Sociedad

Una familia francesa recorre Sudamérica en casa rodante

Viaje. Pasaron por Bolivia el 30 de diciembre y volverán en abril

En El Alto. Magali, Mathis y Damien con el recorrido de su viaje.

En El Alto. Magali, Mathis y Damien con el recorrido de su viaje.

La Razón / Édgar Toro / La Paz

02:33 / 06 de enero de 2012

Damien (37), Magali (33) y su hijo Mathis (dos años y medio), una familia de franceses, son los “Bob Trotteurs” (Bob viajeros) que recorren Sudamérica en una casa rodante. Pasaron por Bolivia el 30 de diciembre y completarán su travesía en un año. En julio de 2011 partieron del pueblo de Ranquet, al sur de Francia, y tienen programado volver a su país en julio de este año. Primero, viajaron un mes por mar al embarcar el carro rodante en barco hasta Buenos Aires, Argentina, y luego lo hicieron cinco meses por tierra.

En agosto y desde Buenos Aires, el “Bob Camión” comenzó a rodar por las rutas de Iguazú, Costa Sur, Florianópolis, ciudades de Brasil; para luego pasar por Uruguay y Paraguay. Volvieron por Buenos Aires y nuevamente emprendieron viaje a Chile.  Desde este país retornaron a Argentina para luego ingresar a Bolivia por Villazón. Estuvieron en Tarija, Sucre, Potosí, Oruro y la noche del 30 de diciembre arribaron a la ciudad de El Alto.

Se quedaron un día en Ciudad Satélite, en la casa de Dominique Picard, una francesa que radica en Bolivia junto a su esposo Aureliano Turpo Choquehuanca, un antropólogo boliviano.  A estos amigos los conocieron a través de las redes sociales como a muchos de otros países que están siguiendo la travesía de la pareja francesa junto a su bebé de dos años y medio.

Meta. “Nuestro único objetivo del viaje es que queremos conocer nuevas culturas, la gente, la naturaleza y los paisajes de Sudamérica”, comenta Damien, quien es cantautor, músico y educador con especialidad en niños y jóvenes con capacidades diferentes.

“Para nosotros la tierra es como una casa grande y cualquier país del mundo es como un cuarto de esa casa...”,  hace una comparación metafórica Magali, la valiente mujer, compañera de la aventura, quien es maestra de educación primaria en su país.

El niño Mathis se ha convertido en la atracción del viaje, porque en muchas ciudades de los países que ya visitaron es el “bombón” que todos quieren alzar, besar y jugar. Tiene el cabello rubio brillante, ojos azules como el cielo y una sonrisa picarona que se gana el cariño de todos. Los padres comentan que partió de Francia cuando tenía dos años, ahora con los seis meses de viaje ya tiene dos años y medio, y va creciendo en cada lugar y nación que visita. “Ésta es una experiencia inolvidable, por eso al llegar a Francia escribiremos un libro sobre nuestra aventura”, es el deseo de la joven pareja.

El 31 de diciembre, cerca del mediodía, continuaron viaje desde El Alto hasta el lago Titicaca para ingresar al Perú por la ruta de Copacabana. “Vamos a pasar por varias ciudades del Perú hasta llegar a Lima”, explicó Damien.

Ruta. De Lima se dirigirán a Quito, Ecuador, para luego seguir largo viaje hasta ingresar a Colombia. Hasta ahí calculan llegar en dos meses de viaje, para luego volver por la misma ruta hasta Bolivia. El retorno al país será en cuatro meses, es decir, en abril. “No podemos perdernos visitar la maravilla del Salar de Uyuni, Nor y Sud Lípez, es por eso que volveremos”, es el sueño de los franceses.

Desde Bolivia volverán a Buenos Aires por Villazón y Tarija. Una vez que lleguen a Argentina, la pareja de franceses y el gran Mathis embarcarán nuevamente a Bob (el camión rodante) en un barco con destino a Francia. La fecha final de toda la travesía, que significa recorrer 40.000 km y 150 km día de viaje, será a fines de julio de 2012, mes en el que llegarán al puerto de  Marsella para luego pasar a Ranquet Istres, su pueblo natal.

De todos los países que visitaron, opinan que donde la vida es más barata es en Bolivia, pero también sufrieron penurias en Oruro y El Alto, donde en ningún surtidor de gasolina les quisieron vender combustible por ser extranjeros. “No entendemos cuál es la razón si somos extranjeros y sólo estamos de paso para conocer su país”, fue la queja.

El costo total de gastos que para ellos es una inversión, llega a los 20 mil euros en un año de viaje. “Vale la pena la inversión, nos pasamos trabajando en Francia todo el tiempo y vamos ahorrando poco a poco para conocer y explorar nuevos lugares. Conocer el mundo es nuestra mayor alegría...”, fue su conclusión.

El camión Bob

No hay noche ni día que no duerman en la cama de Bob. El camión rodante de los franceses se llama así. En Francia, Bob es un tradicional sombrero que los franceses utilizan en vacaciones para veranear en las playas. “Es el símbolo francés y es el apodo de nuestro camión”, comenta la pareja de Damien y Magali, quienes viajan por Sudamérica.

El vehículo es un Mercedes Benz blanco, con placa AK-174-MB, modelo 86, de 88 caballos de fuerza, a diésel, con llantas aro 14, caja mecánica y una llanta de auxilio. No es un coche nuevo, ya tiene 25 años de vida activa y sigue funcionando a la perfección.

En Europa, este camión apenas cuesta 7.000 euros “y es una baratura”, comentan los viajeros. En su interior cuenta con dos dormitorios, un sofá cama familiar, un catre para el bebé, un refrigerador con hielo, una cocina a gas, una ducha con agua caliente, un baño, un tanque con 70 litros de agua, tres baterías. En resumen, un confort total.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia