Sociedad

Hay intensos afanes para recibir a las almas en Todos Santos

Comercio. Desde ayer subió la venta de flores, t’antawawas, mascaritas y cañas 

Rito. Doña Asunta Quisbert prepara una variedad de flores para el nicho de su sobrino. Fue ayer. Foto: Alejandro Álvarez.

Rito. Doña Asunta Quisbert prepara una variedad de flores para el nicho de su sobrino. Fue ayer.

La Razón / Wilma Pérez / La Paz

03:24 / 30 de octubre de 2012

Doña Asunta Quisbert, de 70 años, limpió y colocó flores en diez nichos de sus familiares en el Cementerio General. Para ella, Todos Santos es la gran oportunidad para recibir a las almas de sus difuntos. A cuatro días de la festividad, el arreglo de los nichos se intensificó desde ayer.

“Mis almitas son mi única compañía, hace ocho años se fue mi esposo y mi sobrino fue el último en dejarme (ambos fallecieron). Ayer hice panes, hoy voy a llenar de flores las tumbas de mis parientes, el jueves voy a recibir a las almas y el viernes voy a hacer rezar aquí en el cementerio”, manifestó.

En contraste a otros lunes, ayer los pasillos del campo, ubicado en la zona noroeste de la ciudad, estaban con bastante afluencia de gente. Algunos portaban flores, otros demandaban servicios de albañiles y niños para arreglar los nichos o limpiarlos. El administrador del camposanto, Willy Huayta, declaró a La Razón que  por la cercanía de la celebración el lugar se llena de dolientes, albañiles, músicos, aguateros y rezadores.

“Al llegar tantos familiares de los difuntos, aumenta la demanda por los trabajos eventuales. Como administración tenemos registrados a los albañiles, para controlar que el precio por sus servicios no sea elevado, pero no tenemos el control de los músicos y de las personas que rezan, que en la mayoría son del área rural”, manifestó. 

En las últimas semanas se realizaron tareas de refacción de pisos, cunetas, bordillos y paredes de los nichos del cementerio, con la finalidad de brindar comodidad a los visitantes. Los trabajos fueron ejecutados por dos cuadrillas de constructores, cada una con 16 personas, según un boletín de la Alcaldía de La Paz.

En tanto, la refacción de los nichos es realizada por albañiles. Trepado en una escalera, Jesús Barrientos arreglaba ayer un nicho ubicado cerca de la iglesia. “Me pidieron que trabaje toda la fachada, creo que tardaré una o dos horas. Esta fecha es buena para ganarse unos pesitos”, dijo.

Según datos de los albañiles, el arreglo completo de un nicho está entre  Bs 50 y Bs 250, dependiendo del tipo de trabajo y material. Basilia Choque, familiar de un difunto, informó que el precio se mantiene. “El año pasado pagué Bs 100 por el arreglo del nicho de mi suegra. Ahora me toca mejorar la tumba de mi cuñado y me cotizaron el mismo precio”, sostuvo. Doña Asunta dijo que no tuvo hijos, por lo que sola armará una mesa para que la visiten sus vecinos.

Comercio. Fuera del camposanto, la demanda es por las flores, la mayoría llega desde los valles paceños y de Cochabamba. Ana Calisaya afirmó que hay más venta de rosas, margaritas, cartuchos y otros. El precio está entre Bs 5 y Bs 20 por tres flores.

Por la zona de El Tejar, aledaña al cementerio, está la venta de cañas de azúcar, que son usadas para armar portales de las mesas en los cementerios periurbanos y rurales. El costo por unidad es de Bs 5 a Bs 10, dependiendo del grosor y la altura.

En la zona Max Paredes, alrededor de la plaza Marcelo Quiroga Santa Cruz, están los puestos de venta de mascaritas (caras de mujer, varón, niños y caballos). Agustín, un vendedor de 18 años, declaró que ante la demanda se queda casi las 24 horas del día. “Desde la madrugada y hasta bien de noche viene la gente a buscar. Vendemos a Bs 2 y Bs 5 por unidad. La docena de pequeños está entre Bs 10 hasta Bs 20, barato está”.

En el centro de la ciudad, desde ayer se realiza la Feria del Pan de Todos Santos, en el atrio de la iglesia La Merced. La panificadora Nancy Espinoza dijo que ayer fueron los escolares los compradores para las mesas en sus escuelas, pero desde hoy serán las amas de casa quienes lo hagan. “Cada t’antawawa cuesta Bs 1,50, por mayor damos 100 por Bs 100”.

Actividades de la fecha

Inspección

Los municipios de La Paz y El Alto intensificarán el control en los hornos. Se clausurará los que no cuenten con licencia de funcionamiento.

Arreglos

En los tres cementerios de El Alto (Tarapacá, Villa Ingenio y Mercedario) todavía se realizan arreglos de nichos y se colocan los basureros.

Intendencia de El Alto cierra horno clandestino

Un horno, que funcionaba de forma ilegal y sin ningún tipo de normas de higiene, fue cerrado ayer por efectivos de la Intendencia Municipal de El Alto. También se decomisó una cantidad de latas quemadas y sucias, informó el intendente edil Rafael Cáceres. La autoridad especificó que cuando se solicitó al panificador los papeles de licencia de funcionamiento no pudo mostrar nada.  Luego, al realizar la inspección del lugar, se encontró que los artefactos de cocina y material para elaborar las masas estaban en mal estado y sucios.

“En el recorrido que realizamos verificamos que la mayoría de los hornos que visitamos, afortunadamente, cumplieron con todas las normas de higiene y funcionamiento, al igual que los panificadores. Sin embargo, uno fue la excepción y por ese hecho se procedió al cierre inmediato”, dijo.

Los funcionarios municipales  realizaron la inspección en inmediaciones de la calle Franco Valle, esquina calle 8 de la zona 12 de Octubre, cerca de la Ceja. En el horno clandestino se procedió a decomisar cocinillas y mangueras viejas y rotas, a pesar de la oposición del propietario.  También se evidenció que las paredes del lugar se encontraban deterioradas con moho en el techo, pero los familiares del propietario argumentaron que esto se originó a consecuencia de las precipitaciones pluviales que se dieron en los últimos días.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia