Así va la vida

La obsesión con los senos femeninos es ‘de fábrica’

Esta atracción humana se debe a un impulso evolutivo inconsciente

La Razón / W.V.

00:01 / 18 de octubre de 2012

Un estudio descubrió que la obsesión de los hombres con los senos de las mujeres se debe a un impulso inconsciente evolutivo y que este deseo no es aprendido, sino que viene “de fábrica”, informó el diario La Nación.

Una de las razones por las que los hombres heterosexuales se sienten atraídos por los senos femeninos es la oxitocina. Esta hormona, liberada durante la lactancia, promueve la conformación de un poderoso vínculo entre la madre y el recién nacido, y crea una unidad en la evolución de una relación entre dos amantes, señala el estudio.

Los hombres “somos los únicos mamíferos machos fascinados sexualmente con el pecho femenino, y las mujeres son también los únicos mamíferos hembras cuyos senos aumentan de tamaño en la pubertad, independientemente de que haya o no embarazo.

Además, también somos la única especie en la que existen caricias, masajes o estimulación oral por parte del hombre a la mujer durante las relaciones sexuales”, cita el informe.

Asimismo, hay que resaltar que las mujeres disfrutan que se les preste atención a esta parte de su cuerpo. Así se determinó en un estudio realizado en EEUU, en el que se analizaron a 153 mujeres que respondieron positivamente a la estimulación de mamas y se encontró que el 82% estaban más excitadas si sus pechos o pezones eran acariciados.

La oxitocina, junto a la estimulación de los pechos, y el pico de dopamina acompañante al placer de la relación, ayudaría a forjar una asociación entre los amantes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia