Así va la vida

Un síndrome africano sólo es mortal para los niños

Miles de menores han muerto por la epilepsia que se intensifica

El País / Madrid

01:33 / 27 de marzo de 2012

La enfermedad llamada síndrome del cabeceo (nodding syndrome en inglés) continúa siendo un misterio. Es un tipo de epilepsia que por ahora afecta exclusivamente a niños de 5 a 15 años en tres zonas de África oriental: Sudán del Sur, norte de Uganda y sur de Tanzania.

El cabeceo es sólo un síntoma de esta especie de epilepsia que se produce en la mayoría de los casos cuando los niños tienen frío o empiezan a comer. Pero las consecuencias van más allá. La enfermedad afecta al crecimiento y al desarrollo del cerebro. Los espasmos se hacen más incontrolables con la edad y acaban consumiéndolos hasta provocarles la muerte. Ésta llega antes si los niños, en uno de esos ataques, caen al agua o al fuego.

Aunque no hay cifras exactas, las investigaciones parecen confirmar la existencia de miles de afectados. El número de enfermos está creciendo en la región afectada.

La principal pista que siguen los investigadores se encuentra en una enfermedad común a las tres zonas donde se han dado casos del síndrome del cabeceo. Se trata de la oncocercosis o ceguera del río, una enfermedad parasitaria causada por un gusano llamado Onchocerca volvulus que es transmitido por varias especies de moscas negras.  Efectivamente, el gusano es habitual en Sudán del Sur, Uganda y Tanzania. Pero también lo es en países africanos, asiáticos y sudamericanos donde no existe el síndrome del cabeceo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia