Animal Político

Audalia Zurita: Exministra que ama su jardín

Hizo actividad física durante muchos años y en la actualidad ha colgado los implementos deportivos. Hoy le dedica la mayor parte de su tiempo a la abogacía. Sin embargo, los fines de semana es una mujer hogareña que se entretiene cuidando su jardín.

Audalia Zurita.

Audalia Zurita. Foto: David Gutierrez.

La Razón (Edición Impresa) / Erick Ortega / La Paz

00:02 / 23 de febrero de 2014

Ha hecho un montón de actividades en su vida. La abogada Audalia Zurita es amante del folklore nacional, bailó casi 15 años en la Llamerada San Andrés de la UMSA. Su más grande orgullo es haber sido una de sus fundadoras, incluso viajó con el grupo a Brasil durante una presentación, allá por 2006. Después bailó morenada en la fiesta de su pueblo Chiquicollo, en Cochabamba.

Sin embargo, la abogada adquirió protagonismo cuando fue nombrada Fiscal de Distrito del departamento de La Paz y luego, Ministra de Trabajo, durante la administración del expresidente Carlos Mesa (2003-2004).

Pero a la jurista lo que más le gusta es trabajar en su bufete. Afirma ser correspondida por sus clientes: cuenta que cuando dejó el despacho ministerial y volvió a su oficina, ya estaban esperándola varios clientes que requerían de su servicio.

Ella asegura que no tiene ningún compromiso político con partido alguno. Solo una vez fue militante, cuando fue seducida por el Partido Obrero Revolucionario (POR) de Guillermo Lora; pero desde entonces hasta ahora dice que lo único que le interesa es seguir en su oficio.

Cuando se le consulta si tiene algún pasatiempo, ella dice que únicamente se dedica los fines de semana a cuidar su casa en Río Seco. Recién se casó y por eso está con muchas ganas de poner en orden su nuevo hogar. “Antes tenía un departamento en el centro y ahora que me he trasladado hay varias cosas que hacer. Lo que más me gusta es cuidar del pequeño jardín que tengo”.

Atrás quedaron las danzas y el deporte. Hubo un tiempo en que tenía una vida muy activa en estos menesteres. Entre sus partidos de vóleibol y wally, además de sus trotes, ella se sacaba espacio para ensayar bailes.

Con todo, Zurita no deja de hacer ejercicios, cada día dedica entre 10 y 15 minutos a hacer gimnasia en su casa. Es un tiempo que le sirve para quitarse el estrés de su labor cotidiana y cuidar su salud, y es que sorteó algunos dolores de cabeza. “¿Serán los años?” comenta jocosa en la entrevista telefónica con Animal Político.

Aquella molestia física también le impide viajar, algo a lo que ella estaba acostumbrada. Por eso, cuando deja la ciudad de La Paz y va a otras urbes que están a poca altura, empieza a darle sueño y las fuerzas la abandonan. El sueño la incomoda y no puede disfrutar de los viajes como quisiera.

Tampoco va al cine porque después de unos minutos se pone a bostezar y no disfruta totalmente del séptimo arte. Eso sí, está enamorada de las series televisivas, especialmente de aquellas que tratan temas policiales.

Por eso, asegura que lo mejor que le puede pasar durante este tiempo es cuidar el jardín que tiene en su nueva casa. Ella no quiere saber nada de política y dice que, en su momento, acudió al llamado que le hizo Carlos Mesa en su calidad de profesional independiente.

Eso sí, a veces extraña las clases magistrales que tenía cuando era docente. No es para poco, pues dio cátedra en las universidades Mayor de San Andrés, Católica Boliviana, Salesiana, Andina y la Franz Tamayo. Hoy no. Hoy los fines de semana se los dedica a sus plantas.

Perfil

Nombre: Audalia Zurita Zelada 

Ocupación: Abogada

Nacimiento: Cochabamba 14-09-1960

Cargo: Fue ministra de Trabajo

Datos

Es una de las abogadas de  los familiares de los franceses Jeremie Bellager y Fannie Blancho, que desaparecieron en Bolivia en agosto de 2010. Para seguir este caso,  viajó hasta la ciudad de Guayaramerín, en el norte del Beni.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia