Al volante

La RAV 4 llegó con una oferta de mejoras

Al Volante: Toyota Rav4 2015

La Razón Digital / Álvaro Peña / La Paz

23:16 / 26 de julio de 2015

EXTERIOR

La nueva Toyota RAV 4 es una vagoneta mucho más atractiva que la generación previa. Presenta un frontal más agresivo y un parachoques con protector negro, que es más fácil de reparar. En las versiones más equipadas dispone de faros antiniebla.

Los laterales también revelan una línea mucho más moderna y en la versión básica 4x4 se dispone de llantas de aleación de 17 pulgadas. Los espejos son de color negro en esta versión y las manijas del color de la carrocería en todas las RAV 4 2015. Las ventanas incluyen un filete cromado que destaca.

La parte trasera incluye un cambio fundamental. La llanta de repuesto ya no se encuentra en el portón trasero, sino que aparece ubicada debajo del piso del maletero, donde se gana practicidad y seguridad. Esto permite que la puerta trasera abra hacia arriba y no hacia el costado como la generación previa.

 

INTERIOR

El interior también muestra un cambio drástico en relación a la RAV 4 anterior. El panel frontal es más organizado y con mayor estilo. Disponemos de una radio con lector de CD, entrada USB y sistema telefónico de manos libres mediante Bluetooth, para poder realizar y recibir llamadas sin la correr el riesgo de distraernos con el teléfono móvil al conducir.

La posición de manejo es muy lograda, con un volante regulable en altura y profundidad; además, el mismo tiene controles de audio y de Bluetooth. El asiento para el conductor o conductora es muy cómodo y regulable en altura.

El espacio delantero es bueno y en la parte de atrás las personas que viajen en estos asientos lo harán cómodamente por el espacio disponible. En caso de que no vaya una persona en el centro se puede disponer de un apoya brazos central con portavasos. Otra ventaja: los asientos traseros pueden inclinarse para mayor comodidad.

Todo esto se complementa con cinturones inerciales para todos los pasajeros, apoyacabezas regulables y anclajes ISOFIX para poder instalar una silla de bebés.

Solo quedarían pendientes para una próxima renovación dos mejoras: 6 bolsas de aire (solo dispone de 2) y control de estabilidad ESP.

MOTOR, PERFORMANCE Y MANEJO

Para este año Toyota pone 2 opciones de power train, un motor 2.0L de 143 caballos (como el que probamos en esta ocasión) y uno más potente de 2.5L asociado a una transmisión automática.

El motor 2.0 L tiene 16 válvulas, 143 caballos de fuerza y 187 N/m de torque, con tecnología DualVVT-i que ajusta inteligentemente las válvulas de apertura y cierre. La suspensión delantera es tipo Mc Pherson y la trasera es independiente multilink. Los frenos son de 4 discos con sistemas ABS, EBD y BA.

La sensación de manejo es buena y gracias a la transmisión manual de 6 velocidades es posible ahorrar combustible. El tacto del embrague es bueno y gracias al conjunto motriz se puede lograr un consumo combinado de 11,2 Km/l.

Para quienes tienen pensado utilizarla para cargar mucho peso, la mejor opción es la versión 2.5.

La suspensión en general es bastante cómoda, la inclinación en curvas es moderada y en caminos disparejos el vehículo se siente muy suave. Además, en esta versión 4x4 podemos activar el bloqueo de fuerza 50/50 en modo 4x4.

La dirección es asistida electrónicamente y la distancia del suelo, de casi 22 cm, es suficiente para sortear sin problemas en la urbe los rompemuelles y enfrentar terrenos más complicados saliendo de la ciudad.

En conclusión, la Toyota Rav4 es una muy buena opción para el campo y la ciudad y uno de los vehìculos más confiables que se encuentran en el mercado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia