Sociedad

Tres sectores se unen a médicos y hay amenazas de ayuno y bloqueo

Trabajadores en salud y de las cajas, universitarios y maestros marcharon ayer junto a los médicos en contra de las ocho horas de jornada laboral impuestas por el Gobierno. El sector no descarta iniciar una huelga de hambre e incluso bloquear los caminos desde el lunes 2 de abril.

Tensión. En plena Plaza del Estudiante, una persona increpa e insulta a los manifestantes. Luego fue agredida y retirada del lugar.

Tensión. En plena Plaza del Estudiante, una persona increpa e insulta a los manifestantes. Luego fue agredida y retirada del lugar.

La Razón / Christian Galindo y Óscar Ordóñez / La Paz

02:30 / 31 de marzo de 2012

Durante el tercer día de paro indefinido de los médicos, el conflicto tendió a agudizase en todo el país por las posiciones encontradas entre el Gobierno y la dirigencia de los galenos. En La Paz, una masiva marcha “de mandiles blancos” congestionó ayer por la tarde las principales vías del centro de la ciudad. Los manifestantes entonaron estribillos y mostraron carteles en contra del Decreto Supremo 1126, del ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, y del Ejecutivo.

Un muñeco, que representaba a dicha autoridad, fue quemado por estudiantes de Medicina, pero un incidente marcó la marcha. Cerca de las 17.00, en inmediaciones del Ministerio de Salud, una persona retó y criticó con insultos la acción de los médicos. El ciudadano fue agredido verbal y físicamente por médicos, hasta que un policía evitó un hecho mayor.

Al final de la marcha, en un mitin improvisado, la dirigencia de los sectores asistentes ratificó la exigencia de la derogación del decreto de las ocho horas. El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, dijo que el Gobierno no quiere reconocer los beneficios que otorga la Ley General del Trabajo. El dirigente de los trabajadores de la Caja Nacional de Salud (CNS), Ariel Cáceres, afirmó que al Ejecutivo no le interesa solucionar el problema de la salud en Bolivia.

La movilización tuvo sus réplicas en el resto del país, también con marchas. En Cochabamba, los trabajadores en salud cercaron las oficinas del Sedes y exigieron la renuncia de su director, a quien denunciaron de amenazarlos con despidos. A modo de evaluación, el titular del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, no descartó una huelga de hambre que podría empezar este lunes 2 de abril.

Los trabajadores en salud de Potosí incluso anunciaron que bloquearán los caminos de acceso a la ciudad si su demanda no es atendida. En tanto, el presidente del Estado, Evo Morales, expresó ayer su preocupación por el paro que asumen los médicos y trabajadores en salud.

“Ando preocupado por este paro de los trabajadores del sector salud, castigando al pueblo. No quieren trabajar ocho horas. Unos trabajamos 10 horas, 11 horas, 15, hasta 18 horas”, dijo ayer durante el homenaje a los 50 años de creación de la Federación de Trabajadores de Luz y Fuerza, llevado a cabo en la ciudad de La Paz.

El viceministro de Trabajo, Rubén Zabaleta, advirtió con despidos a quienes continúen con el paro, y su par de Salud, Martín Maturano, aseguró que sigue abierta la opción del diálogo, pero sin medidas de presión. En una posición conciliadora, el obispo de la Diócesis de El Alto, monseñor Jesús Juárez, criticó la medida adoptada por los médicos y trabajadores en salud, pero también pidió al Gobierno ir al diálogo.

Municipales, sin capacidad

El director de Salud del Gobierno Municipal, Marco Caviedes, informó que los hospitales municipales “no tienen la capacidad” para atender a pacientes de centros de tercer nivel. Negó que el ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, le haya solicitado la posibilidad de que los médicos municipales atiendan consultas externas a otros pacientes.

Comisión verificará labor en los servicios de emergencia

Una comisión interinstitucional y multidisciplinaria verificará hoy y mañana si se cumplen a cabalidad los servicios de emergencia de los hospitales, centros y policlínicos del país, cuyos médicos acatan un paro indefinido en rechazo al Decreto Supremo 1126. “No hemos comprobado (la suspensión de la atención de emergencias), pero no podemos permitir que le falte a la población este servicio. Si lo verificamos, estaríamos ante un delito grave”, dijo el viceministro de Salud, Martín Maturano.

En La Paz, la comisión está integrada por las áreas jurídicas del Ministerio de Salud y del Instituto Nacional de Seguros. En el resto del país, los respectivos servicios departamentales de salud coordinarán la inspección al servicio médico de las cajas como el sistema público.

La Razón verificó ayer que en los centros del complejo hospitalario de Miraflores (del sistema público), los médicos y administrativos acataron el paro sin la atención de consultas, pero con las salas de emergencias activas. El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, afirmó que si bien el paro es indefinido, “los servicios de emergencia están manteniéndose; incluso, hemos redoblado personal para que colabore a los médicos de turno”, explicó.

En el Policlínico 9 de Abril y el Hospital Obrero (de la Caja Nacional de Salud) sucedió lo propio, poca atención a pacientes internos y recepción sólo de casos de emergencias. En ambos casos los médicos marcaron sus tarjetas de ingreso laboral, pero luego sostuvieron reuniones de organización. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia