Así va la vida

¿Es verdad que el huevo eleva el colesterol y engorda?

El Instituto Latinoamericano del Huevo identifica los cinco mitos más recurrentes sobre este alimento.

Un huevo contiene siete gramos de proteína.

Un huevo contiene siete gramos de proteína. Foto: Internet

La Razón (Edición Impresa) / Wilma Pérez / La Paz

12:22 / 14 de agosto de 2019

Por décadas, los huevos estuvieron en la lista de alimentos poco seguros para el consumo constante por su supuesto alto grado de colesterol y daño al corazón, pero estudios científicos anularon esos y otros mitos, como que engordan y son de difícil digestión.

“El huevo es un alimento que aporta muchísimos nutrientes esenciales para el organismo. Su aporte calórico es mínimo, mas su mala fama se debe al colesterol, pero debemos entender que el colesterol es fundamental para el organismo. La calidad de la grasa presente en el huevo es buena, porque no se compara con las saturadas”, afirmó Sandra Wages, nutricionista y directora del Instituto Latinoamericano del Huevo.

Agregó que el consumo de huevo no eleva el riesgo cardiovascular en personas sanas, porque aporta grasas insaturadas (sanas), vitaminas y antioxidantes que previenen la arterioesclerosis (cuando las arterias son invadidas por grasa, colesterol y otros).

La especialista llegó al país para dar una charla a sus colegas de Bolivia sobre las propiedades de este alimento y con ello desmitificar que puede causar daño al corazón u otros órganos. En ese trabajo identificó al menos cinco mitos más recurrentes y el primero fue el relacionado al colesterol.

El Instituto Latinoamericano del Huevo está conformado por nutricionistas especializados en este alimento y depende de los avicultores asociados de la región.

Wages mencionó que el segundo mito es que “engorda por ser rico en calorías” y aclaró, con base en los estudios de la institución, que un huevo mediano tiene 80 calorías, es decir, las mismas que un vaso grande de yogur natural.

Espere…

El tercer mito es que el alimento es difícil de digerir y puede provocar gases, a lo que la experta indicó que, en todo caso, se debe a los acompañamientos y formas de cocinarlo. Por lo que sugirió cocer bien la clara y no coagular la yema, para evitar la desnaturalización de las proteínas y la oxidación del colesterol, que derivan en una acción lenta de las lipasas (que contribuyen a la digestión de la grasa contenida en la yema).

El cuarto es que daña al hígado “por la grasa que posee”. Y el quinto, que es malo para embarazadas. El Instituto afirma que el alimento es considerado el segundo, después de la leche materna, con más proteínas, vitaminas, minerales y grasas saludables.

“Un huevo contiene siete gramos de proteína, que equivale a 30 gramos de pollo o carne de pescado o un vaso de leche, además de grasas no muy saturadas, similares al aceite de oliva”, dijo.

El presidente de la Asociación Nacional de Avicultores, Ricardo Alandia, indicó que pese a sus bondades, en Bolivia cada persona consume 175 huevos al año y en la región el promedio es de 280, una de las causas de que haya sobreproducción en el país, que tiene la segunda cifra más baja de consumo, después de Haití.

“Para incentivar la alimentación con este producto, estamos lanzando la campaña ocho huevos a la semana”, manifestó.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia