Sociedad

Diez sindicalistas de siete sectores se ‘eternizan’ en cargos

La reelección es un común denominador del sindicalismo

Bien. El edificio de la federación de fabriles de La Paz, cuyos afiliados irán a las elecciones el 8, 9 y 10 de junio.

Bien. El edificio de la federación de fabriles de La Paz, cuyos afiliados irán a las elecciones el 8, 9 y 10 de junio.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Quispe / La Paz

16:01 / 29 de mayo de 2017

El lema “las personas pasan, las instituciones quedan” no incluye a 10 dirigentes de 7 gremios que en unos casos ejercen desde 1986. A pesar de esto, hay quienes aún intentan ser reelectos.

El fabril Wilson Mamani, el cobista Vitaliano Mamani, el líder vecinal Benjamín Cáceres, el padre de familia Franklin Gutiérrez, el padre de familia alteño Teodoro Choquehuanca, el panadero Dandy Mallea, el gremialista Francisco Figueroa, el gremialista alteño Braulio Rocha, los maestros José Luis Álvarez y Wilma Plata son dirigentes “eternos”.

Un caso emblemático es Wilson Mamani. Fue electo secretario general de la Federación Departamental de Trabajadores Fabriles de La Paz, en 2009. En 2011 sus bases lo acusaron por no rendir cuentas de Bs 2.181.840,00.

El Ministerio de Trabajo, la Central Obrera Departamental y la Confederación General de Trabajadores Fabriles denunciaron “actos dolosos y malversación de fondos”.

Shirley Pérez Velásquez, directora de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Trabajo, dice que el trámite inició en 2011. El expediente “misteriosamente desapareció”, reseña una nota enviada a la Fiscalía.

Consultado sobre el proceso, Mamani apunta al Gobierno. “Es un proceso político que instaló el MAS (Movimiento Al Socialismo) para que nosotros no podamos ir más a la dirección”. Del documento extraviado comenta no saber nada. Por lo pronto, anuncia que buscará la reelección, en junio.

No es el único caso. Vitaliano Mamani, secretario de Organización de la Central Obrera Boliviana (COB), afirma que es directivo “hace 21 años” (1996).Arturo Díaz, representante de la Sociedad Boliviana de Cemento Warnes, denuncia que “Vitaliano no quiere dejar la dirigencia”.  Mamani minimiza a Díaz. “Ese tipo ya no es ni trabajador y anda jodiendo a todos los sindicatos”.

Arguye que llegó al cargo propuesto por las conferencias departamentales. Dice, hablando de sí mismo: “Vitaliano está en la dirigencia gracias a los compañeros de base que no quieren que vuelva a trabajar, sino que los represente”.

En el magisterio existen maestros con más de una década en la dirigencia. Uno de ellos es José Luis Álvarez, él confiesa que estuvo más de 25 años en diferentes carteras. “Estuve más (años), las bases me eligieron”. En el magisterio hay estatutos que establecen que no se puede ser ejecutivo de manera consecutiva. Álvarez ahora es maestro de base y anticipa que participará de las elecciones de 2018.

Espere…

En marzo de 2016, la Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia suspendió por 15 años de la vida sindical a Álvarez, por vulnerar el Estatuto Orgánico. Un año y dos meses después, el maestro de matemáticas afirma que ganó dos amparos constitucionales y que se le restituyeron sus derechos. 

Federico Pinaya, directivo de la confederación, sostiene que Álvarez y su sector “ejercen un poder dictatorial (en el magisterio) y hacen temblar hasta a directores”. 

Vilma Plata, también representante del magisterio, admite que está en la organización desde los años 80. “Sí, desde 1986, que es la primera vez que gana el trotskismo en la federación departamental”.

Con 31 años de carrera sindical, Plata aclara que en la organización hay alternabilidad. “No hay ‘rerereelección’”. Pinaya cree que hay “algo oscuro” detrás del grupo trotskista.

Otro lío. Desde la Confederación Nacional de Juntas Vecinales (Conaljuve), Benjamín Cáceres informa que está de sindicalista hace ocho años, pero desde la otra confederación, presidida por el senador Efraín Chambi, afirman que Cáceres está más de 10. “Presentaremos un proyecto para la Ley de Juntas Vecinales, porque hay dirigentes como Cáceres —que fue expulsado en 2007— y que siguen ejerciendo”, adelanta Chambi.

A Cáceres le tiene sin cuidado aquello. En mayo posesionó a las juntas vecinales en Teoponte y Guanay. “Todo (denuncias y protestas en su contra) es mentira, yo estoy como presidente dos gestiones, ocho años, y no estoy vendido a un partido político”, dijo en referencia a Chambi, del MAS.

El presidente de la Junta Nacional de Padres de Familia, Franklin Gutiérrez, está tres gestiones. Menciona que sus estatutos permiten dos y hasta tres veces la reelección. “Claro, las veces que sea necesario, de acuerdo con el trabajo que uno realice y la confianza de las bases”. Según Gutiérrez está menos de ocho años de dirigente; en los medios se lo menciona como tal en 2009.

Entre gremiales también hay quienes se eternizan, uno es Francisco Figueroa, ejecutivo nacional de la Federación de Gremialistas. El líder departamental Julio Patiño lo acusa de “eternizarse” en el cargo. Figueroa replica que se encuentra 30 años, de ocho periodos, como sindicalista. “Llamo a elecciones cada tres años”, aclara.

El panificador Dandy Mallea lidera la Federación Departamental de Panificadores Artesanales de La Paz y es parte de la misma hace dos décadas. Argumenta que fue reelegido hace tres años.

El dirigente de la Federación de Padres de Familia del Distrito 3 de El Alto, Teodoro Choquehuanca, estuvo en el cargo cinco años y fue reelecto dos veces. En tanto, el gremialista alteño Braulio Rocha estuvo 15 años como líder de su sector, siendo inamovible un tiempo.

Los tres últimos tienen un rasgo en común: Mallea y Choquehuanca estuvieron encarcelados, Rocha permanece en prisión.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia