Sociedad

Cada vez hay más mujeres que reconocen ser alcohólicas

Aceptar el alcoholismo es el paso más difícil para una persona y más aún cuando se trata de una mujer, sobre todo para aquellas que viven arraigadas a ciertos estigmas y prejuicios de la sociedad, explicó Juan (pseudónimo), uno de los líderes nacionales de AA.

Incentivo. Ema muestra las monedas que le dio AA por no beber.

Incentivo. Ema muestra las monedas que le dio AA por no beber. La Razón-Archivo.

La Razón / Guiomara Calle / La Paz

01:10 / 11 de junio de 2013

Hasta hace cuatro años las mujeres significaban el 1% de la comunidad de Alcohólicos Anónimos (AA) en el país, pero en la actualidad representan al 35% de personas en recuperación, según los datos de la organización, que celebró su aniversario.

Aceptar el alcoholismo es el paso más difícil para una persona y más aún cuando se trata de una mujer, sobre todo para aquellas que viven arraigadas a ciertos estigmas y prejuicios de la sociedad, explicó Juan (pseudónimo), uno de los líderes nacionales de AA.

En 2009, las féminas que aceptaban el alcoholismo representaban al 1% de la comunidad. “Hace 10 o 15 años había más tabú y la sociedad no aceptaba un vicio en ellas, era más complicado que una mujer esté en medio de varones como alcohólica”, dijo Juan.

Sin embargo, este panorama cambió con los años porque actualmente las mujeres representan al 35% de la comunidad en recuperación de AA del país, e incluso se caracterizan por la responsabilidad en los servicios que realizan al interior de la organización.

La Razón entrevistó a dos mujeres de la comunidad, la primera Cecilia (pseudónimo), de 37 años, relató que ingirió alcohol a los ocho años por curiosidad y observar a sus parientes hacer lo mismo. “Era muy tímida pero con el alcohol cambiaba y me sentía el alma de la fiesta. Cuando fui adolescente lo hacía a escondidas porque escuché que una mujer no debe tomar. Mi enfermedad progresó hasta que no me reconocí, entonces acudí a AA. Llevo dos años y medio sin bebidas”, contó.

El alcoholismo de Ema, de 29 años, empezó por curiosidad a sus 13, cuando observó varias publicidades de licores. “Mi papá dejó en la casa el ron Bacardi que aparecía en la propaganda y fue mi primera copa. Años después bebía sin parar y pensé que al casarme cambiaría, pero no fue así”, relató.

  Ema temía acercarse a AA por los prejuicios de ser mujer, que fueron vencidos con voluntad. Ahora lleva cuatro años sin beber alcohol y en cada uno le dieron una moneda como incentivo a su esfuerzo.  AA cumplió ayer 35 años de ayuda a alcohólicos del país y 78 en el mundo. En Bolivia cuenta con 1.500 miembros que continúan con la atención para los que acuden.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia