Sociedad

La incomprensión golpea a quienes portan el VIH/sida en áreas rurales

El temor hacia los portadores del virus no ha desaparecido por completo

Día Mundial de la lucha contra el Sida

Día Mundial de la lucha contra el Sida

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / El Alto

00:00 / 02 de diciembre de 2013

Felipa vivía en el altiplano paceño en 2012, cuando le detectaron que era portadora del VIH/sida. La noticia corrió como reguero de pólvora en su pueblo, hasta que fue expulsada por el temor infundado a que pueda contagiar a los demás habitantes.

La mujer de 45 años, exiliada de su propia localidad, llegó a La Paz, donde tampoco se presentó para pedir ayuda al Centro Regional de Vigilancia y Referencia de Infecciones de Transmisión Sexual (Crvir) VIH/sida y murió a finales del año pasado. “Hay un desconocimiento de la enfermedad y se cree que es contagioso, pero las únicas maneras de transmitir son por relaciones sexuales, por vía sanguínea y de madre a hijo”, explicó ayer Ángel Churata, promotor y educador de la Red Nacional de Personas con VIH/sida en Bolivia, y que participó en la Feria de Prevención Contra el Sida en el Campo Ferial de la ciudad de El Alto.

Por razones obvias, Churata no quiso dar a conocer el nombre completo de Felipa y tampoco la zona altiplánica de la que fue expulsada la mujer. En tanto, Juan Vega, director del Crvir El Alto, admitió que en el pasado era frecuente este tipo de casos. “Hay gente que comenta aún eso, por ello organizamos estas ferias de información sobre el sida para que el público se informe”, añade.

El viceministro de Salud, Martín Maturano, dijo que ahora la discriminación y el estigma sobre el sida en el área rural se redujo. “Hay algunos casos de discriminación, pero se avanzó con la sensibilización y la socialización sobre los riesgos y la transmisión”.

No obstante, unos cinco casos similares se habrían producido en los últimos dos años en el área rural, refiere Churata.

El Crvir El Alto, el Servicio Departamental de Salud (Sedes), Prosalud, Cies y organizaciones no gubernamentales como Asuncami, instalaron ayer en el Campo Ferial alteño estantes con información sobre este mal en el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se celebra cada 1 de diciembre. Unos dos centenares de ciudadanos alteños acudieron a la feria y algunos se hicieron incluso la prueba rápida del VIH.

DISCRIMINACIón. En la Asociación Unidos por un Nuevo Camino (Asuncami), que trabaja en la prevención de contagios por el VIH/sida, indicaron que frecuentemente reciben denuncias de trato discriminatorio a quienes portan el virus del VIH.

Desde las personas que son rechazadas en los centros médicos, donde les informan que “no están capacitados para atender un caso de VIH”, hasta quienes sufren el rechazo de sus familiares cuando les detectan el virus.

“Una compañera sufrió discriminación cuando le dijeron a su esposo que ella tenía VIH”. Ahí no terminó todo, porque la mujer fue además intimidada por algunos dirigentes vecinales de su zona para que deje su domicilio en la ciudad de La Paz. 

‘Oportunistas’. El Director del Crvir El Alto explicó ayer que cuando el virus del VIH ingresa al organismo comienza a destruir todo el sistema inmunológico de la persona, integrado por un ejército de glóbulos blancos, y es cuando las “enfermedades oportunistas” merman el cuerpo del enfermo.

El virus del VIH forma parte del grupo de gérmenes que causan 30 infecciones, entre algunas: la gonorrea, la sífilis, hepatitis y el chancro, y la única manera de transmitir el virus es a través de las relaciones sexuales.

Una vez que el virus ingresa al organismo, destruye las defensas y aparecen las “enfermedades oportunistas”, como las llama Vega, entre ellas la tuberculosis, gastritis y otras que dan una especie de “jaque mate” al individuo. “Es cuando nos ataca cualquier infección y es así cuando ya tenemos el sida, por eso se presentan diarreas, faltan fuerzas y deben internar a la persona”, apunta.

Según datos del Programa VIH/sida, dependiente del Ministerio de Salud y Deportes, desde 1984 existen en Bolivia 10.650 casos de personas con VIH/sida, de este grupo murieron 1.027 personas. Mientras que 8.587 viven con el virus y 2.063 están en la fase sida. Unas 2.916 se encuentran con el tratamiento retroviral gratuito.

Desde 2014, el Tesoro General de la Nación (TGN) anunció que desembolsará Bs 6 millones como presupuesto para la compra de retrovirales destinados a las personas que viven con el VIH, ante la posibilidad de que desde 2015 el Fondo Mundial, que entrega estos medicamentos, decida finalmente cortar la ayuda.

Hasta octubre, había 132 alteños con el VIH

Crvir estima que si bien hay contagios, existen mejoras en la detección

En 2006 se registraron seis casos de ciudadanos alteños diagnosticados con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), pero las cifras subieron cada año. De enero a octubre de 2013 fueron registradas 132 personas, según datos oficiales de Crvir El Alto. 

El director del Centro Regional de Vigilancia y Referencia de Infecciones de Transmisión Sexual (Crvir) VIH/sida de El Alto, Juan Vega, atribuyó el incremento a dos causas. “Una a que las personas realmente se están infectando y otra a que el sistema de vigilancia desde el Ministerio (de Salud y Deportes) está mejorando cada vez”.

Las pruebas rápidas de detección de las personas que viven con el VIH, las campañas de prevención e información, la abstinencia sexual, la fidelidad en pareja y el uso del condón, son otras causas que cita Vega, que —según él— están permitiendo registrar con anticipación los casos en esa urbe.

En El Alto se registraron en 2006 seis casos; en 2007 fueron identificados nueve casos; en 2008, 28; en 2009, 29; en 2010, 36; en 2011, 75; en 2012, 39, y en 2013, hasta octubre, 132. Es probable que esta cifra se incremente con los datos de noviembre y diciembre, respectivamente.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia