Sociedad

Tras 48 horas, la ayuda no llega a Mecapaca

A las 16.00, las chacras de El Palomar volvieron a ser anegadas por otra crecida del río La Paz. La Alcaldía de Mecapaca no invirtió los Bs 600 mil para obras de prevención

Lluvia. Ayer cayó el muro de esta casa en la calle Vincenti de Sopocachi.

Lluvia. Ayer cayó el muro de esta casa en la calle Vincenti de Sopocachi. Foto: GAMLP

La Razón / Guadalupe Tapia / La Paz

02:03 / 16 de diciembre de 2011

A 48 horas de la riada que arrasó, la noche del martes, unas 11 hectáreas de diversos cultivos, los damnificados de  Huaricana y El Palomar, en el municipio de Mecapaca, aún no reciben  ningún tipo de ayuda y siguen enfrentando la amenaza de nuevas crecidas  del río La Paz con sus propios medios.

Se prevé que hoy la Gobernación, Defensa Civil y el Ministerio de De-   sarrollo Rural y Tierras verifiquen la situación en el lugar. “Ayer (martes) ha pasado una riada que se lo ha ‘comido’ el 40% de la playa   que tenía alimento para el ganado. Esta tarde (ayer) a las 16.00 lo mismo ha ocurrido, pero nadie viene para ayudarnos”, se quejó Andrés Pongo, secretario general de El Palomar.

El martes, una intensa lluvia que cayó casi por ocho horas en la sede de gobierno elevó el caudal de tres principales ríos paceños —el Choqueyapu, Huayñajahuira e Irpavi—, cuyas aguas desembocan en el río La Paz. Según los comunarios, hay 10 familias damnificadas en Huaricana y 110 en El Palomar, que suman 120.

“Ahora necesitamos maquinaria pesada para canalizar el río La Paz y  construir defensivos. El año pasado la riada acabó con el 100% de nuestra producción, ahora es el 40%”, dijo Pongo. “Queremos tomar acciones de prevención porque las lluvias van a seguir”, señaló y añadió que la Alcaldía de Mecapaca no acudió en su auxilio hasta la tarde de ayer.

Por segundo día consecutivo, La Razón intentó comunicarse con el alcalde de Mecapaca, Gustavo Patty (MAS), pero éste, como el día anterior, mantuvo apagado su celular.

Entretanto, desde la Gobernación, el responsable de la Unidad de Alerta Temprana y Gestión de Riesgos, Williams Rioja, adelantó que hoy partirá una comisión de la administración departamental acompañada por representantes de Defensa Civil y del Ministerio de Tierras, que llegarán hasta El Palomar.

“Para no cometer errores en la entrega de apoyo hemos decidido realizar las inspecciones de forma conjunta. Lo que tenemos entendido es que los comunarios de Río Abajo están pidiendo maquinaria pesada para canalizar el río”, agregó.

Por otro lado, Rioja cuestionó la falta de apoyo de la Alcaldía de Mecapaca a las comunidades afectadas. “Hoy día nos han remitido del Ministerio de Economía y Finanzas un reporte. Sabemos que el municipio de Mecapaca tenía más de Bs 600 mil para ejecutar obras de prevención, pero de ese dinero no se ha tocado ni un solo centavo”, afirmó la autoridad.

Como la gestión 2011 termina en un par de semanas, Rioja anticipó que será imposible que ese presupuesto pueda ser invertido. “Lo más seguro es que el dinero se revierta. Los pobladores y los concejales deberían pedir rendición de cuentas al Alcalde de Mecapaca”, insistió el funcionario.

En La Paz se atendieron 69 casos

Desde el martes por la noche hasta la tarde de ayer, la Unidad Especial de Atención de Emergencias de la Alcaldía atendió 65 casos. Su jefe, David Mollinedo, informó de que la mayor parte de las emergencias se debió a inundaciones provocadas por la obstrucción de cámaras y bajantes. También se produjo un deslizamiento en la 3 de Obrajes, entre Hernando Siles y 14 de Septiembre, en una  construcción.

La Alcaldía apunta a YPFB  y a EPSAS

El jefe de Atención de Emergencias de la Alcaldía de La Paz, David Mollinedo, dijo ayer que la segunda causa de inundación de viviendas en la ciudad son las zanjas abiertas por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (EPSAS).

La primera causa es la obstrucción de cámaras de las viviendas y de los bajantes. Ambas instituciones anunciaron que por la alerta amarilla  declarada por la temporada lluviosa, dejarán de realizar trabajos de conexión.

“Nosotros hemos conversado con EPSAS y con Yacimientos sobre estos problemas, pero no hemos tenido respuesta alguna. Por ese motivo, si hay alguna inundación por estos trabajos, nosotros inmediatamente vamos a cerrar las zanjas”, advirtió.

El gerente general de Redes y Ductos de YPFB, Óscar López, dijo que con la declaratoria de alerta amarilla “el compromiso es no abrir más zanjas” . Anunció además que se acelerarán los trabajos iniciados.

Similar posición  asumió el gerente Técnico de EPSAS, Jorge Zotez. Ni EPSAS ni YPFB precisaron cuántas zanjas tienen abiertas en la urbe. Hasta el mediodía de ayer se registraron 15 emergencias, de las que 12 fueron inundaciones. “También se produjo la caída de un muro de contención en la calle Vincenti, en Sopocachi, y dos casos de rajadura de vivienda en Obrajes y en Chijini”,

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia