Sociedad

La mortalidad infantil baja en el mundo; Bolivia mantiene índices

Unicef. El último informe señala una notable reducción del 40% de 1990 a 2012

Maternidad. A la izquierda, una madre boliviana sostiene a su hijo.

Maternidad. A la izquierda, una madre boliviana sostiene a su hijo.

La Razón / Christian Galindo y Wilma Pérez / La Paz

01:55 / 14 de septiembre de 2012

La mortalidad infantil en menores de cinco años se redujo en 41% entre 1990 y 2011, según un informe de la Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia). Bolivia aún se encuentra entre los países que registran más de 50 muertes por cada 1.000 nacidos, señala el reporte.

En el documento sobre los progresos de la mortalidad infantil desde 1990 a 2012 —titulado “El compromiso con la supervivencia infantil: una promesa renovada”—, se revela que las reducciones más importantes se lograron en las tasas de mortalidad en todas las regiones y países.

Esto se plasma en una disminución del número estimado de muertes de menores de cinco años. Los datos de Unicef refieren que el número de menores de cinco años que fallecieron a escala mundial bajó de casi 12 millones en 1990 a un estimado de 6,9 millones en 2011. Es decir, se trata de una reducción del 41%.

Según el informe, al que tuvo acceso La Razón, Bolivia registra una tasa de mortalidad infantil en menores de cinco años, de 51 por cada 1.000 nacidos. Es la segunda más alta de la región, después de Haití, con un índice de 70 muertes. En Sudamérica, Chile tiene la mejor tasa, con nueve muertes por cada 1.000 nacidos; y en toda América, Cuba y Canadá tiene un índice de seis fallecimientos.

Al respecto, el viceministro de Salud, Martín Maturano, manifestó que desde hace seis años se implementaron estrategias para bajar la mortalidad infantil. “Tenemos la desnutrición cero con el plan de lactancia exclusiva, el bono Juana Azurduy, esquema de vacunas, entre otros”, dijo.

Sin embargo, los datos de la cartera de Estado (Información y datos para reflexionar sobre la salud materna, perinatal y neonatal en Bolivia) reportan que la tasa de mortalidad infantil en el país es de 50 por cada 1.000 nacidos.

El documento de Unicef muestra los progresos en naciones con variedad de riqueza, lo que demuestra —según la entidad— que ni la región ni la situación económica son barreras para reducir las tasas.

Países pobres, como Bangladesh, Liberia y Ruanda; de ingresos medios,  como Brasil, Mongolia y Turquía; y con ingresos más elevados, como Omán y Portugal, consiguieron avances, disminuyendo las tasas de mortalidad, indica el reporte.

“El descenso mundial de la mortalidad de menores de cinco años es un éxito significativo y un testimonio del trabajo y la dedicación de muchos, incluyendo los gobiernos, los donantes, los organismos y las familias”, afirmó el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.  “Pero hay también asuntos sin terminar”, agregó. “Millones de niños  todavía mueren cada año por causas en gran parte evitables. Estas vidas podrían salvarse con vacunas, una nutrición adecuada y cuidado básico médico y materno”, acotó Lake.

Las brechas en Bolivia

Cifras

En Potosí se registran 101 muertes de menores por cada 1.000 nacidos. En Santa Cruz, 31. En el campo hay 75 decesos y en las ciudades, 43.

Neumonía y diarrea son las causas principales

Más de la mitad de los decesos por neumonía y diarrea, que suman casi el 30% de las muertes de menores de cinco años en todo el mundo, tienen lugar en sólo cuatro países: República Democrática del Congo, India, Nigeria y Pakistán.

Las vacunas para prevenir la enfermedad neumocócica y el rotavirus, que lideran las causas de neumonía y diarrea, están disponibles en los países ricos, pero sólo son gradualmente extendidas a las naciones más pobres, señala el informe de Unicef, según la agencia ANSA.

Barbara Frost, vicepresidenta de la organización británica WaterAid, dijo que el reporte  subraya la necesidad de mejorar la sanidad y el acceso al agua limpia.

El documento refiere que el 11% de las muertes infantiles, que suponen 759 mil al año, se debe a enfermedades diarreicas, de las cuales el 88% se puede atribuir a la falta de agua limpia, seguridad sanitaria e higiene. “La diarrea sigue siendo la segunda enfermedad más mortífera en los niños”, sostuvo Frost. La neumonía es el mal principal que causa decesos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia