Sociedad

A pesar del rechazo, 10 alumnas logran ingresar al colegio Bolívar

Escoltadas por autoridades educativas, de la Defensoría y la Policía, las 10 alumnas que se inscribieron en el colegio Bolivar lograron ayer ingresar a su aula; todos los estudiantes varones, excepto uno, se retiraron del recinto. Por ello, el establecimiento no pasa clases desde el lunes.

Firmeza. Tres de las alumnas que quieren estudiar en el Bolivar y el joven (primero de espaldas) en el aula. Ayer no pasaron clases.

Firmeza. Tres de las alumnas que quieren estudiar en el Bolivar y el joven (primero de espaldas) en el aula. Ayer no pasaron clases.

La Razón / Angélica Melgarejo / Cochabamba

02:11 / 10 de febrero de 2012

El Colegio Nacional Bolívar tiene 99 años de existencia y, pese a que desde 1996, con la Reforma Educativa, se estableció la educación mixta, sólo admite alumnos varones. Las 10 jóvenes se inscribieron en la unidad, por una determinación de la Dirección Departamental de Educación (DDE), tras habérseles impedido hacer la fila para su registro. La Junta Escolar y los alumnos del establecimiento se oponen al ingreso de las adolescentes, bajo el argumento de que no hicieron la cola y que ocupan cupos de otros estudiantes.

Tras varias reuniones, las autoridades aprobaron una conminatoria que fue cumplida ayer, de forma parcial.  Las jóvenes llegaron en la mañana al establecimiento educativo y afirmaron que, unidas, harán frente al rechazo.

“Ya hemos entrado al colegio y de aquí en adelante vamos a estudiar, no nos amedrentarán, nosotras somos fuertes y vamos a seguir con esta lucha a pesar de que algunos de nuestros compañeros nos tratan mal, pero no nos vamos a dejar vencer, por los padres y por los alumnos, vamos a estar unidas hasta que esto termine”, indicó una de ellas.

Posición. Las estudiantes llegaron junto a sus papás y mamás. Estaban acompañadas por funcionarios de la Defensoría Municipal de la Niñez y Adolescencia y personal de la Oficina Jurídica para la Mujer, además de un contingente policial que acompañó la comitiva.

Ingresaron al aula e inmediatamente los varones fueron sacados por las mamás y otros estudiantes, hubo discusiones, el personal de la Defensoría intentó exhortar a los alumnos, pero éstos no escucharon y dejaron el ambiente. Sólo uno se quedó en el aula, aseguró que fue a estudiar.

“Yo he venido al colegio a estudiar, mi hermano salió de este colegio y yo quiero salir igual que él. Me ha dicho que me quede”, contó. Criticó la reacción de sus compañeros, “está muy mal”, dijo y luego afirmó que fue amenazado, pero continuará en el aula.

Según el alumno, está bien que las mujeres ingresen al establecimiento y no entiende la oposición de sus compañeros y en especial de los papás, que por cuarto día impidieron que los alumnos pasen clases. “Están discriminando y hasta nos hacen ver mal, nos están diciendo machistas”, dijo.

Fue una jornada llena de incidentes. En la mañana, la Junta Escolar, la mayoría mamás, expulsó al director del establecimiento, Miguel Durán, y le pidieron su renuncia por “inscribir irregularmente” a las 10 mujeres y al grito de “¡que se vaya!”, lo sacaron a empujones. Luego tapiaron la puerta de la Dirección.

Denuncia. Durán se dirigió  a la Dirección Departamental de Educación (DDE) para informar lo sucedido. “Los padres de familia no quieren dialogar”, dijo. Anunció que no renunciará al cargo porque lo ganó en concurso de méritos. “No es la forma de proceder, yo me debo a las autoridades educativas”.

Julieta Montaño, responsable de la Oficina Jurídica para la Mujer, explicó que las alumnas pasaron clases de manera simbólica, pese a que no hubo clases. Los profesores se declararon en emergencia porque “no existen las condiciones para que puedan pasar clases, por las acciones de los padres de familia”, dijo la autoridad.

Identificó a un estudiante como el “caudillo” que ejerció presión sobre los alumnos. “Los ha obligado a salir, los ha amedrentado afirmando que si se quedan se atendrían a las consecuencias”, denunció la funcionaria.

Montaño informó que estos incidentes serán de conocimiento de la Fiscalía, “ya asumieron el caso y empezarán a distribuir citaciones a padres de familia y ampliaremos a estudiantes”, aseveró. Al igual que la Defensoría, aseguró que las estudiantes estarán protegidas todos los días. “Cualquier cosa que podrían decirles, vamos a estar ahí para defenderlas y lograr sanción ejemplarizadora”, advirtió.

Advertencia  El director departamental de Educación, Jorge Ponce, solicitará informes sobre lo ocurrido ayer. “Si hay personal docente involucrado se tomarán medidas y acciones administrativas”, dijo.

En el caso de los padres de familia, “la Dirección Departamental puede solicitar acciones jurídicas contra los papás que están tomando estas acciones de violencia”, advirtió y pidió a la Junta Distrital de Padres de Familia del Cercado I, pronunciarse. “No sé dónde estará el señor José Pardo. Las instituciones de Cochabamba también deberían ayudarnos a que las señoritas ingresen, son 10, es el 1% del total de los alumnos”, explicó.

Aseveró que los padres de familia no tienen ninguna atribución para cerrar una Dirección, expulsar al director ni negar el ingreso de alumnas. “Les quiero recordar que las alumnas  tienen derechos. Se están arrogando competencias que no tienen”, dijo.

Lo que dicen las normas

Ley 045

En el artículo 23 (Discriminación) que incorpora delitos al Código Penal, se prohíbe la obstrucción, restricción y todo acto que impida el ejercicio de los derechos individuales y colectivos por motivos de sexo, edad y género.

Resolución

La 001, en el artículo 97 se refiere a los principios de equidad en establecimientos fiscales, privados y de convenio. En el artículo 107 se prohíbe a directores, maestros, madres y padres de familia a obligar a los estudiantes a movilizarse.

Otros cuatro colegios no cumplen con la norma

En la ciudad de La Paz también existen colegios que no tienen estudiantes de distinto género, sin embargo el director departamental de Educación, Basilio Pérez, garantizó que estos problemas no se suscitarán durante su gestión. La Razón publicó, el 29 de enero, que en la sede de gobierno existen cuatro colegios que no migraron a la educación mixta. Las unidades educativas son Simón Bolívar, Antonio Díaz Villamil y los liceos La Paz y Venezuela.

“Desde la reforma de 1996, los colegios son mixtos, pero sabemos que algunos no lo hacen prevalecer por la tradición. Vamos a hacer un seguimiento para no tener estos conflictos, recordemos que hay una Ley Contra la Discriminación”, señaló Pérez. La autoridad educativa dejó en claro que los estudiantes son libres de estudiar en el colegio de su preferencia, siempre y cuando haya plazas habilitadas.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia