Sociedad

Los fieles pidieron a la Virgen salud y dinero

Urkupiña. La mayoría de los devotos eran jóvenes

Tradición. Cientos de personas se dieron cita en el cerro de Cota para romper las piedras con combos.

Tradición. Cientos de personas se dieron cita en el cerro de Cota para romper las piedras con combos. Fernando Cartagena.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

01:39 / 17 de agosto de 2013

María inició ayer la peregrinación hacia el cerro de Cota, en Quillacollo, a las tres de la madrugada. Junto a sus dos hijas y su tío recorrieron 14 kilómetros a pie para pedirle a la Virgen, además de salud, el dinero necesario para construir una casa. Como María, cientos de devotos de la Virgen de Urkupiña caminaron ayer hacia el calvario en busca de bienes materiales, pedidos que se hacen realidad.

Los fieles llegaron al cerro en menor número que otros años, pero con la misma fe en la Patrona que, según dicen, cumple cada pedido. La jornada estuvo destinada a romper piedras a punta de combo, golpe a golpe María arrancó el dinero, le costó mucho obtener algunos pedazos.

“Es la primera vez que vengo y es difícil, yo creo que va a ser difícil juntar el dinero que necesito para hacer mi casita”, contó.  Según la tradición, si el esfuerzo para romper la piedra es mucho, así será el trabajo para juntar dinero; si de un golpe quiebran la piedra y es de buen tamaño, así de fácil le será otorgado el deseo.

Fernando Cadima fue uno de esos peregrinos con suerte. “He sacado mucho luego de golpear, se necesita fuerza pero no fue difícil”, dijo. Llegó al cerro cerca de las siete de la mañana, junto a sus familiares alquilaron los combos y compraron cervezas para la ch’alla, “para ablandar la piedra”.

“El dinero que ahora me llevo es regalado, le he pedido durante varios años que me lo regale”, dijo y explicó que su devoción a la Virgen cumple 22 años. Este año le pidió dinero para terminar la construcción de su casa.

Shirley Medina llegó con su novio. “Hemos peregrinado toda la noche para pedirle a la Virgencita sobre todo salud, trabajo y bienestar para mi familia”, dijo. Ayer rigió el horario continuo, lo que impidió, en la mañana, el masivo traslado de gente hacia el calvario en la misma proporción que otros años, porque no hubo feriado. La mayoría de los peregrinos fueron jóvenes que, después de la primera misa, emprendieron el retorno a sus hogares.

Las historias en el cerro de Cota son todas en torno a necesidades materiales. En el cerro, donde se dice que María se le apareció a una pastora, la fe y la costumbre se entrelazan, misas y ritos que conviven junto a la imagen de la Virgen Peregrina. Se dice que acompaña a sus devotos y que camina junto a ellos para quedarse en el lugar a escuchar todos los pedidos y súplicas para enviarlos a casa llenos de bendiciones y en miniaturas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia