Así va la vida

Un bar ofrece oxígeno y aromaterapia en La Paz

La propuesta llegó  desde Perú. Al combinar técnicas de oxigenoterapia y aromaterapia, este bar se diferencia de los centros de oxigenación en que éstos son más destinados al campo medicinal

El oxígeno sale mezclado con el aroma del preparado por la mascarilla.

El oxígeno sale mezclado con el aroma del preparado por la mascarilla. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Mitsuko Shimose / La Paz

08:34 / 08 de agosto de 2017

Un bar en el que el principal producto para consumir es el oxígeno y donde se puede elegir diferentes aromas como canela, durazno, limón, menta y eucalipto es la propuesta que llegó a La Paz desde Perú hace un mes, de la mano de Eduardo Miranda.

Nada de alcohol ni de cocteles; este emprendimiento funciona gracias a un aparato especial —denominado bar de oxígeno— que mide 20 cm de ancho x 25 cm de alto y pesa 12 kg, característica que lo hace transportable. Con él se puede elegir un determinado aroma con el que quiere mezclar el oxígeno para respirar.

Esta técnica de oxigenación combinada con aromaterapia se creó en Japón hace unos 20 años y de ahí se ha difundido a varios lugares, especialmente a EEUU y a países de Europa. Luego pasó a México, por la alta polución que tiene su capital, y después ingresó a Chile y Perú, país de donde lo trajo Eduardo Miranda, incursionador de este negocio.

En su establecimiento, el cliente recibe una cánula y una mascarilla por la que se transportará el oxígeno, ya sea puro —sin combinación de otro aroma— o con la adición de una de las cinco fragancias a disposición: canela, durazno, limón, menta y eucalipto.

El oxígeno ingresa en el organismo mediante la respiración; pasa antes por los pulmones y después a las células, que son las responsables de transportar este elemento a la sangre que, cuando está limpio, la purifica.

  • Variedades. Esencias de durazno, limón, eucalipto y canela. Foto: Alejandra Rocabado

“El oxígeno que se respira con esta máquina tiene el 95% de pureza, a diferencia del aire que respiramos, que solo tiene hasta el 21% de oxígeno. El porcentaje restante está conformado por gases como el neón y otros, que completan el 100%”, explica Miranda.

La utilización de este equipo es recomendado por Miranda para todas las personas que deseen oxigenar su cuerpo, ya que es bueno para mejorar las funciones del cerebro y los pulmones, así como la circulación de la sangre.

Problemas como la falta de memoria, el estrés, el dolor de cabeza, la presión alta, las várices y la diabetes encuentran alivio gracias a este tratamiento, sin contar con que además ayuda a mejorar la piel y el cabello.

En este primer mes de la materialización de la iniciativa, Miranda recibió alrededor de 12 clientes —la mayoría por dolor de cabeza y cansancio— de los cuales hubo más nacionales. El éxito llegó contra toda predicción del emprendedor: él pensaba que su negocio iría a ser más conocido por extranjeros, a quienes tanta falta les hace el oxígeno a 3.600 metros de altura de la ciudad.

Las fragancias más requeridas hasta el momento son menta y limón, según indica, aunque aclara que también ha habido personas que han probado incluso los cuatro sabores de una sola vez.

Al combinar técnicas de oxigenoterapia y aromaterapia, este bar se diferencia de los centros de oxigenación en que éstos son más destinados al campo medicinal, por lo que sus ambientes son más parecidos a una clínica y los precios son menos accesibles.

Se distingue además de centros de aromaterapia porque éstos ofrecen al paciente esencias aceitosas puestas en ebullición para que el olor se desprenda, o bien, mediante varillas que al ser encendidas con fuego van dejando el aroma con el que fueron prensadas, pero no entran directamente al organismo, como lo hacen gracias al oxígeno transportado por la cánula.

El cliente puede tomar oxígeno por 10 minutos (Bs 14), 15 (Bs 20), 20 (Bs 28); y un máximo de media hora (Bs 40). Pasados los 30 minutos de oxigenación, el equipo se apaga automáticamente gracias a un sensor que controla el tiempo.

El bar de oxígeno está ubicado en la calle Sagárnaga, entre Murillo y Linares, en la planta baja de la Galería Gladys. Los horarios de atención —de lunes a viernes— son de 14.00 a 19.00 y de 09.00 a 13.00, los sábados. El equipo también puede ser transportado a pedido del cliente. (08/08/2017)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia