Sociedad

El 95% de los niños tienen caries que pueden causar males crónicos

El consumo de comida chatarra y gaseosas son las principales causas para el daño o pérdida de dientes. La falta de curación causa problemas en riñones, corazón y huesos

La Razón / Wilma Pérez - La Paz

00:00 / 20 de octubre de 2013

Alcira es una niña de ocho años que abrió la boca por primera vez para que un dentista verifique si sus dientes están careados. Al igual que ella, el 95% de los escolares tienen caries que con el tiempo podrían derivar en insuficiencia renal o males cardiacos.

Representantes del Ministerio de Salud, del Colegio de Odontólogos de Bolivia, un odontopediatra y una nutricionista afirmaron a La Razón que el hábito de consumir azúcar y grasas en exceso (gaseosas, dulces y frituras) provoca las caries.

Jorge Careaga, odontopediatra especializado en ortodoncia y rehabilitación oral, explicó que las causas del aumento de las caries se deben al consumo de gaseosas, comida rápida y el poco hábito de higiene dental.

“Debido a un mayor consumo de comida chatarra y gaseosas, productos que aumentan el nivel de azúcar en el organismo y deterioran las piezas dentarias a edad temprana, la incidencia de caries en el país es muy alta, el 95% de los niños (de 6 a 14 años) están afectados. Si no se atienden adecuadamente estas infecciones bucales, a la larga pueden derivar en enfermedades crónicas”, dijo.

La vicepresidenta del Colegio de Odontólogos de Bolivia, Dannym Carvajal, explicó que las caries se presentan cuando al niño se le permite exceder el consumo de azúcar y no se cepilla los dientes cada vez que ingiere golosinas. El avance de la enfermedad en las piezas dentales sin una intervención profesional  puede afectar a otros órganos.Infección. “Cuando las caries no reciben un tratamiento adecuado pueden producir problemas en los huesos, en el corazón, también afectan al riñón, las amígdalas y ganglios”, indicó Carvajal.

La caries dental es causada por bacterias que están presentes en la placa. La bacteria extrae los azúcares de las partículas de alimentos y los convierte en ácido láctico, que se almacena en los dientes hasta provocar el deterioro de las piezas.

El odontopediatra Careaga coincidió con Carvajal y manifestó que los órganos más afectados por las caries son los huesos, el hígado, los riñones y el corazón.

“El tener procesos infecciosos en la cavidad bucal genera pozos sépticos a distancia, es decir, el paciente deglute con la saliva las bacterias que se generan por las caries y éstas llegan a la sangre. Ya en el torrente sanguíneo pueden ingresar a los riñones causando la insuficiencia renal, la artritis en los huesos, además de registrarse lesiones cardiacas en el corazón”. dijo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 60 y 90% de la población escolar tiene caries.  Esta anomalía dental es para la organización un problema de salud pública, por ser una de las patologías bucales de mayor prevalencia.

En Bolivia no existe un estudio nacional sobre la incidencia de la caries en la población escolar, pero según datos de las consultas en establecimientos públicos y privados, además del Programa de Salud Oral del Ministerio del área, aumentó el número de casos por el cambio de hábitos alimenticios. La enfermedad es una de las causas para la pérdida de piezas dentales y afecta al masticado de los alimentos y la digestión.Realidad. La pequeña Alcira, vecina de la zona periurbana de Tahuantinsuyo de El Alto, se benefició con la atención médica gratuita que otorga el Programa Nacional de Salud Oral. Alexandra Cossío, responsable de la unidad, dijo que desde enero de este año los consultorios móviles dentales se desplazan por municipios rurales y zonas periurbanas del país.

Explicó que en el recorrido, los brigadistas constataron que las caries afectan más a niños de áreas urbanas y periféricas de las ciudades o comunidades, donde el comercio y la comida rápida son habituales. También detectaron casos que no presentaban muelas ni dientes dañados.

“Encontramos a niños que tenían como mínimo cuatro picaduras, otros ya no presentaban dientes. Todos viven en lugares donde el consumo de dulces, comida grasosa y refresco es frecuente. Pero, en comunidades donde la alimentación se basa en cereales y verduras, las caries eran escasas o no había nada”, aseveró.

La nutricionista Alcira Contreras informó que el cuidado de los dientes se debe realizar desde la infancia, mediante el consumo de alimentos ricos en proteínas, vitaminas, calcio y fluor.

“Con la ingesta de leche, por lo menos dos vasos al día; verduras verdes, como el apio y perejil, en las comidas; además de fruta y cereales, protegerán los dientes y evitarán las picaduras”, aseveró.

Afecciones bucales frecuentes

Según la OMS, las enfermedades bucodentales más comunes son la caries dental y las periodontopatías. Entre el 60 y 90% de los escolares tienen caries dental. En el caso de las enfermedades periodontales graves, que pueden desembocar en la pérdida de dientes, la afección está entre el 5% y   el 20%.

Buena alimentación e higiene impiden deterioro de los dientes

El agua elimina las toxinas de la boca y favorece a la hidratación de las encías

Los vegetales verdes, lácteos, frutas frescas, té verde, cereales, entre otros, y una buena higiene bucal ayudan a tener dientes sanos y saludables, informó la nutricionista Alcira Contreras.

La experta en alimentación dijo que cada alimento recomendado cumple una función específica en el fortalecimiento de la placa dental (ver infografía). “La nutrición juega un rol importante para la preservación de los dientes y Bolivia tiene los productos necesarios para que la población tenga buenos hábitos alimenticios”.

Contreras detalló que al ser el queso rico en calcio y fósforo, los minerales ayudan a balancear el pH (potencial de hidrógeno, parámetro usado para medir el grado de acidez de las sustancias), reconstruyen el esmalte dental y estimulan la producción de saliva.

La manzana ayuda a disminuir las caries porque tiene antioxidantes que ejercen la función antibacteriana. El kiwi es importante para mantener el colágeno en las encías y evita la enfermedad periodontal (infección severa dental que deriva en la perdida de piezas) a través de la vitamina C.

Sobre las verduras, la cebolla verde tiene sustancias antibacterianas que evitan que se produzca una infección dentro de la cavidad bucal. El apio ayuda a limpiar los dientes y estimula la producción de saliva. El perejil tiene la virtud de neutralizar el mal aliento.

Respecto a los líquidos, Contreras explicó que el agua es el mejor hidratante, además elimina las toxinas y favorece la hidratación de las encías. El té verde mata las bacterias que se producen por el azúcar. Respecto a los cereales, las semillas de ajonjolí son una fuente rica de calcio y permiten mantener el hueso y las encías sanas porque eliminan las bacterias y reconstruyen el esmalte.

Respecto a la higiene dental, el odontólogo pediatra Jorge Careaga informó que el cepillado de dientes, al menos tres veces al día, evita que se formen microorganismos; este hábito debe ser inculcado en el niño desde pequeño.  

“Cuando se trata de un bebé, los padres deben limpiar con una gasa las encías después de que toma el biberón. A partir del brote de los dientes, deben seleccionar un cepillo dental con filamentos suaves para una limpieza eficaz luego de las comidas”.

El especialista recomendó fluorizar los dientes una vez al año para evitar el daño que causa el consumo de golosinas.

El ingesta de azúcar no debe sobrepasar el 10% de las calorías diarias. Si el requerimiento diario de un niño es 1.000, 100 deben provenir del azúcar.

Por ejemplo una Coca-Cola personal tiene 300 calorías y un chicle, 10 calorías.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia