Animal Político

Apuntes inexcusables para el proceso autonómico

‘Los buenos políticos impulsan siempre la transparencia y combaten la opacidad en la que se envuelven siempre los malos políticos. Sin transparencia en el ámbito público, tiene poco sentido la participación política y se hace muy difícil la rendición de cuentas’, Joan Prats.

La Razón / Rose Marie Sandóval

00:01 / 01 de septiembre de 2013

Santa Cruz tiene su estatuto autonómico aprobado desde el referéndum del 4 de mayo de 2008, en el cual el pueblo cruceño expresó su voluntad soberana. Posteriormente, fue aprobada la Constitución Política del Estado siendo ésta la norma suprema vigente en el país. Por lo tanto, se debe entender políticamente su transitoriedad histórica mientras el proceso estatuyente y constituyente se fundan en el cambio que requiere la viabilidad patriótica de la nación, es decir, se constituya en el real y verdadero pacto que nos permita convivir, progresar y desarrollarnos a los bolivianos de los nueve departamentos.

Éste es un tema, sin lugar a dudas, de mayorías electorales y políticas en el que democráticamente debemos disputar el liderazgo nacional sin hegemonías ni descalificaciones. El sentido de historia para terminar la exclusión y centralismo es el rasgo inequívoco de la conducción sustantiva de la complementariedad de nuestra diversidad cultural, social, ecológica, regional, económica y política.

La Disposición Transitoria Tercera de la Constitución Política del Estado y la Ley Marco de Autonomías y Descentralización “Andrés Ibáñez” instruyen que aquellos departamentos que en el referéndum del 2 de julio accedieron al régimen de autonomías departamentales (Pando, Beni, Tarija y Santa Cruz) deben adecuar sus estatutos y sujetarlos a control de constitucionalidad por dos tercios del total de sus miembros en sus respectivas asambleas legislativas departamentales. En cambio, aquellos departamentos que en referéndum del 6 de diciembre de 2009 optaron al régimen de autonomías departamentales (La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca) deben elaborar y aprobar sus estatutos por dos tercios del total de sus miembros en sus respectivas asambleas legislativas departamentales y someterlos a referéndum aprobatorio. (Pese a lo complejo del párrafo, era importante citarlo, para evidenciar la falta de visión, de sentido histórico y compromiso con el cambio por parte de los conductores políticos del Gobierno nacional, en 2006 pidieron al país votar por el NO a la autonomía departamental y en 2009 cambiaron su posición al apostar por el SÍ a las autonomías).

La autonomía es un proceso que nació con el pueblo y él es el único titular, es por esto que la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz, a través de la Comisión Especial de Adecuación Estatutaria, con responsabilidad y respeto al soberano ha decidido informar, escuchar y recibir propuestas e insumos para la adecuación de nuestro estatuto y rechazar la tutela del nivel central de Gobierno, pues este último desnaturaliza su contribución a la fortaleza del proceso de redistribución del poder político y económico, base fundamental de los contrapesos de un sistema verazmente democrático.

Adecuar el estatuto, en un momento político del proceso de transformación del Estado, significa avanzar para que las autonomías departamentales, en coordinación con las autonomías regionales,  municipales y las de los pueblos indígenas originario campesinos tengan mayores competencias, acompañadas de mayores recursos para avanzar en la definición de aspectos de: identidad, organización, estructura, identificación de sus autoridades, permitir al gobierno autónomo departamental asumir competencias y desarrollar lineamientos básicos de legislación, reglamentación y ejecución.    

Quienes forman parte de un gobierno autónomo departamental son conscientes de que existen muchas dificultades para desarrollar las autonomías, saben que nos encontramos ante un Gobierno excluyente y centralista que administra y gasta el 88% de los ingresos programados y sólo distribuye 12% a 360 instituciones autónomas. Por ende, no contamos con recursos suficientes: Sin embargo, estamos empeñados en lograr un verdadero desarrollo autonómico.

La autonomía en Bolivia es un proceso que está siendo desarrollado con muchas dificultades ante un Gobierno totalmente centralista y que no otorga recursos adicionales; es más, obliga a las autonomías ejecutar con sus recursos las políticas sociales que él dispone. Bastaría considerarse que las prefecturas tenían 22 competencias antes de la Constitución Política del Estado y que actualmente son 36 competencias que deben asumir y desarrollar los gobiernos autónomos departamentales (exclusivas, concurrentes, compartidas), para las cuales no se ha transferido ningún recurso adicional.    

Para lograr un verdadero desarrollo con inclusión y autonomía en el país, es necesario cumplir la Constitución Política del Estado y esto pasa por construir un verdadero pacto fiscal que cubra las necesidades de los diferentes niveles de gobierno para que puedan asumir sus competencias y brinden un mejor servicio a la ciudadanía. Para ello y como muestra de nuestro interés, el Gobierno Autónomo Departamental ha realizado una propuesta de pacto fiscal que creemos coadyuvará en el debate que necesariamente debe realizarse en Bolivia.

La Constitución Política del Estado no establece que debe entenderse por el vocablo “adecuar”, ni qué alcance tendría esa labor ni el tiempo en el que debería realizarse. No cabe duda, por tanto, que adecuar implica operar con y sobre algo existente. Lo que sí queda claro es el valor semántico de la palabra, no se trata de redactar un nuevo estatuto de autonomía.

No es suficiente contar con actitud para el cambio, sino también tener aptitud para el cambio, ésa, y no otra, es la condición leal para con el proceso de fortalecimiento de la construcción histórica de la nación. Lo otro revela simplemente intenciones de un prorroguismo conservador.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia