Así va la vida

El león que se enfrentó a los gladiadores aún sobrevive

Marruecos. Dicen que el felino del Atlas habita en un zoológico

La Razón (Edición Impresa) / EFE / Rabat

00:00 / 15 de julio de 2014

Se enfrentó a los gladiadores romanos y formó parte de colecciones privadas en las cortes de los sultanes. Ahora, el león del Atlas sobrevive en un zoológico próximo a Rabat. O eso dicen, porque, ¿existe o no este animal? Es lo que tratan de dilucidar los expertos, si el león de ese zoológico es el mismo que habitó las montañas del norte de África.

Símbolo de Marruecos e insignia de la selección nacional de fútbol, “Los leones del Atlas”, este felino de extensa melena, un peso que supera los 200 kilos y con unos 300 centímetros de largo, representa la fuerza, la majestuosidad, la protección y la dignidad del país.

Durante años, los investigadores mantuvieron que el león desapareció en 1920 a causa del progresivo deterioro de su hábitat, lo que le obligó a descender de las montañas en busca de presas y comenzar a alimentarse de las reses de los ganaderos. La persecución de los granjeros para salvar sus ganados y las cacerías organizadas durante la época colonial (1912-1956) hicieron que poco a poco el león del Atlas fuese extinguiéndose, aunque algunos sostienen que la última vez que se le vio fue en los cuarenta.

Varias décadas después, en la década de 1970, el león reapareció de forma sorprendente  cuando el primer Zoológico de Temara abrió sus puertas y el entorno del rey Hasán II ofreció al lugar una colección privada de felinos que había pertenecido a su padre,  Mohamed V.

Fue aproximadamente en ese mismo periodo cuando otros leones de esa colección fueron regalados a zoológicos en Reino Unido, Alemania o Estados Unidos, pero Salma Slimani, directora de gestión administrativa del nuevo zoo de Temara, asegura que se ha perdido su rastro.

En los setenta llegaron a Temara expertos del extranjero para comprobar la autenticidad de los leones del Atlas guardados en el zoo, comparándolos con la fisonomía clásica del felino, y certificaron entonces que se trataban de los originales. Sin embargo, la carencia de pruebas de ADN han continuado alimentando hasta hoy las dudas. Slimani destaca que se está realizando una investigación entre Marruecos y los museos nacionales de historia natural de Nueva York y París para comparar el ADN de los leones de Temara con los disecados que se encuentran en la capital francesa.

Hoy, el zoo cuenta con unos 40 felinos, frente a los 22 que tenían en 2012 y los veterinarios se han visto obligados a traer de Australia unos anticonceptivos para parar las reproducciones. Una cosa está clara, el león se siente a sus anchas, aunque sin posibilidad de regresar a su hábitat natural ya que no hay presas suficientes para que este animal, que come una media de siete kilos de carne diarios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia