Animal Político

Autonomías indígenas, un proceso que avanza

Cuatro futuras autonomías indígenas: Totora Marka (Oruro), Charagua (Santa Cruz), Huacaya y Mojocoya (Chuquisaca) ya cuentan con su Estatuto y con control de constitucionalidad plena.

La Razón (Edición Impresa) / Gonzalo Vargas Rivas

00:06 / 08 de febrero de 2015

En diciembre de 2009, 11 municipios accedieron a la conversión a la Autonomía Indígena Originaria Campesina (AIOC), resultado de un referéndum en el que participaron 12 municipios; un año más tarde se sumó al proceso el territorio indígena originario campesino de Raqaypampa, ubicado en el departamento de Cochabamba, concluyendo en 2013 con los pasos necesarios para acceder a la AIOC.

De esta forma, 12 naciones y pueblos indígena originario campesinos (NPIOC) encaminaron su proceso para consolidar su autonomía, abordando como tarea principal la elaboración de sus estatutos. Este suceso histórico definió que la entidad territorial dejaba de ser municipio y adoptaba la condición de Autonomía Indígena Originario Campesina, eligiéndose entre tanto de manera “provisoria” autoridades municipales.

En salvaguarda de los resultados del referéndum, la Disposición Transitoria Décimo Cuarta de la Ley Marco de Autonomías y Descentralización prevé un tiempo máximo de dos años para que se concluya con la elaboración y aprobación de los estatutos, plazo que en la actualidad ya ha fenecido.

DIFICULTADES. Los plazos previstos en ese tiempo para el procedimiento de constitución de las AIOC resultaron excesivamente estrechos e ideales, porque en su desarrollo se encontró un conjunto de dificultades que la realidad impuso, pues la realidad siempre es más compleja que los ideales.

No se previeron las dificultades que se encontraría en el camino, entre ellas: los costos económicos no previstos en las alcaldías para su desarrollo (de la AIOC), sus organizaciones matrices que no se involucraron o no apoyaron estas iniciativas, la oposición interna por temores a esa nueva institucionalidad del Estado plurinacional, la burocracia y falta de voluntad en algunas instituciones del Estado, y los problemas de índole político, como es el caso de los alcaldes transitorios que, con excepción de un par, se convirtieron en el principal escollo para el desarrollo de las AIOC.

Cabe recordar que mediante la Ley de Participación Popular, impulsada hace dos décadas por la estrategia multiculturalista del modelo neoliberal, el Estado republicano amplió su presencia hacia el nivel rural, es decir, en los territorios ancestrales, reducto hasta entonces de la autoridad comunitaria. El Estado llegó con recursos económicos, una institucionalidad burocrática y la penetración insospechada de la cultura partidaria tradicional. En el mismo contexto, muchas instituciones denominadas ONG (organizaciones no gubernamentales) también sentaron una estrategia de transferencia tecnológica, empatando con el Estado y su modelo neoliberal, de imponer el patrón capitalista, objetivo buscado desde su fundación en 1825.

El tipo de desarrollo introducido por estas vías generó un proceso de estratificación social, que impactó en el territorio y las formas de organización natural político-económico comunitarias de los pueblos indígena originario campesinos. Hoy, muchas familias que se desarraigaron del control comunitario ven en el municipio la institución más coherente con sus intereses sectoriales, lo que es, por supuesto, un derecho constitucionalmente reconocido, pero contradictorio con el modelo comunitario, que hoy las NPIOC quieren revitalizar a través de sus autonomías.

A pesar de todos esos problemas, los pueblos indígenas que optaron por consolidar sus autonomías se propusieron transitar por el camino que reconoce la Constitución Política del Estado y en el marco de la Ley de Autonomías; proceso del cual tenemos los siguientes avances:

Cuatro AIOC: Totora Marka (Oruro), Charagua (Santa Cruz), Huacaya y Mojocoya (Chuquisaca) ya cuentan con su Estatuto y con control de constitucionalidad plena. Los dos primeros tienen la pregunta aprobada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para su referéndum; queda pendiente garantizar los recursos para su desarrollo. 

Hay tres estatutos con declaratoria de constitucionalidad parcial. Uru Chipaya y Pampa Aullagas (Oruro) y Raqaypampa (Cochabamba). El primero, con 6 artículos observados, que ya fueron subsanados y enviados al TCP. Pampa Aullagas tiene 10 y  Raqaypampa 3, las observaciones aún no fueron subsanadas.

Otros pueblos con estatutos avanzados son: Tarabuco (Chuquisaca), cuyo texto fue devuelto con observaciones de procedimiento por la comisión de admisión del TCP; Jesús de Machaca (La Paz), que lo aprobó en grande, pero existen diferencias en algunos temas centrales; Charazani (La Paz), también aprobado en grande, pero con diferencias en torno a la sede de su gobierno.

Dos casos temporalmente parados: Salinas de Garci Mendoza (Oruro), que cuenta con dos borradores de estatuto que no se lograron conciliar; y Chayanta (Potosí), que ya cuenta con la conformación de su Órgano Deliberativo.

CONSTITUCIONALIDAD. Hay nuevos procesos de acceso a la AIOC, respecto a los cuales hasta la fecha el Ministerio de Autonomías ha emitido 31 certificados de ancestralidad, de los que 12 corresponden a los municipios anteriormente mencionados. Sin embargo, no todas las NPIOC continuaron el procedimiento de acceso a la AIOC.  Hay 4 procesos de conversión inactivos, porque los municipios Inquisivi (La Paz), Turco, Carangas y Huari (Oruro) a la fecha no han manifestado su voluntad de continuar con la conversión a la AIOC. Curahuara de Carangas realizó su referéndum obteniendo un resultado negativo.

Cinco son los casos de acceso a AIOC vía municipio: Machareti (Chuquisaca), Lagunillas y Gutiérrez (Santa Cruz), Curva (La Paz) y Santiago de Andamarca (Oruro). El municipio de Gutiérrez es el más avanzado, debido a que el Concejo Municipal aprobó el presupuesto para la realización del referéndum de conversión a la AIOC.

Hay ocho procesos de acceso vía Territorios Indígena Originario Campesinos (TIOC), para pueblos cuyo territorio es menor o mayor a un municipio. Ellos son: Yuracares (Cochabamba), Monte Verde y Lomerío (Santa Cruz), Marka Camata (La Paz), Jatun Ayllu Yura (Potosí), Territorio Indígena Multiétnico y Cavineño (Beni); Corque Marka junto a otros ayllus en Oruro.

Cinco iniciativas fueron suspendidas temporalmente, pues deben regularizar los requisitos. Se trata de: Cantón Calaque y TIOC Marca Cololo (La Paz), Pueblo Yuqui y Jatun Ayllu Kirkiawi (Cochabamba), municipio de Santiago de Andamarca (Oruro) y municipio de San Miguel de Velasco (Santa Cruz). Las AIOC son la razón del Estado Plurinacional y constituyen un proceso que se encamina y no tiene marcha atrás.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia