Animal Político

Abrazos: cuando los momentos se repiten

Una imagen parecida se vivió con al menos medio siglo de diferencia. Evita  aferrada a los brazos de Juan Domingo Perón y Cristina Fernández fundida en un abrazo con Néstor Kirchner...

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega

00:03 / 23 de agosto de 2015

Corrían los años 50 y el Viejo Mundo despertaba de la Segunda Guerra Mundial y se asombraba con uno de los inventos más importantes del siglo: la televisión. En esta parte del globo, Brasil vivía su pesadilla futbolera con el campeonato perdido en su casa, y una mujer despertó pasiones en Argentina, Eva Duarte. Ella dejó atrás su apellido y fue mundialmente conocida como Eva Perón, la mujer del presidente Juan Domingo Perón.

Al empezar el nuevo milenio, el Viejo Mundo tiene más años encima y más países fragmentados. La televisión es cosa del pasado y lo “in” es la internet y su magia. En esta parte del mundo, Brasil se consolida como el gigante económico de la región y en la vecina Argentina, los “Kirchner” —Néstor y su esposa Cristina Fernández— reviven nuevas pasiones.

Una imagen se ha repetido —hay quienes aseguran que de forma voluntaria— en estos dos momentos históricos entre las dos parejas presidenciales más importantes de la historia argentina. La primera fue tomada el 17 de octubre de 1951. Aquel día, una convaleciente Eva Perón anunció: “Mi gloria es y será siempre el escudo de Perón y la bandera de mi pueblo y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria”.

El discurso, del cual existe el audio y algunas fotografías en blanco y negro, fue multitudinario. Los “descamisados”, como nombró el peronismo a la clase trabajadora, ovacionaron a la mujer que aquella jornada renunciaba a ser candidata a la vicepresidencia argentina.

Las palabras de Eva Perón en la Plaza de Mayo de la ciudad de Buenos Aires fueron escuchadas por cientos de miles de argentinos. Los reportes de la época mencionan el millón de asistentes en lo que se denominó el Día de la Lealtad Peronista.

Al finalizar su discurso, ella se estrechó en los brazos de Juan Domingo Perón, su esposo. Las banderas albicelestes ondearon en aquella jornada nombrada el Día de la Lealtad Peronista y el abrazo entre ambos quedó inmortalizado en fotografías y videos de la naciente televisora argentina. (Se trata de la imagen que está en el lado derecho de la fotografía superior de la presente página).

El mensaje de aquel día también fue recibido como una “despedida” de la popular Evita. Ella falleció el 26 de julio de 1952, a la misma edad en la que murió Jesús, y su entierro fue uno de los eventos multitudinarios más importantes en la tierra que la vio nacer. Néstor Carlos Kirchner tenía un año de vida cuando Eva Perón se fundió en aquel histórico abrazo con el general Juan Domingo Perón, el 17 de octubre de 1951.

Más de medio siglo después, Kirchner fue elegido presidente de Argentina, el 25 de mayo de 2003. Aun cuando obtuvo solo el 22% del respaldo en las urnas, su presencia en la Casa Rosada fue el inicio de un nuevo punto de quiebre político. Si antes se hablaba del “peronismo”, con él se dio inicio al “kirchnerismo”.

El mandato de Kirchner fue de cuatro años y culminó el 10 de diciembre de 2007. La persona que ocupó su lugar en la Presidencia fue su esposa, Cristina Fernández (quien en algunas agencias de noticias y en Argentina es llamada Cristina Kirchner).

El 18 de junio de 2008, después de que ocupó su cargo, Fernández pronunció un discurso presidencial en la Plaza de Mayo, teniendo a su esposo al lado. En parte de su alocución, dijo: “Sabía que como Presidenta de la República iba a tener que dar alguna otra gran batalla, lo supe cuando me comprometí, ante todos ustedes, a profundizar la transformación y el cambio, que ese hombre que está aquí junto a mí, mi compañero de toda la vida, comenzó el 25 de mayo del año 2003”. La pareja cosechó cientos de aplausos y las cámaras fotográficas deslumbraron el sitio. Una de esas imágenes quedó plasmada como un ícono del kirchnerismo.

En la foto (arriba, a la izquierda), ella cierra los ojos al abrazar a su esposo y él le devuelve el gesto. El 27 de octubre de 2010, Néstor Kirchner murió. Al igual que en el caso de Eva Perón, una enfermedad acabó con su vida. Entre los muchos recuerdos que dejó, él heredó a sus simpatizantes aquella imagen aferrado a su esposa.

Ambas fotografías están en algunas oficinas estatales del vecino país. En Bolivia, el embajador argentino Ariel Basteiro contó a Animal Político parte de la historia de los abrazos y permitió ser fotografiado con las dos imágenes. Argentina es un país enamorado de los nacionalismos. Durante la dictadura de los años 70, el país se puso la camiseta de la selección albiceleste y apoyó a su equipo de fútbol hasta conseguir su primera copa mundial.

Luego, la Guerra de las Malvinas, también logró unir a un país contra un enemigo común: los ingleses. Aquello pasó en los años 80. Ahora los “fondos buitre” unen al país. Los ídolos argentinos están en el escaño de los dioses (léase Carlos Gardel, Diego Maradona o Ernesto Che Guevara) y, en medio de esta historia con héroes y nacionalismos, se encuentra un abrazo repetido.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia