Sociedad

La presión persiste en salud y Gobierno apunta a la cumbre

Conflicto. Médicos y trabajadores exigen la abrogación del 1126.

Asamblea. Profesionales en salud, trabajadores y universitarios de La Paz, reunidos ayer en Miraflores.

Asamblea. Profesionales en salud, trabajadores y universitarios de La Paz, reunidos ayer en Miraflores. Foto: Ángel Illanes

La Razón / Wilma Pérez / La Paz

00:05 / 06 de mayo de 2012

Médicos y trabajadores en salud decidieron ayer que mientras el Gobierno no abrogue el Decreto 1126 mantendrán y radicalizarán la presión. El Ejecutivo afirmó que con la suspensión de la norma no hay motivo para mantener la huelga y las demandas se debatirán en la cumbre.

Un día después del anuncio del presidente Evo Morales de suspender la aplicación del decreto que restablece la jornada laboral de ocho horas en el sector salud, asambleas departamentales de los colegios de profesionales determinaron mantener los piquetes de ayuno y radicalizar las protestas con el bloqueo de caminos y calles.

El vicepresidente del Consejo de Salud de Bolivia, Bernardino Fuertes, anunció que darán una respuesta oficial al Gobierno el lunes, tras una cita en la que se analizarán las resoluciones departamentales asumidas.

En todo caso, en La Paz, la Comisión Departamental de Profesionales de Salud se reunió ayer y determinó “mantener y fortalecer las medidas de presión”, posición que también fue ratificada por las representaciones de Cochabamba, Potosí, Santa Cruz y Chuquisaca, según reportes de prensa en los canales de televisión.

“Radicalizaremos las movilizaciones en La Paz y el país, pero por razones estratégicas no detallaremos cómo”, dijo el vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Christian Trigoso, cuyos estudiantes también rechazan el decreto.

En Cochabamba, el presidente del comité de huelga de los médicos, Wálter Zapata, recordó que lo que buscan “es la anulación del decreto. No nos satisface su suspensión”.

Por su lado, la dirigencia de los trabajadores administrativos en salud de Bolivia se reunió ayer en Cochabamba y ratificó que mientras no se abrogue el decreto, la presión se mantiene. “La Confederación instruye a sus 14 federaciones y 14 mil trabajadores a masificar la huelga general indefinida y el bloqueo de carreteras”, indicó el secretario ejecutivo, José González. Sobre la cumbre, pedirán que la COB “la encabece”.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que al quedar en suspenso la aplicación del decreto, “no hay motivo para seguir castigando al pueblo”. “Tras el anuncio del Presidente cualquier decisión sobre el régimen laboral, las condiciones de trabajo y la reforma integral del sistema de salud pasa a la cumbre nacional” convocada por Morales, al cumplirse 38 días del conflicto, para el 27 y 28 de junio.

“Allí estaremos todos los involucrados en la temática. Todos debemos consensuar una propuesta, aprobarla y proyectarla”, acotó Romero.

En tanto que la titular de Comunicación, Amanda Dávila, declaró a este medio que una vez emitido el mensaje del Mandatario se envió una carta al Colegio Médico para oficializar la invitación a la cumbre, lo que según Fuertes aún no sucedió. “Se explicó claramente todo lo que (Morales) expuso en el mensaje, además está la palabra del Presidente”, dijo Dávila.

Respecto a los descuentos y despidos producto del paro, la ministra indicó que tratar el tema está sujeto a un diálogo entre partes.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia