Sociedad

Dos deslizamientos siegan la vida de 4 personas; hay 11 desaparecidos

En Chullpa K’asa Chico (Cochabamba) un cerro se deslizó y dejó al menos 15 viviendas destruidas. En Guanay (al norte de La Paz) cayó otro cerro y dejó 29 casas afectadas.

La Razón (Edición Impresa) / Guadalupe Tapia, Angélica Melgarejo / La Paz, Cochabamba

01:35 / 10 de febrero de 2014

Las lluvias no dan tregua. El fin de semana, dos caídas de cerro, en La Paz y Cochabamba, segaron la vida de cuatro personas, dejaron al menos 11 desaparecidos y 44 viviendas destruidas. El Gobierno reportó ayer 46.856 familias damnificadas por las lluvias en todo el país.

El primer hecho se produjo a las 19.00 del sábado, en la comunidad de Chullpa K’asa Chico —del municipio cochabambino de Morochata, provincia Ayopaya—, donde el deslizamiento causó la muerte de tres personas y 11 quedaron desaparecidas, informó ayer Cinthia Vargas, responsable de la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación.

Se presume que las intensas lluvias remojaron el terreno, por lo que una masa de tierra cubrió parte de  la población con un promontorio  de 12 a 15 metros de altura. Cinco viviendas quedaron totalmente cubiertas y todavía no se conoce con precisión cuántas más fueron afectadas. Inicialmente se reportó 15.

El sitio, que está ubicado a 70 kilómetros de distancia de la ciudad de Cochabamba, está incomunicado. Personeros de la Secretaría de la Madre Tierra y la Unidad de Gestión de Riesgos ingresaron al lugar con voluntarios del Grupo SAR para realizar las labores de rescate.  

Los cuerpos que fueron hallados corresponden a una persona de sexo femenino, otra de sexo masculino y un menor de unos ocho años, quienes fueron sacados de la mazamorra ante la mirada de impotencia de los  pobladores. Nadie fue identificado.  

“Se evacuó a 16 familias, las cuales fueron llevadas a la escuela de la comunidad para pasar la noche. El trabajo de búsqueda de cuerpos es complicado porque el cerro continúa deslizándose”, declaró Vargas.  

Hasta el cierre de esta edición, las tareas de rescate se habían paralizado por el riesgo latente en la zona y sólo policías se quedaron en el lugar resguardando que nadie intente realizar una búsqueda.

El alcalde de Morochata, Juan Vegamonte, describió que la comunidad ha desaparecido. “No es factible vivir aquí. Muchas personas se han quedado sin nada. Entonces queremos pedir ayuda para la reconstrucción. También han muerto vacas, ovejas, caballos, chanchos, todos los animales que criaban”, declaró acongojado el burgomaestre.  

El segundo deslizamiento de magnitud se presentó en la región de Guanay, donde cayó el cerro Coronel. El periodista de radio Larecaja, Marco Montoya, informó que el hecho se produjo a las 04.00 y afectó a tres zonas. “En Alto Guanay quedaron afectadas 16 casas, en Bella Vista, ocho, y en San Juan de Duranytaya, cinco. En este último barrio se produjo el fallecimiento de una niña de un año”, aseguró Montoya.  

El deceso se habría producido porque los padres de la infante priorizaron el rescate de sus pertenencias, tras un primer deslizamiento, sin percatarse que otro se avecinaba.

El gobernador de La Paz, César Cocarico, indicó que se trabaja en la reconstrucción de Guanay, sin embargo, remarcó que comenzaron a sentirse problemas en las regiones de Palos Blancos y Alto Beni. “En las próximas horas volveremos a San Buenaventura para seguir auxiliando a la gente que está en riesgo hasta de perder la vida. También hemos podido registrar la falta de alimentos en Esperanza del Madidi y San José de Uchupiamonas”, apuntó Cocarico.

Desde el inicio de la temporada de lluvias, Cochabamba, La Paz y Beni son los departamentos que sufren mayor afectación por las lluvias.

El ministro de Defensa, Rubén Saavedra, precisó que hasta ayer se reportaron 46.856 familias damnificadas en el país, las cuales están recibiendo ayuda humanitaria, alimentos, medicamentos y otros a través de Defensa Civil.

“Los municipios que han sido afectados por las lluvias llegan a 118, es un número que está creciendo cada día. También se ha reportado la muerte de 40 personas, la última víctima, una niña, en la localidad de Guanay”, detalló la autoridad.

A su turno, el presidente Evo Morales expresó su solidaridad con las familias de los fallecidos en la localidad de Chullpa K'asa y reflexionó a las personas salvar primero la vida y dejar los bienes materiales.

“Expresar toda nuestra solidaridad, esta madrugada ha habido un deslizamiento en la localidad de Chullpa K'asa, en el municipio de Morochata (...). A las personas decirles que no arriesguen la vida salvando la casa, el sembradío, porque si la riada se lleva eso vamos a construirlas, pero la vida no se va a poder construir, ni reparar”, sostuvo el Mandatario en su discurso en la sesión de honor de la Asamblea Departamental y del Concejo Municipal de Oruro.

Caen otros cerros en el  norte

  • Problemas

Debido a las intensas lluvias de los últimos días, se deslizó el Cerro de Norma que afectó a siete viviendas de Villa Unión Rosario y Milicuni en Guanay, reportó el periodista de radio Larecaja, Marco Montoya. “También se deslizó el cerro que está cerca de la pista de aterrizaje de Teoponte y afectó a otras tres viviendas. Además, en el trayecto Caranavi-Guanay se cayó la plataforma en el sector del Mercado Campesino. Por ese hecho, dos buses se hundieron y ocho personas resultaron heridas”, detalló. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia