Animal Político

Balotaje

Hay al menos cuatro “marcas de nacimiento” en este inaugural (doble o triple) balotaje. La primera es la inhabilitación de candidatos: Suárez, de UD en Beni, que aventajaba con apenas tres puntos al candidato del MAS; y Cabrera, del MAS en Tarija, que se perfilaba como seguro ganador.

La Razón (Edición Impresa) / Exeni / La Paz

00:04 / 12 de abril de 2015

La buena noticia es que el 3 de mayo la democracia boliviana se estrenará en el ejercicio del balotaje, esto es, la elección popular, en segunda vuelta, de una autoridad ejecutiva (en este caso gobernador departamental). Esta regla garantiza la legitimidad del voto para el ganador. La mala noticia es que dicho estreno viene condicionado por decisiones polémicas, sospecha e incertidumbre. Los aprendizajes democráticos pueden ser     innecesariamente difíciles.

Hay al menos cuatro “marcas de nacimiento” en este inaugural (doble o triple) balotaje. La primera es la inhabilitación de candidatos: Suárez, de UD en Beni, que aventajaba con apenas tres puntos al candidato del MAS; y Cabrera, del MAS en Tarija, que se perfilaba como seguro ganador. La salida de ambos, más allá de las causas, alteró sustancialmente el escenario electoral, provocando o reconfigurando la segunda vuelta.

La segunda marca tiene que ver con disputas internas en las organizaciones políticas. Así ocurrió con la candidatura alterna de Condori en Chuquisaca, avalado por la federación de campesinos; y la salida de Alfaro en Tarija, que decidió ir por cuenta propia. Ambos debilitaron claramente la votación del MAS, favoreciendo la segunda vuelta. Otra pugna, más reciente, se está produciendo en las filas del MNR en Beni: ¿Ferrier/MAS o Dellien/Suárez?

La tercera marca, interesante, se relaciona con el voto cruzado. En los tres casos que van a segunda vuelta, el MAS tiene mayoría en las asambleas departamentales. Ello plantea un escenario de gobierno dividido, con potencial bloqueo institucional, si gana la oposición. Cuestión acentuada en Tarija, donde la mayoría de los estratégicos ejecutivos seccionales son azules. Estreno, entonces, con reto de gobernabilidad.

Y la última marca de nacimiento del balotaje en nuestra democracia electoral viene con presagio de crisis. Me refiero al “factor OEP”. En los tres casos tanto el TSE como los tribunales departamentales son objeto de cuestionamiento cuando no de asedio, llegando al límite en Chuquisaca donde una resolución del TED puede definir ganador en primera vuelta. Es la cara fea de los comicios con/sin balotaje.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia