Animal Político

Borrón y cuenta nueva tras la nacionalización

Estuvo en Bolivia cinco años. En ese tiempo fue testigo de la nacionalización de tres empresas españolas. Asegura que Bolivia dio ‘una compensación adecuada’.

Ángel Vázquez Díaz de Tuesta, exembajador de España en Bolivia. Foto: Alejandra Rocabado

Ángel Vázquez Díaz de Tuesta, exembajador de España en Bolivia. Foto: Alejandra Rocabado

La Razón (Edición Impresa) / Aline Quispe Zerrillo / La Paz

00:00 / 06 de agosto de 2017

Llegó a Bolivia hace cinco años y hace poco tuvo que partir. Ángel Vázquez Díaz de Tuesta, quien fue embajador de España en Bolivia hasta la semana pasada, se sintió querido en el país.   Antes de irse conversó con Animal Político sobre la agenda que le tocó gestionar. Por eso se refirió al proceso de nacionalización de tres empresas de su país, etapa que considera superada, por lo que las relaciones “están en su mejor momento.

— ¿Cómo evalúa las relaciones entre Bolivia y España?

— Cuando repaso el trabajo realizado en estos cinco años, que fue el periodo en que yo he servido en Bolivia, puedo decir con orgullo que las relaciones están en un momento excelente. Habiendo desaparecido los obstáculos que hubo en algún momento por las nacionalizaciones de empresas españolas ahora tenemos por delante un gran camino por recorrer que es muy prometedor.

— ¿Se ha profundizado el diálogo político tomando en cuenta que España ha sido tradicionalmente el interlocutor de Bolivia para el resto de Europa?

— Sí. En primer lugar las relaciones institucionales son buenas, mi relación con el Ministerio de Relaciones Exteriores ha sido excelente en todo este tiempo. También esta embajada ha colaborado de forma activa con varios ministerios, en particular con el de Justicia, de Planificación del Desarrollo, de Medio Ambiente y Agua, de Educación y otros, así como con otras entidades como la Alcaldía de La Paz y de Santa Cruz, lo cual muestra que la relación hispanoboliviana está en un buen sendero.

En tanto, durante este tiempo Bolivia se ha modernizado y ha crecido económicamente, lo cual ha dado muchas oportunidades para estrechar las relacionesen esa área, prueba de ello es que hay 60 empresas españolas establecidas en Bolivia y algunas son claves para su desarrollo, como la petrolera Repsol que se enfoca en los hidrocarburos, uno de los principales rubros de la economía.

También cabe resaltar que Bolivia es un país prioritario para la cooperación y eso se nota en el gran esfuerzo que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) —la cual está en el país hace más de 25 años— ha desarrollado en los ámbitos de gobernabilidad, agua, educación, sanidad y cultura que han contribuido a estrechar más los lazos bilaterales.

A ello se suma la numerosa comunidad boliviana en España que alcanza a 200.000 personas residentes que trabajan e impulsan el desarrollo español y envían gran parte de las remesas a Bolivia.

— ¿Bolivia y España ya definieron las áreas de cooperación en una comisión mixta?

— El Ministerio de Asuntos Exteriores de España, la AECID y el Ministerio de Planificación están negociando el nuevo acuerdo marco que regirá en materia de cooperación entre 2018 y 2022 porque el actual fenece este año. En el documento, Bolivia establecerá las áreas prioritarias que seguirán pautas parecidas en los rubros ya mencionados, y entre las cuales también está el Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 que está en vigor y fija una serie de metas para el desarrollo del país.

También se debe tomar en cuenta las acciones que desarrolla la Unión Europea (UE) en Bolivia, porque a partir de 2018 los países europeos presentes en el país intentarán coordinar sus esfuerzos para no duplicar acciones en las mismas áreas, ese es un proceso que tiene cierta complejidad.

— Le ha tocado resolver varios impasses vinculados con las nacionalizaciones de empresas españolas ¿Cuál es su balance?

— Mi llegada a Bolivia en 2012 coincidió con el proceso de nacionalización de la filial de la empresa española Red Eléctrica Internacional (REI) y las cuatro filiales del grupo Iberdrola y en aquel momento esas medidas crearon ciertas dificultades porque provocaron en el empresariado español y los dueños de esas firmas una situación de recelo. En esa línea, lo importante, a mi juicio, fue resolver esas nacionalizaciones de compañías españolas de una manera adecuada y con eso quiero decir que un país tiene derecho a nacionalizar empresas extranjeras en el marco del uso de su derecho soberano, pero al mismo tiempo debe respetar una serie de reglas que establecen una compensación cuando se consolidan esas medidas. En ese proceso, que fue un poco laborioso por la búsqueda de arreglos que permitan indemnizar a las firmas nacionalizadas, hemos hecho un gran trabajo y esta embajada junto con la Procuraduría General del Estado ha podido cerrar, luego de varios años, las tres compensaciones que se negociaban entre el Estado boliviano y las españolas Red Eléctrica Internacional, Iberdrola y Abertis. Con esto se dio por finalizado todo el capítulo de nacionalizaciones de empresas españolas en Bolivia, las compañías fueron compensadas de forma adecuada y yo creo que borrón y cuenta nueva, ahora no hay ningún proceso arbitral, de lo cual yo me felicito.

— ¿Qué postura asumió su país sobre la quiebra de Corsan?

— Si bien hay empresas españolas muy satisfechas de estar en el país y aportan con transferencia de tecnológica y desarrollo, también hay que reconocer que hay casos como el que ha ocurrido con la española Corsan, que es una empresa multinacional muy importante. Lamentablemente entró en concurso de acreedores y ahora está declarada en quiebra. En este tipo de situaciones nosotros no podemos hacer nada, pues la vida financiera de la firma y su propia política la llevó a esa situación y solo esperamos que en ese concurso obtengan compensaciones a sus deudas impagas.

— ¿Cómo ve hoy a Bolivia?

— Manteniendo el criterio de cierta distancia como debemos mirar la situación en los países en los que servimos, creo que Bolivia tiene dos circunstancias que son muy positivas. La primera es que goza de una gran estabilidad institucional y ese es un gran valor pues la inestabilidad política es un elemento distorsionador de un país. (...). Segundo, desde el punto de vista económico y social, que es un criterio unánime, Bolivia dio grandes pasos hacia adelante; mejoró mucho su infraestructura, su nivel de vida; elevó su Producto Interno Bruto (PIB), la inclusión social es una realidad más evidente y es un mérito de las autoridades de todos los niveles. Si bien el panorama económico es más difícil, sobre todo porque bajó el precio de los hidrocarburos, tengo la esperanza de que el país supere esta situación y mantenga su crecimiento económico y modernización.

España ratifica postura a favor del desvisado

Ángel Vázquez ratificó la decisión de su país de apoyar a Bolivia en el pedido a la Unión Europea (UE) para que se elimine la exigencia de visa para que los ciudadanos bolivianos visiten los países que son parte del espacio Schengen. No obstante, consideró que la aprobación de esa solicitud podría tardar por la crisis migratoria que atraviesa el bloque.

— ¿Cómo ve España el pedido de Bolivia de eliminar la exigencia del visado en la Unión Europea?

— Bolivia tiene un gran interés en suprimir la exigencia del visado a la Unión Europea tomando en cuenta la relación que hay con la Unión Europea y en particular con España. Las autoridades bolivianas nos han expresado ese deseo, como lo han hecho en Bruselas, pues esa es una decisión que toma la Unión Europea. Y desde el primer momento las autoridades bolivianas conocen que España está a favor de que se pueda eliminar el requisito. Sin embargo, ahora el bloque está atravesando un momento difícil en materia de política migratoria y eso hace que el proceso pueda extenderse un tiempo. El proceso es complejo y la supresión del visado exige una serie de requisitos que se deben cumplir según la normativa europea. Hay una lista de los que piden ese beneficio y hay orden y prioridad entre ellos.

— ¿Cuál es la situación de la migración en el bloque?

— El momento actual hay una crisis migratoria en la Unión Europea y es posible que la solicitud de supresión del visado a los ciudadanos bolivianos pueda tomar un tiempo porque debe ser aprobado por todos los países que conforman la Unión Europea. Pese a eso, en principio la actitud es positiva y simplemente creo que hay que esperar quizás un momento más preciso.

Ángel Vázquez Díaz de Tuesta

Para el representante español, que asumirá el cargo de Cónsul General en Brasil, la relación entre Bolivia y España está en un “momento excelente” y por delante el camino es muy prometedor. El diplomático fue condecorado tres horas antes de partir.

Datos

Nombre: Ángel Vázquez Díaz de Tuesta

Nació:  11-12-1957

Profesión: Diplomático

Ocupación: Embajador de España en Bolivia (2012-2017). Su sucesor es Enrique Ojeda.

Pérfil 

Estudió en la Escuela Diplomática de Madrid en 1987. Antes de llegar a Bolivia era subdirector general en la Oficina de Información Diplomática de la Cancillería española.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia