Sociedad

Unas 150 familias dejan sus casas por el desborde del río Pilcomayo

Las constantes lluvias de la anterior semana provocaron una inusual crecida del río Pilcomayo y su desborde. Este fenómeno obligó al desalojo de unas 150 familias del pueblo weenhayek, en el Chaco boliviano.

Tarija. Un grupo de la etnia weenhayek en una de sus comunidades en el Chaco boliviano.

Tarija. Un grupo de la etnia weenhayek en una de sus comunidades en el Chaco boliviano. Foto: Pedro Laguna - Archivo

La Razón / Erick Ortega / La Paz

01:19 / 28 de enero de 2013

Las constantes lluvias de la anterior semana provocaron una inusual crecida del río Pilcomayo y su desborde. Este fenómeno obligó al desalojo de unas 150 familias del pueblo weenhayek, en el Chaco boliviano.

El capitán grande de esta etnia de Tarija, Moisés Sapirenda, explicó que aproximadamente 700 familias viven cerca de las riberas del río. “Nos ha afectado a todos (el desborde), especialmente a seis comunidades donde viven unas 150 familias que han tenido que dejar sus casas hasta que bajen las aguas”, contó vía telefónica a La Razón.

La autoridad originaria igualmente se quejó por la falta de cooperación gubernamental hacia esta población. “Hay falta de voluntad política del Gobierno para ayudarnos a superar estos periodos de crisis. Pensamos hacer una movilización para que se nos atienda. Vivimos hace 500 años de la pesca y estamos preocupados por el tema del río Pilcomayo”.

A primeras horas de la tarde de ayer, el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, dijo que sabía sobre la crecida del río Pilcomayo en la última semana y además que su oficina ayudaba a los damnificados. Se comprometió a dar mayor información a este medio, pero luego no contestó su celular.

Prevención. La crecida del río despertó la alarma entre los pobladores, especialmente del sur del departamento de Tarija. El ejecutivo sectorial de Villamontes, Rubén Vaca, informó que el fenómeno natural debe ser la crecida más importante que se ha presentado en la última década.

Sin embargo, la gente preparó defensivos para evitar mayores daños. Y, según explica Vaca, éstos han funcionado perfectamente. “Creo que, en el último tiempo, el río Pilcomayo ha subido más de cuatro metros de su cauce normal y ha afectado a otras poblaciones. Más bien nosotros nos hemos preparado con tiempo de anticipación”.

El desborde del río Pilcomayo no sólo afecta a Bolivia. En el otro lado de la frontera, en Paraguay y Argentina, también hubo desastres. Hasta la semana pasada, aproximadamente 5.000 personas quedaron aisladas en el noreste de Salta (Argentina), según el portal tn.com. Además, la crecida provocó cortes en el tráfico vehicular.

En Paraguay —especialmente en el poblado de Pozo Hondo— brigadas estatales han prestado ayuda a los damnificados. En la actualidad, según la página de internet lanacion.com.py, se trabaja para enfrentar el decrecimiento de las aguas, porque se teme por la propagación de enfermedades.

El último informe del Viceministerio de Defensa Civil señala que hay 6.929 familias que resultaron damnificadas por las inundaciones. Los departamentos más perjudicados son La Paz, Cochabamba, Potosí, Chuquisaca y Tarija; en este último existen al menos 1.048 familias afectadas.

En la segunda semana de enero, las intensas precipitaciones pluviales en el territorio nacional provocaron la declaratoria de alerta naranja en los ríos Ibare, Mamoré y Beni. Y el Servicio de Mejoramiento a la Navegación Amazónica informó que el nivel del río Isiboro, afluente del Mamoré, subió tres centímetros y estaba igual en alerta naranja.

Afectados en la llajta

Desastres

Hasta el viernes, casi 400 familias resultaron damnificadas por las riadas que afectaron a siete municipios de Cochabamba, según la Unidad  de Riesgos de   la Gobernación de Cochabamba, informó ABI.

El Senamhi anuncia leve disminución de lluvias

Miguel Vargas - Tanto para las tierras bajas del sur como para el oriente del país, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) ha pronosticado que en los próximos días habrá una leve disminución de lluvias y un aumento en las temperaturas.

Se prevé “cielos despejados y poco nubosos en las tierras bajas del sur, mientras que en el oriente se tendrá cielos poco nubosos por la tarde y en la noche, lluvia”, explicó Adriana Ticona, observadora meteorológica del Senamhi.

“Se espera que desde el jueves haya una mejoría en el clima del país, con menos precipitaciones. En el oriente habrá probables chubascos; la tendencia general va a mantenerse”, agregó la experta.

Temperatura. Ante el aumento de las temperaturas registrado en los últimos días en         La Paz, Ticona aseguró que continuarán los cielos poco nubosos con la posibilidad de lluvia y tormenta.

En La Paz, la previsión es que las precipitaciones regresen el miércoles, con tormenta eléctrica en la tarde y lluvia en la noche. Las temperaturas se mantendrán entre los 19 grados centígrados (°C) y 7°C.

En El Alto habrá lluvia por las tardes. Hasta el miércoles, la máxima será 15° C y la mínima, 4° C.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia