Sociedad

De ‘champas’ para pesebres a los adornos importados

De los líquenes y el aserrín teñidos se pasó a la venta de adornos para árboles. La Razón comparte el testimonio de Sofía Fernández, testigo de estos cambios

Feriante. Sofía Fernández delante de su puesto ferial de adornos navideños en el Parque de los Monos.

Feriante. Sofía Fernández delante de su puesto ferial de adornos navideños en el Parque de los Monos. Foto: Nicolás Quinteros

La Razón / Ricardo Aguilar / La Paz

02:01 / 17 de diciembre de 2011

A los seis años, Sofía Fernández, solía vender “champas” para los pesebres cerca de la Terminal de Buses de La Paz. Ahora vende adornos navideños importados en el campo ferial del exzoológico del centro paceño. La feria de artículos de decoración navideña se encontraba, al final de los años 60, al lado de la terminal y frente al arsenal de las instalaciones de la Escuela Naval, recuerda con nostalgia.

“A mis seis años comencé vendiendo ‘champitas’ (hierbas y pasto seco). Mi tía me enseñó. En la bajada del arsenal ofrecíamos los productos. Ahora en ese lugar está la parada del transporte libre, esto fue en el año 1967 ó 1968”, calcula.Sofía tenía su puesto de “champas” y aserrín teñidos. Hoy posee toda clase de luces y adornos importados. Su puesto se encuentra en el campo ferial y mientras espera clientes, toma té junto a otra comerciante de su época, que vendía decoraciones navideñas hechas a mano. La señora Marta Cabana.

“Cómo ha pasado el tiempo, ¿no?”, dice la primera mirando a su compañera. El pasto venía de los Yungas y de Quime”, recuerda. “En cambio el aserrín, con mis amigas íbamos a los talleres de carpintería para que nos regalen, juntábamos y lo teñíamos. Recogíamos bastante anunch’api (vegetal abundante de las serranías de La Paz, conocido también como Amor Seco) por Llojeta, lo sacudíamos y lo raspábamos. Después recogíamos plastoformos de la Eloy Salmón y con latas de sardina lo raspábamos para mezclarlo con el anuch’api y la carpicola (pegamento), todo lo poníamos a secar. Eso vendíamos para poner pasto nevado en los pesebres navideños”, detalla.

Al consultarle si se sigue usando esa “nieve” responde que no, “qué pues... Todo era diferente, por ejemplo antes vendíamos todo”, dice. Cuenta, en tono de reclamo, que la venta era sólo hasta el 20 de diciembre, porque siempre agotaban su mercadería días antes de la Navidad. “(Después) Cuando nos trasladamos a San Francisco, el 24 de diciembre lo terminábamos todo. En cambio, ahora nos quedamos con muchas cosas que no podemos vender, aunque otras veces va bien no más”, se consuela.

Entre sorbo y sorbo de té, Sofía y María recuerdan que cuando estaban frente a la iglesia franciscana, al terminar de vender —después de la misa de la noche, que atraía a sus clientes— jugaban fútbol. Hacen un comentario en aymara, que las hace estallar en risa.

Al preguntarle a Sofía qué cosas más se comercia en otras épocas del año, contesta: “De feria en feria voy, la de Navidad, la de Pascua, la de Alasitas y así nos ganamos el pan con mi familia”.

María también vende adornos. En sus primeros años, frente al arsenal, ofrecía artículos para decorar, pero eran muy distintos a los de hoy. “Desde mis 10 años puro vendo adornos. Los hacíamos con cartulina y papel lustroso, colando con carpicola, rayábamos con puntabola, doblábamos en forma de estrella y luna. La corona hacíamos con la paja de escoba. No había estas cosas de plástico ni luces. Ahora se ha refinado”, dice.

La alusión al “refinamiento” las saca de la nostalgia y les devuelve el buen humor, aunque constantemente retornan a su añoranza del atrio de la San Francisco.   

Realizan Telemaratón y teleradiotón por los niños                     

La campaña “Por la sonrisa del niño alteño” comenzó su telemaratón en la Plaza Mayor. Asimismo, Fides inició su teleradiotón que durará tres días. La telemaratón, destinada a los niños alteños, se inició con una misa celebrada por el padre Sebastián Obermayer y continuó con grupos musicales como Llajtaymanta, Veneno, Deszaire, Jacha Jahuira, el comediante Pocholo y otros. El evento fue transmitido ininterrumpidamente durante más de 11 horas consecutivas, invitando a la gente a realizar donaciones.

La entrega de juguetes en El Alto será el viernes 23 en las zonas de San Roque, Senkata, Subalcaldía del Distrito 5 y Alto Chijini.

La teleradiotón de Fides, que dará regalos a los niños paceños, se prolongará por dos días más de transmisión, aspira a recaudar Bs 220 mil , según Edelweiss Murillo, encargada de prensa, quien añadió que se lleva a cabo a través de las cuatro radios del grupo Fides: Fides (101.3), Láser 98, Mar (95.4) y Top Plus (96.5).

Además, Murillo dijo que, hasta ayer, se había recaudado un total de Bs 400 mil para juguetes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia