Así va la vida

A los niños les falta más contacto con la calle

Un proyecto en Italia espera devolver estos espacios públicos

El País / Madrid

00:01 / 07 de enero de 2012

Los 12 años se podría situar el momento crítico. Cada niño es distinto, pero esta edad suele marcar un punto de inflexión. Se ven mayores para compartir actividades con sus padres y a éstos les da miedo dejarles demasiada libertad porque todavía los ven muy pequeños.

Es la entrada en la adolescencia, en la que creen que pueden hacer cualquier cosa tras años en los que les estaba vetado casi todo. La clave para los padres es encontrar el equilibrio, pero deberían haber empezado antes de ese momento. Porque muchos de los niños de hoy están sobreprotegidos.

Los padres perciben las calles como peligrosas, cada vez juegan menos niños en ellas sin supervisión de un adulto, cada vez es más raro que vayan al colegio solos, algo que hace unos años era frecuente. Los centros comerciales se han convertido en el refugio en el que dejan a sus hijos con tranquilidad, un universo cerrado y vigilado que parece fuera de riesgos. En parte se debe a unas ciudades hostiles, pensadas para los coches, poco amables para la infancia.

Los padres que verían natural una mayor libertad para sus niños, pueden llegar a pensar que algo hacen mal cuando los hijos de los demás están tan protegidos. Les sobreviene una culpa por darles una autonomía que en ocasiones es recomendable, según expertos consultados. Y entran en esta misma dinámica. El pedagogo italiano Francesco Tonucci se ha empeñado en devolver la ciudad a los niños con su proyecto La Città dei Bambini (La Ciudad de los Niños).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia