Sociedad

5 muertes por fiebre hemorrágica; activan plan para frenar expansión

En lo que va del año murieron cinco de diez personas por fiebre hemorrágica en Beni, por lo que la Gobernación aplica un plan para controlar la población del roedor Calomys Callosus, portador del virus que transmite el mal, y concienciar sobre las medidas de prevención.

Infografía fiebre hemorrágica.

Infografía fiebre hemorrágica.

La Razón / Wilma Pérez / La Paz

02:16 / 16 de junio de 2012

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Beni, César Lijerón, informó a La Razón que el jueves   desplazaron a cerca de 100 personas a cuatro municipios endémicos de las provincias Mamoré e Iténez  a fin de poner en práctica el plan para neutralizar la transmisión de la enfermedad.

“El presupuesto destinado por la Gobernación es de más de un millón de bolivianos, pero el monto será superado con el aporte de los gobiernos  locales de San Ramón, San Joaquín, Magdalena y Huacaraje”.

La fiebre hemorrágica, conocida como tifus negro, es una infección causada por el virus machupo, cuyo portador es el ratón Calomys Callosus. Los síntomas de la enfermedad se manifiestan con fiebre, jaqueca, dolor muscular y articular, y sangrados por la nariz.

El director del Sedes explicó que expertos, técnicos y salubristas estarán en el área endémica 60 días. La meta es disminuir la población de roedores y concienciar a las personas  sobre el peligro que significa dejar alimentos y agua al descubierto.

El mal se adquiere al respirar aire contaminado con heces, orina y saliva de ratones infectados o al manipular a los roedores o alimentos, aguas o lugares donde ya esté presente la infección. También por la mordedura directa del ratón.

La Dirección de Epidemiología del Sedes Beni reportó hasta ayer 92 casos sospechosos de fiebre hemorrágica, de los que diez fueron confirmados por laboratorio como positivos. Cinco de estas personas fallecieron y el resto está internado en hospitales.

Operativo. El director de Epidemiología, Wilfredo Camargo, detalló que el plan está dividido en dos etapas. “En los 60 días, el personal realizará un trabajo intenso porque se encargará de destruir los criaderos, colocar las trampas, el veneno, además de explicar a la población cómo deben guardar sus alimentos, limpiar los alrededores de sus casas y deshierbar la pradera para evitar que el ratón ingrese a sus hogares”.

El primer deceso en este año por la enfermedad, fue registrado el 29 de enero. Una persona adulta del área rural no pudo llegar a tiempo al hospital y murió, mientras que a los tres días falleció una niña de 12 años y en abril se reportó la tercera víctima. El martes 12 murió la cuarta persona con fiebre hemorrágica.    

El director del hospital Germán Busch de Beni, Fidel Silva, sostuvo que la quinta víctima era un paciente que tenía antecedentes de fiebre hemorrágica, pero que después de restablecerse y volver a su comunidad recayó y murió el jueves por complicaciones en  uno de los pulmones.   

“También capturaremos al roedor para realizar la clasificación de los ratones y hacer estudios sobre el tipo de virus que transmiten. La segunda etapa tomará cuatro meses y será más de rutina para evaluar los alcances del plan”, detalló Camargo.

Historia en Bolivia

Virus

La enfermedad se la reporta por primera vez en Bolivia en 1959 en la provincia Mamoré de Beni. El primer virus fue aislado el 18 de mayo de 1963, como consecuencia de la inoculación en hamsters recién nacidos.

Sospechan que el ratón transmite otros males 

El director de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) del Beni, Wilfredo Camargo, sospecha que el portador de la fiebre hemorrágica, el roedor Calomys Callosus, también podría transmitir otra enfermedad mortal. Algunas de las muertes con síntomas de fiebre hemorrágica, dieron negativo al examen laboratorial, sostuvo.

“Muestras enviadas al Cenatrop (Centro Nacional de Enfermedades Tropicales) salen negativas para fiebre hemorrágica; eso da pie para sospechar de que el roedor podría también ser portador de otras enfermedades”, declaró a la red ATB.

En lo que va del año, se reportaron 92 casos sospechosos, de los que fueron confirmados por laboratorio diez, cinco de ellos murieron. Camargo no explicó si aquellos que fallecieron con síntomas, pero no debido a la enfermedad, están en el grupo de diez.

“Estamos haciendo una investigación, porque muchos de los casos que nos dieron negativo han fallecido con signos de sintomatología compatible con fiebre hemorrágica”, aseveró.  Expertos de Estados Unidos llegarán a Beni para establecer si el roedor puede portar otros virus o si puede causar otros males.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia