Sociedad

El diagnóstico congénito es la meta para tratar el Chagas

El diagnóstico congénito del Chagas en menores y adultos y su tratamiento inmediato son dos tareas en las que el sistema de salud del país debe incidir para erradicar la enfermedad.

Gráfico: La Razón,

Gráfico: La Razón,

La Razón (Edición impresa) / Angélica Melgarejo / Cochabamba

02:54 / 22 de abril de 2013

El diagnóstico congénito del Chagas en menores y adultos y su tratamiento inmediato son dos tareas en las que el sistema de salud del país debe incidir para erradicar la enfermedad, según el director del Programa Nacional de Chagas, Max Enríquez.

Para cumplir estas metas es necesario trabajar de forma aunada entre todas las instituciones preocupadas por erradicar el mal, agregó a La Razón el funcionario.

Según Enríquez, “el diagnóstico congénito en menores de 15 años y ahora en adultos crónicos es una tarea que se realiza, pero no en todos los centros de salud. El acceso al diagnóstico en los nosocomios de primer nivel es necesario y también se debe contar con un médico general dispuesto a involucrar a la sociedad para que exija las pruebas serológica y el PCR (prueba para adultos con Chagas crónico)”, explicó.

Esa es la primera conclusión de la Semana del Chagas, un evento que reunió en Cochabamba a las instituciones nacionales e internacionales y los profesionales preocupados por el tratamiento de la enfermedad “olvidada”.

La segunda tarea pendiente se refiere a que todo paciente diagnosticado debe ser tratado. “Cada persona enferma merece tratamiento y debemos darle el adecuado”, indicaron en el encuentro donde se evaluaron los esfuerzos por erradicar el mal.

El Benznidazol es el único medicamento para tratar el Chagas, pero su fabricación fue discontinuada por el laboratorio francés que tenía la patente. Ahora una empresa estatal brasileña produce el fármaco, pero no cubre la demanda internacional de las naciones que tienen el mal.

En el país se desarrolla una alternativa a esta única medicina, que por el costo y por la poca elaboración no está al alcance de todos los pacientes.  

Se trata de la molécula E1224, de origen japonés, que podría ser más accesible en precio y con menos toxicidad. Al igual que esta iniciativa, se requieren de otras, “solos no podemos”, dijo Enríquez al explicar que se requiere aunar esfuerzos para que en el futuro se realicen “mejores estudios, fármacos con menos reacciones adversas y que faciliten la adherencia”.

Además de la detección y el tratamiento, los expertos que asistieron al evento coincidieron en la necesidad del control y de realizar el seguimiento a todos los pacientes tratados para verificar si el medicamento funciona.

Adicionalmente, se debe trabajar en la eliminación el vector (vinchuca) en las casas, porque de nada sirve curar al paciente si éste vuelve al lugar infectado.

“Si controlamos el vector en la vivienda, vamos a poder exigir el diagnóstico y tratamiento”, aseguraron en las conclusiones.

La comunidad en su conjunto debe cooperar en esta tarea, por el momento se trabaja en la implementación de un nuevo método de control del vector. Se trata de un procedimiento que, con la  ayuda de un software, celulares y GPS, podrá detectar a las vinchucas para posteriormente eliminarlas.

En mayo comenzará este programa en Cochabamba que permitirá a la gente alertar sobre la presencia del insecto que provoca la infección que puede pasar de generación en generación.

Vinchucas resistentes

“La vinchuca ya no muere con los insecticidas”, fue la alerta que dio la presidenta de la Fundación Corazón Unido por el Chagas, Verónica Rodríguez.

La activista explicó que en la actualidad los técnicos deben recorrer casa por casa para hallar a las vinchucas; además de ser una tarea morosa, los insectos no mueren.

“Muchas familias tienen Chagas porque las vinchucas  se han vuelto resistentes al químico. Ya no mueren todas”, manifestó.

Relató que hace varios años se fumigó en la zona 1º de Mayo, al sur de la ciudad de Cochabamba, pero en el último control que se realizó, hace tres meses, se evidenció la existencia del insecto en las viviendas de la zona.

Rodríguez denunció que los técnicos del programa no van a todas las casas, sólo a algunas. “Los del Programa Nacional de Chagas, en Cochabamba, dicen que hacen el control, pero no van a todas las viviendas para verificar. Deben poner mas interés en su trabajo”, dijo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia