Sociedad

El 50% de niños con discapacidades se educa en centros especiales

Alrededor de 7.000 de los 13.967 infantes con capacidades diferentes que existen en el país, según registro oficial, se forma en alguno de los 117 Centros de Educación Especial (CEE) creados por el Ministerio de Educación.

La Razón / Guiomara Calle / La Paz

00:00 / 15 de abril de 2012

De acuerdo con el Sistema de Información del Programa de Registro Único Nacional de Personas con Discapacidad (SI PRUNPD), en la actualidad hay 13.967 personas en edad escolar registradas.

En los 117 CEE se educan 7.000 niños especiales, mientras que el resto (otros 7.000) se forma en escuelas regulares y superiores del país, según datos del viceministro de Educación Especial y Alternativa, Noel Aguirre.

“Estamos resolviendo de a poco un problema que estaba estancado por años, se está incorporando paulatinamente a estos estudiantes a la educación inclusiva. En los últimos tres años tuvimos gran avance con la inclusión, pero hay casos muy delicados de discapacidad”, expresó el viceministro Aguirre.

La información da cuenta de que la mitad de este sector poblacional aún no accede a la educación inclusiva, tal y como establece la Ley Avelino Siñani, que garantiza a las personas con discapacidad una educación oportuna e integral, en igualdad de oportunidades, a través del desarrollo de políticas y proyectos de educación integral e inclusiva.

Una de las razones para que los padres no lleven a sus hijos a la escuela regular es el temor que sienten al rechazo y maltrato a sus hijos, una cruel experiencia que vivieron en otros establecimientos, por eso prefieran educarlos en centros especiales, dijo.

Uno de estos casos es el de Alejandro de 13 años, un niño con autismo que forma parte de un centro que funciona en una de las aulas del colegio 4 de Julio, en la zona de Tembladerani.

Historia. Magaly Contreras, mamá de Alejandro, contó que lo inscribió en diferentes escuelas para que aprenda a leer, pero en todas ellas fue víctima de burlas y golpes de sus compañeros.

“Mi hijo tiene sensibilidad auditiva y sus compañeros soplaban silbatos en sus oídos, él renegaba tanto que botó bilis, fue doloroso el maltrato que sufrió y no sabía dónde hacerle estudiar, hasta que llegamos al colegio 4 de Julio. Él avanzó mucho aquí”, dijo.

Así también, la falta de información se constituye en otro obstáculo para que estos niños accedean al una educación, pues los padres no conocen estos centros.

Por ello, una agenda de direcciones y referencias sobre todos estos centros gratuitos será publicada en los próximos meses, con el propósito de orientar a los papás, informó la directora de Educación Especial, Delia Apaza.

Los 117 centros especiales están distribuidos según la demanda del departamento. La mayor parte está en La Paz, Santa Cruz y Cochabamba. Los padres pueden recibir mayor información en el Ministerio de Educación.

La Razón visitó tres sitios donde imparten esta educación, el aula del colegio 4 de Julio y los privados Colesur y Camino.el colesur presta el servicio

Alternativa

El Colegio del Sur (Colesur) es uno de los pocos establecimientos privados que presta este servicio. Actualmente atiende a 64 alumnos con dificultades físicas, intelectuales, de desarrollo y otros. Cuentan con un grupo de especialistas en logopedia, fisioterapia y psicomotricidad.

Aún existen carencias para formar a menores especiales

Guiomara Calle

La falta de material escolar, personal especializado e infraestructura adecuada son las principales necesidades de las aulas a las que acuden niños con alguna discapacidad.

El Centro Educativo para Sordos Camino alberga actualmente a 28 menores con discapacidad auditiva, entre los 3 y 18 años de edad, la mayoría es de bajos recursos económicos y no puede pagar mensualidades. Así que deben sostenerse como pueden, como la venta de la repostería de los infantes y otras actividades, indicó la directora Paola Pastor.

Otros 15 menores, éstos autistas, pasan clases en el único colegio fiscal que los recibe, el 4 de Julio, en Tembladerani, la mayoría carece de dinero, por lo que, a veces, no puede comprar material necesario ni contratar un profesional de apoyo, dijo Jorge Rojas, padre e impulsor de la iniciativa.

“El curso cuenta sólo conmigo y una auxiliar, que no es suficiente por la delicadeza del autismo”, expresó Carmen López.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia