Sociedad

En el cementerio de Iroco perviven las tradiciones

En el camposanto central de Oruro las personas sólo ingresaron con flores.

Ofrenda. Una doliente entrega masitas a los rezadores, en Oruro. Foto: Juan Mejía

Ofrenda. Una doliente entrega masitas a los rezadores, en Oruro. Foto: Juan Mejía

La Razón (Edición Impresa) / Juan Mejía

01:26 / 03 de noviembre de 2012

En el camposanto de Iroco, ubicado al sur de la ciudad de Oruro, la fiesta de Todos Santos se celebró según las costumbres de antaño. Lo que no sucedió en el Cementerio General, por las restricciones, pues sólo se permitió el ingreso con flores.

El panteón de Iroco se llenó ayer de dolientes, quienes portando masitas, t’antawawas, caña de azúcar, tostado de maíz, vino, cerveza, chicha guarapo, flores y otras golosinas, armaron los altares para que niños y personas mayores eleven oraciones.

“Cada año siempre es así, aquí  mantenemos las costumbres, hacemos rezar a nuestros muertos en la misma tumba, donde están enterrados. Ahí ponemos las ofrendas y las bebidas, sólo que ahora ha aumentado la venta de alcohol, pero nadie controla eso”, comentó Adán Quispe.

En todo el camposanto se unieron las voces para rezar el padre nuestro y las canciones como “campanitas de Belén tóquense con alegría, cuando pasa Jesucristo todos cantan alabado…”, y resonó el toque quejumbroso de un silencio ejecutado por un trompetista que se funde con el murmullo de los visitantes.

Fuera del cementerio se instalaron carpas para vender guarapo, chicha y cerveza en cajas.

En el Cementerio General de la ciudad, el ingreso al panteón fue controlado por la Policía y la Guardia Municipal para impedir la entrada con comida y alcohol.

En el valle, se  despidió a las almas fuera del panteón

A las 07.00, el Arzobispo ofreció una misa para todos los difuntos

Angélica Melgarejo

Las prohibiciones ediles en Cochabamba no impidieron que la población despida a las almas con bebidas alcohólicas y música. Los dolientes alquilaron carpas fuera del Cementerio General, ahí hicieron rezar y en retribución entregaron vasos de chicha, comida y masas.La restricción municipal de ingresar con bebidas alcohólicas, además de naranjas y piñas (con alcohol), disminuyó la afluencia de la gente al panteón, en relación con el año pasado.

A las 07.00, el arzobispo de Cochabamba, monseñor Tito Solari, celebró una misa para los difuntos, después la Alcaldía ofreció un desayuno a los niños que limpian y rezan ahí.

La necrópolis de Sucre recibió a 190 mil visitantes

En los tres días de fiesta la gente recibió información histórica.

ABI

Durante la celebración de Todos Santos (tres días), el Cementerio General de Sucre recibió 190 mil visitantes, informó el administrador del Horno Crematorio, Leonardo Soria.

“La celebración empieza el 31 de octubre, día en que se conmemora a las niñas y niños o angelitos, mientras que el 1 y 2 de noviembre son para los adultos. Entonces, el promedio por los tres días es de 190 mil personas”, precisó.

Soria además dijo que en coordinación con la Administración General y la Dirección de Comunicación del municipio se distribuyó material sobre el cementerio. Ayer se levantó la mesa o kanchaku preparada dentro de la necrópolis.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia