el mismo techo y a pocos metros de donde hacen exámenes médicos y venden medicinas que en muchos casos son para aliviar o curar enfermedades relacionadas con el tabaquismo”, relató a EFE la mexicana Araceli Torres en uno de los CVS del centro de la capital.

La cadena, omnipresente en las calles del país, causó un gran impacto cuando anunció en febrero que “dejaría el tabaco” para ser consecuente con su objetivo de ganar espacio en el mercado del cuidado de la salud en los Estados Unidos.

La decisión de CVS, aplaudida de nuevo por Barack y Michelle Obama, incrementó la presión sobre competidores como Walmart y Walgreens para que sigan el ejemplo y dejen de vender tabaco en sus establecimientos.

En los letreros de esta cadena dice “CVS Pharmacy” pero lo que hay dentro de sus establecimientos es mucho más que una farmacia: material escolar, productos de limpieza, comida preparada, juguetes infantiles, revistas, higiene íntima, paraguas, cosmética, aperitivos y ropa de bebé.

Ventas. Por eso estos locales, aún libres de tabaco, siguen llenos de contradicciones: a pocos pasos de la máquina para medir la presión arterial se extienden pasillos enteros donde reina la grasa saturada en forma de calóricos dulces, enormes bolsas de patatas fritas y refrescos azucarados.  El concepto de farmacia estadounidense se parece muy poco a la imagen del negocio pequeño, familiar y restringido a la salud que existe en otros países.

Al contrario, las farmacias se encuentran en grandes espacios, suelen pertenecer a cadenas con miles de establecimientos o bien venden todo tipo de productos (como CVS) o son un departamento de una tienda o supermercado.

No en vano una de las primeras preguntas que asaltan al que acaba de mudarse a EEUU o está de visita en el país es ¿aquí no hay farmacias? En las calles no hay ni rastro de cruces griegas o de Malta verdes, ni Copas de Higía, ni mortero y pistilo, ni el símbolo de receta, ni varas de Esculapio ni la “A” roja gótica de las “Apotheke” alemanas, señalan.

Ninguno de estos símbolos tan reconocibles de los barrios europeos y latinoamericanos puede encontrarse en un país donde las farmacias acostumbran a estar dentro de grandes negocios donde se comercializa casi de todo.

“Para mí el colmo es que en los lugares donde vas por medicamentos vendan tabaco. Es como si en la farmacia de la esquina en cualquier ciudad de España uno se encontrara un Malboro junto al Ibuprofeno”, dijo a EFE el español Gonzalo Sánchez, sorprendido al ver la muda de piel de su CVS habitual en el barrio latino de la ciudad.

Enormes carteles con el mensaje “Dejémoslo juntos” recibirán desde ahora a los clientes de esta popular cadena farmacéutica. Los que se animen a dejarlo podrán solicitar ayuda en los establecimientos, sin pedir cita.  También podrán obtener gratis su “última cajetilla”: un paquete con consejos, pasatiempos, pegatinas y descuentos para hacer más llevadero el trago de decir adiós para siempre al cigarrillo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia