Sociedad

La marcha de discapacitados parte a La Paz

La caravana de personas con capacidades diferentes parte hoy rumbo a La Paz sin su principal dirigente, Carlos Mariaca, quien deberá permanecer internado debido a que presenta  descompensación y anemia. En la marcha hay siete niños.

Integrantes. Dos de los menores que están en la caravana.

Integrantes. Dos de los menores que están en la caravana.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

01:10 / 20 de enero de 2012

“Esta previsto salir a las 07.00,  hasta Quillacollo o  hasta Vinto, dependiendo de cómo avance la gente, porque estuvimos dos días parados y es posible que los pies no respondan”, informó Mario Torrico, presidente de la Federación Cruceña de Personas con Discapacidad. Se estima que en 20 días más arriben a la sede de gobierno, “entre el 15 y 17 de febrero debemos llegar. Para el 17 esta programado un Consejo Extraordinario”, declaró el dirigente.

Respecto a Mariaca, se informó que está internado en el hospital Viedma “por una descompensación por tantos días de marcha, tiene anemia”, informó ayer Gastón Osorio, director del nosocomio valluno.  En la caravana hay siete menores de edad. B.H.C. (13) y D.R. J. (19) encabezan la marcha, detrás de ellos están sus madres, su único sostén.

Él es el último hijo de cuatro. “Es mi tesoro, el rey de la casa”, contó su madre J.C., quien asegura estar en las movilizaciones por el bono de Bs 3.000, porque “cuando (yo) le falte, tendrá un fondo y cualquier institución lo podrá recibir, porque tendrá con qué pagar”. A sus ocho meses tuvo una fiebre tan alta, que al no ser controlada derivó en una parálisis cerebral.  Le diagnosticaron meningitis. “Cuando llegamos a la clínica ya era tarde porque me dijeron que tenía derrame cerebral”, contó.

El exdefensor del Pueblo Waldo Albarracín considera que no es una medida acertada incluir a los niños en  la caravana, siendo primordial velar por su salud y bienestar. “Lo ideal es que ellos (los niños) no participen. Si recordamos la marcha por el  TIPNIS, fueron circunstancias diferentes porque ellos decían que no tenían con quién dejar a sus niños”, aseveró.

D.R.J., gracias al esfuerzo de su madre, pudo contar con apoyo especializado, a sus 11 años se unió al grupo de personas con discapacidad que iniciaron movilizaciones para conseguir el bono anual de Bs 3.000.

R.J., su mamá, contó que a sus tres meses la pequeña se resfrió, “tuvo fiebre alta y así quedó”. Tiene meningitis, desde entonces acompaña a su madre, porque nadie puede cuidarla. Es la segunda hija de cuatro, sus otros pequeños se quedaron con su esposo y “con ella yo voy donde sea. Fui a trabajar por ella y, por suerte, la gente con la que laboré le pagó las terapias. Está mejor,    yo nunca pude con los gastos, ellos pagaban cursos completos de fisioterapia y rehabilitación”, dijo la madre.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia