Sociedad

El alza salarial no llega a todas las trabajadoras del hogar

Pese a que en los últimos siete años  el salario mínimo nacional se incrementó en 127,2%, el beneficio para las trabajadoras del hogar es irregular, puesto que algunas desconocen la norma o los empleadores se niegan a pagar el aumento.

Labores. Una trabajadora del hogar prepara los alimentos en un domicilio de la ciudad de La Paz.

Labores. Una trabajadora del hogar prepara los alimentos en un domicilio de la ciudad de La Paz.

La Razón / Mariana Pérez / La Paz

00:42 / 19 de mayo de 2012

“Las trabajadoras del hogar también tienen derecho al incremento salarial, al igual que cualquier asalariado del país”, recordó a La Razón la ejecutiva de la Federación Nacional de Trabajadoras del Hogar de Bolivia (Fenatrahob), Daniela Quenta.

Según datos del Ministerio de Economía de Finanzas, entre 2005 y 2011, el salario mínimo nacional subió de Bs 440 a Bs 815,40. Sin embargo, —explicó Quenta— dicho incremento no se aplica en su totalidad para el sector, dado que las propias trabajadoras lo desconocen o cuando abordan en el tema, los empleadores les recuerdan que ellas accedieron al trabajo con un salario fijo mensual.

Una investigación sobre el trabajo asalariado del hogar, realizada por Fernanda Wanderley en 2011, revela que el 38% de las trabajadoras recibía un ingreso menor al salario mínimo nacional fijado en esa gestión.

El 1 de mayo de este año, el Gobierno aprobó, mediante el Decreto Supremo 1213, un incremento salarial del 8% y un salario mínimo nacional de Bs 1.000. Como muchas trabajadoras ganan entre Bs 300 a Bs 700 mensual, esperan que por lo menos los empleadores les ajusten el sueldo al salario básico, comentó la representante del sector.

“El monto determinado para el salario mínimo nacional en los sectores público y privado se fija en Bs 1.000 (...) siendo su aplicación obligatoria y sujeta a las acciones de control y supervisión que realice el Ministerio de Trabajo, Empleo y Previsión Social”, cita el artículo ocho del DS 1213.

Aguinaldos. A la irregularidad en la nivelación salarial, se suma que los empleadores no cancelan aguinaldos, ni indemnizaciones, pese a que estos beneficios están contemplados en la Ley de Regulación del Trabajo Asalariado del Hogar de 2003.

“Todo trabajo del hogar realizado bajo dependencia está sujeto a los siguientes derechos: pago de salarios, indemnización por años de servicio, desahucio en caso de despido injustificado, aguinaldo, vacaciones, sindicalización…”, establece el artículo ocho de la norma mencionada.

Frente a estos incumplimientos jurídicos por parte de los empleadores, la Fenatrahob se mantiene en constante campaña de información para evitar que las trabajadoras sean víctimas de abusos y engaños.

A través de sus 15 sindicatos ubicados en ciudades capitales y poblaciones como San Ignacio de Moxos, Montero o Puerto Suárez, las encargadas de cada sede trabajan, sobre todo, con las mujeres provenientes del área rural que quieren trabajar en domicilios urbanos. Según el estudio de Wanderley, la mayoría de las trabajadoras del hogar son “migrantes del área rural, lo cual trae aparejada toda la problemática de discriminación y aculturación”.

En este caso, las mujeres reciben capacitación rápida en cocina, repostería, cuidado de niños y adultos mayores, con el fin de que pierdan miedo y timidez, explicó Quenta. A menos de dos semanas para que se cumpla un mes de promulgación del DS 1213, las trabajadoras del hogar esperan ver un salario nivelado a la realidad actual, concluyó.

Avances en derechos del sector

Conquista

Desde 2006, las trabajadoras celebran su día cada 30 de marzo y también gozan de un día libre pagado.

Línea

Tanto empleadores como trabajadoras pueden llamar a la línea gratuita 800-10-0069 para cualquier consulta.

Campaña para cumplir convenio con la OIT

En busca de mejorar las condiciones laborales del sector, la Federación Nacional de Trabajadoras del Hogar de Bolivia (Fenatrahob) empezó una campaña radial en la que demanda al Gobierno la Ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Dicho acuerdo es un documento que contiene obligaciones jurídicas en defensa de los derechos de las trabajadoras y fue el resultado de un evento internacional realizado en 2011 en Bruselas, Bélgica. Para su aplicación, el convenio debe ser ratificado por al menos dos países participantes del evento y, a la fecha, sólo Uruguay lo validó el 1 de mayo de este año, explicó la secretaria ejecutiva de la Fenatrahob, Daniela Quenta.

A pesar de que el sector cuenta con la Ley 2450 de Regulación del Trabajo Asalariado del Hogar, Quenta aseguró que este convenio consolida sus demandas porque  las protege de las agencias de empleo, establece la edad mínima de las trabajadoras, la suscripción de contratos escritos, el salario mínimo y el pago del sueldo en efectivo y no en especie, entre los más destacados.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia