Sociedad

Hay padres que desconocen que sus hijos tienen autismo

Cuando los niños no hablan, tienen dificultad para relacionarse o ríen sin motivo, reflejan algunos síntomas del autismo, los cuales son desconocidos por muchos padres por falta de información sobre este trastorno que ya reporta casos en el país.

Conmemoración. Padres y sus hijos durante el evento por el Día Mundial de concientización sobre el Autismo.

Conmemoración. Padres y sus hijos durante el evento por el Día Mundial de concientización sobre el Autismo.

La Razón / Guiomara Calle / La Paz

01:14 / 03 de abril de 2012

“Lo más difícil de enfrentar es que la sociedad no entiende a estos niños que muchas veces son inquietos o empiezan a reír muy fuerte sin razón, pero la gente piensa que es por una malacrianza y se molesta. No podemos estar explicando todo el tiempo que tiene autismo y dar detalles. La mayoría no lo conoce”, expresó André Agramont, padre de Franco, un niño autista de cuatro años de edad.

Ayer se recordó el “Día Mundial de la concientización sobre el Autismo” y un grupo de padres, que atraviesa esta situación con sus hijos, realizó en la Plaza del Bicentenario un acto simbólico donde cuestionó que en el país aún no se cuente con estudios sobre la incidencia del trastorno.

La falta de información y conocimiento de la población es otra de las preocupaciones, pues el grupo considera que a consecuencia de ello el pronóstico de cada niño con autismo es totalmente incierto para la misma familia.

La terapeuta en Trastornos Generales de Desarrollo (TGD), Alicia Vargas, indicó que los casos se incrementan cada vez más en todo el mundo y Bolivia no es una excepción, aunque las causas aún son desconocidas.

“A nivel nacional no hay datos de incidencia, pero sí en el mundo, antes se decía que hay uno por cada mil niños, después uno por cada 150, pero según últimos reportes de Estados Unidos es uno por cada 88 niños, y si vamos a este ritmo el autismo será una epidemia. No debemos cerrarnos al pensar que sólo se da en el extranjero, porque está presente en Bolivia”, manifestó Vargas.

La especialista explicó que el autismo es un trastorno que suele diagnosticarse en la infancia temprana, pues los principales signos afectan a la comunicación y las interacciones sociales. No existe cura, por ello dura toda la vida, pero los tratamientos pueden ayudar a controlar los síntomas.

Diagnóstico. Físicamente un niño con autismo es normal; sin embargo, los padres pueden detectarlo por ciertas características comunes, como la falta de habla, de atención cuando se les llama por su nombre. Los autistas no fijan la mirada, tienen dificultad para relacionarse con otras personas y son aparentemente insensibles al dolor.

Vargas dijo que una detección temprana permite dar la posibilidad de llevar una vida normal al menor a base de terapias conductuales y de comunicación. Sin embargo, la falta de especialistas y de conocimiento son obstáculos que los papás atraviesan al no encontrar un diagnóstico oportuno o una explicación. Como es el caso de Martín de cuatro años, cuyos padres se dieron cuenta cuando él tenía dos años, pues el pequeño no jugaba con los demás y no hablaba.   

“Cuando notamos que mi hijo tenía un comportamiento extraño acudimos a varios especialistas, pero ninguno nos daba una respuesta, nos asustamos y lo llevamos a Buenos Aires (Argentina), donde después de muchas pruebas nos dijeron que tiene autismo. Fue difícil asumirlo, pero ahora buscamos que él pueda valerse por sí mismo en el futuro”, dijo Carlos Quintana.

Principales síntomas

Conducta

Los niños con autismo no hablan, ríen sin motivo, lloran y se ponen tristes sin causa aparente, no responden a su nombre, no hacen contacto visual, tienen dificultad para relacionarse, son aparentemente insensibles al dolor, no sienten temor ante peligros reales, presentan conductas motoras repetitivas, son hiperactivos o pasivos, se apegan inusualmente a objetos.

‘Se necesitan centros especiales’

En Bolivia no existen centros especializados que traten a niños con autismo e incluso en los colegios optan por rechazar a los menores bajo el argumento de que se necesita una educación especial, según el grupo de padres.

“Los colegios que aceptan a estos niños son contados, sería bueno crear centros especiales que puedan ayudarlos y también a sus familiares”, dijo la terapeuta. A raíz de ello, los papás que organizaron el evento de ayer en la Plaza del Bicentenario pretenden lograr el apoyo necesario para crear la Fundación para el Autismo, que brinde la información necesaria y apoye a las familias que lo atraviesan.

La fundación contará con el apoyo de la especialista Vargas. Actualmente seis personas trabajan en el proyecto y esperan contar con el apoyo de más familias e instituciones. “Queremos que esta fundación ayude a las familias de escasos recursos para ofrecer a estos niños un espacio donde puedan recibir terapias que los ayuden”, expresó André Agramont.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia