Sociedad

El triunfo islamista en Marruecos se vuelve broma

Los chistes reflejan el temor a que se afecte los derechos civiles

El triunfo islamista en Marruecos se vuelve broma

El triunfo islamista en Marruecos se vuelve broma

EFE / Rabat

00:49 / 01 de diciembre de 2011

Dice el último chiste que la compañía Gillette y todas las que fabrican cuchillas de afeitar están a punto de quebrar en Marruecos, ya que ahora los hombres preferirán una buena barba para ser bien vistos por los islamistas en el poder.

Otro vaticina que las telefónicas van a cambiar los mensajes grabados a sus clientes, y en lugar del clásico "El número al que llama está ocupado; sírvase dejar un mensaje", ahora dirá algo así como "Salam Aleikum; la persona con quien quiere hablar está rezando; deje su mensaje y él le responderá si Dios quiere".

Estos son chistes que circulan estos días en Marruecos después de la victoria electoral del islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) y de que el rey Mohamed VI designara a su secretario Abdelilah Benkirán como jefe de gobierno.

Hay quien dice que PJD son unas siglas ocultas que significan "ni falda ni escote" (Pas de Jupe ni Decolleté, en francés), en alusión a la preocupación de los islamistas por la "decencia" en la ropa femenina.

Es evidente que los chistes no proceden de los votantes del PJD, sino de aquellos que prefieren tomarse con humor los temores que despierta la victoria de los islamistas en lo que respecta a libertades civiles y derechos individuales.

Los hay que aseguran que se acabaron las salas oscuras de cine: ¡en adelante, con la luz y con separación de sexos!

No todo son malas noticias en este festival de sarcasmos: los más machos se las prometen felices porque no habrá traba para tener cuatro esposas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia