Sociedad

Las bailarinas del Gran Poder sufren acoso y toqueteos

Cholitas, chinas morenas y figuras de caporal que participaron en la entrada del Gran Poder el sábado denunciaron que sufrieron acoso y violencia verbal de espectadores varones. Una especialista señaló que piropos y  silbidos son formas de agresión.

Vestimenta. Un bloque de chinas morenas baila durante la entrada del Gran Poder, el sábado; las figuras son el principal blanco de violencia verbal, observó La Razón. Pedro Laguna

Vestimenta. Un bloque de chinas morenas baila durante la entrada del Gran Poder, el sábado; las figuras son el principal blanco de violencia verbal, observó La Razón. Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Miriam Chávez / La Paz

03:07 / 01 de junio de 2015

Cholitas, chinas morenas y figuras de caporal que participaron en la entrada del Gran Poder el sábado denunciaron que sufrieron acoso y violencia verbal de espectadores varones. Una especialista señaló que piropos y  silbidos son formas de agresión.

La Razón fue testigo de la violencia verbal ejercida por los varones la mañana del sábado, la que aumentó en intensidad durante la noche, cuando gran parte de los espectadores de la peregrinación en La Paz se había embriagado.

 Maricruz Ribera, esposa del alcalde de La Paz, Luis Revilla, llevaba un traje de china y fue uno de los blancos visibles.

A su paso por la avenida Buenos Aires en compañía de su pareja, comenzaron a llover los requiebros desde las graderías: “mamacita”, “belleza” , “cómo la mueves” y otros más groseros.

“Esa es mi cholita”, “te quiero para mí”, “una vueltita” o “mucha ropa”  fueron las frases dirigidas a  guías de las morenadas.

Piropos que según la periodista y activista de los derechos de las mujeres Patricia Flores son “una forma de agresión”.

“Personalmente no les hago caso, solamente sonrío para no quedar mal y sigo bailando”, dijo Wendy Contreras, de 22 años,  guía de la morenada Plana Mayor.

“Nos dicen tantas cosas que a veces ofenden, a veces lo dicen con educación, pero otras veces son atrevidos”, admitió por su parte María Elena L. (20 años), figura de la fraternidad Verdaderos Intocables del Gran Poder.

“Tenemos todo el derecho de vestirnos como deseémos, de lucir nuestra belleza. Eso no significa que estemos ahí para que nos agredan y abusen como si fuéramos objetos. A ellos (los hombres) nadie los agrede”, estén vestidos como estén, apuntó Flores.  

Toqueteos. Sin embargo, lo peor viene cuando cae la noche. Desde las 19.00 en adelante la fuerza pública desaparece y la cantidad de ebrios aumenta y se suceden peleas y riñas, aquí y allá.

Los padres de familia del bloque mujeres de  los caporales Estrellas del Gran Poder ante la hora de ingreso —02.00 del domingo— optaron por formar un cordón de seguridad a los costados, con sogas, para evitar los toqueteos.

“Nosotros estamos reguardando a nuestras hijas, porque las jóvenes están sufriendo acoso. En la calle Santa Cruz hubo muchas personas mareadas que les han querido ‘meter mano’, por eso es el cordón”, explicó Cary T.

Piropo, forma de violencia

La activista Patricia Flores recuerda que “el piropo es una forma de agresión y no un gesto de galantería”, a raíz de las frases  “ofensivas” dirigidas a bailarinas del Gran Poder.

   La especialista señala  que los requiebros, en general, son una expresión de la cultura machista de la sociedad boliviana.

“La colectividad, lamentablemente, no enseña a los hombres a respetar y a no agredir a las mujeres”.

Machismo. Su opinión es compartida por Jimmy Tejerina, director del  Centro de Investigación Social, Tecnología Apropiada y Capacitación (CISTAC). “Los hombres asumieron el derecho de acosarlas  solo porque están vestidas con minifaldas y maquilladas. Eso es producto del machismo”. Bailarinas  denunciaron que durante el trayecto recibieron piropos suaves y “subidos de tono”. “Los hombres olvidan que las mujeres somos personas y que merecemos respeto”, dijo una de ellas.

Hablan ellas

María Ch. ‘Depende del tono en el que lo dicen’

“La verdad no escucho los piropos o silbidos, estoy más  atenta al baile. En mi opinión, depende de cómo te lo dicen. Ayer, (sábado) el público más bien nos animaba; nos decía: ‘¡Cholitas simpáticas!, ¡más alegría!’”. María L. es guía de la morenada Verdaderos Rebeldes.

Laura Molina: ‘La gente formó un cordón de seguridad’

“Agradezco a la gente que nos ha acompañado todo el trayecto y ha formado este cordón de seguridad para evitar que nos falten al respeto o que pueda pasarnos algo. Yo personalmente soy indiferente al piropo,  no lo noto”. Laura danza en los caporales Estrella.

María Elena: ‘He sentido acoso, nos dicen tantas cosas(...)’

“Sí, he sentido acoso, sobre todo de las personas que pasan. Sería bueno que no dejen pasar gente cuando bailamos (...). Nos dicen tantas cosas que ofenden, a veces son atrevidos”. María Elena es figura de la morenada Intocable.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia