Sociedad

Los incendios bajan de 24 a 17 y llueve en la Chiquitanía

Denuncian ingreso de cazadores furtivos

Bombero usa el químico para sofocar el incendio en una zona de Concepción. Foto.Wilma Pérez

Bombero usa el químico para sofocar el incendio en una zona de Concepción. Foto.Wilma Pérez

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

10:56 / 06 de octubre de 2019

Ayer fue “el mejor día en la Chiquitanía”. La lluvia que cayó en la zona afectada por el fuego desde hace 50 días en Santa Cruz bajó de 24 a 17 incendios en seis municipios, mientras que cuatro zonas quedaron libres de las quemas, según la Gobernación.

“Hasta ayer (viernes) teníamos 24 incendios, pero ahora hemos bajado a 17 y el pronóstico es que seguirá lloviendo, por lo que esperamos reducir aún más los incendios y estamos esperando que sea así”, sostuvo ayer a La Razón el director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Enrique Bruno, dependiente de la Gobernación de Santa Cruz.

El fuego que ya consumió aproximadamente 5 millones de hectáreas en esa zona cruceña, empezó a retroceder. “Hoy (ayer) fue el mejor día en la Chiquitanía, desde que comenzó el desastre ambiental”, complementó Bruno.

La autoridad confirmó que los incendios se redujeron en Concepción, uno de los municipios más castigados desde que el fuego atacó. “Por las lluvias de ayer (viernes) y este sábado en Concepción solo tenemos tres incendios en ese municipio”, corroboró.

En San Ignacio de Velasco hay otros tres; en San Rafael, cuatro; en San Matías, tres; en San Miguel de Miguel de Velasco, dos; y en Puerto Suárez, dos totalizando 17, es decir, siete menos que los 24 que aún se mantenían hasta el viernes.

Bruno informó que en los municipios de San Antonio de Lomerío, Charada, Carmen Rivero Tórrez y Yapacaní “ya no hay incendios”. El 31 de agosto, cuando los incendios no daban tregua, en San Ignacio de Velasco había cinco incendios, ahora son tres.

RECUPERACIÓN

A pesar de que ayer llovía en las zonas afectadas por los incendios, el COE de Santa Cruz no baja los brazos. “La emergencia continúa, por eso seguimos llevando agua y víveres a la Chiquitanía, y ahora hay que apuntar a la recuperación”, indicó el director del COE cruceño.

Aunque el panorama parece ser más optimista, la Gobernación volvió a solicitar al Gobierno central la declaratoria de zona de desastre nacional en esa región. “Los recursos de la Gobernación no son suficientes, porque estamos hablando de unas 10.000 personas afectadas por los incendios en todo el departamento, por eso necesitamos ayuda”, insistió Bruno que ayer dio una conferencia de prensa para actualizar los datos.

Este medio llamó ayer al viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera, quien en un principio se comprometió a dar información, pero luego no respondió más al requerimiento periodístico.

En los seis municipios donde aún se registran incendios, trabajan 1.096 bomberos y voluntarios. A principios de septiembre, cerca de 5.000 personas combatían el fuego en la Chiquitanía.

El Gobierno, a través del canciller Diego Pary, informó el jueves que el Estado agiliza acuerdos con organismos internacionales y países para enfrentar la fase postincendio en la Chiquitanía. “También se han dispuesto ya de los recursos nacionales y en ese marco se está implementado todo lo que es la fase postincendio”, aseveró el Canciller.

DENUNCIA

El Viceministerio de Medio Ambiente y la Sociedad Protectora de Animales de Santa Cruz denunciaron que “cazadores furtivos” entraron a la Chiquitanía para matar animales que retornan a sus hábitats tras escapar del fuego.

“La fauna está volviendo a sus territorios o llegando a fuentes de agua, donde ahora encontramos casquillos de bala, se nota que hay cazadores y no son cazadores de subsistencia, son cazadores deportivos o furtivos que están aprovechándose de animales que vuelven tras los incendios”, sostuvo la viceministra de Medio Ambiente, Cinthia Silva.

Sandro Fernández, presidente de la sociedad de protección de animales, agregó que los “cazadores furtivos esperan a los animales, que llegan cansados, heridos y sedientos a las lagunas para matarlos”.

“Hay que hacer algo para protegerlos”, reclamó el activista desde Santa Cruz. Fernández contó que su organización rescató 10 animales, pero claro está “son miles de animales que han muerto, otros miles que salieron heridos y que vagan intentando volver donde antes vivían”.

Según esta organización, los cazadores furtivos después de matar a los animales o capturarlos llegan hasta el Puente Pailas, en las afueras de Santa Cruz, para comercializarlos en la zona norte de esa ciudad. “Cazan tatús, venados y chanchos del monte”, apuntó. (06/10/2019)

(06/10/2019)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia