Animal Político

Centa Rek: No hubo visión para conformar un comité político en CN

La representante de CN en el Senado cree que el MAS alentó la crisis porque hizo, según dijo, alianzas con opositores a cambio de comisiones y comités. Es parte del proyecto político del Frente Amplio que promueve Unidad Nacional (UN).

Centa Rek.

Centa Rek. Foto: Ángel Illanes.

La Razón (Edición Impresa) / Luis Mealla / La Paz

00:04 / 16 de febrero de 2014

Al iniciar su gestión como nueva jefa de Bancada de Convergencia Nacional (CN) en la Cámara de Senadores, Centa Rek habla de los proyectos de fiscalización al oficialismo y la reestructuración del frente opositor en la presente legislatura. No obstante, también comenta sobre la crisis y división en ese proyecto que  –según revela– se originó por falta de un comité político que no pudo estructurarse tras la salida del país de Manfred Reyes Villa, dirigente de esa tienda política, tras las elecciones generales de 2009, cuando se presentó como candidato y perdió.  Rek, ya instalada en su nueva oficina, recibe a Animal Político de La Razón para conversar también sobre la disidencia de sus colegas Marcelo Antezana y Jimena Torres a quienes culpa por la crisis interna en el bloque opositor en el Senado por asumir posturas disidentes. Hoy, los dos aludidos son parte de la directiva en la Cámara Alta.

— Con altibajos y división en CN, ¿cómo inicia su gestión en la jefatura de bancada?

—  Sí. Han habido algunos altibajos y también algunas bajas; también hubo acciones de persecución política que generaron la salida de Róger Pinto (asilado desde 2012 en la Embajada de Brasil hasta 2013 cuando huye a ese país), quien era jefe de bancada. Pese a esos inconvenientes, por la forma que tiene el MAS de gobernar, sin respetar la democracia y las minorías, estamos reorganizados.

— El caso Antezana-Torres es el más reciente, pero, ¿cuándo se inicia esta crisis dentro de CN?

— Esto surge de un malentendido, creo yo, porque CN es una alianza de agrupaciones y partidos políticos, y en el momento en que no se logra conformar el comité político por la salida de Manfred Reyes Villa, entonces hay una interpretación equivocada del grupo de manfredistas que quiere tomar el mando de esta alianza. Creo que eso da lugar a una serie de dificultades y desavenencias porque no se conformó el comité con representantes y miembros de cada una de las agrupaciones.

— ¿Ahí surgen los disidentes?

—  Ahí empieza a haber una situación de irregularidades, de acciones que no son colegiadas y donde cada uno, lógicamente, genera sus propias posiciones, pero en senadores siempre hubo un grado de colegiatura mayor y las personas que siempre fueron disidentes, las únicas que mostraron una inconducta respecto a las decisiones fueron Gerald Ortiz, ahora su suplente Jimena Torres, y el general (Marcelo) Antezana.

— ¿Por eso se los expulsa?

—  Ellos siempre tomaron actitudes personales que las tratamos de sortear a lo largo de estos años, justamente, para no generar una división hasta este momento en que se hizo tan evidente como insostenible; por tanto, tuvimos que proceder a su expulsión, porque, en el entendido de que no comparten la institucionalidad, de que no se adhieren a las decisiones mayoritarias, por tanto, se vuelve insostenible su participación.

— ¿Las acciones de esos legisladores llevaron a que Convergencia no decante en un proyecto político serio y consolidado? ¿Fueron la piedra en el zapato de la oposición?

—  Lo que pasa es que Convergencia no pudo prosperar después de las  elecciones (de 2009) porque para poder haberse conformado como una alianza, que perdure en el tiempo, debió conformarse el comité político en igualdad de condiciones como se está haciendo, por ejemplo, en el Frente Amplio (de Samuel Doria Medina) o los Demócratas (del gobernador cruceño, Rubén Costas) que tienen un comité político y están funcionando de manera institucional y organizada. Ésas son las bases con las cuales se puede fundamentar cualquier tipo de organización.

— ¿Entonces, CN nunca tuvo base?

— Terminando el momento eleccionario, al no haber estas condiciones y estos cimientos, no hubo la posibilidad de darle una continuidad; en realidad, ya no alentábamos ninguna expectativa por esas situaciones que se fueron dando de irregularidades, pero sí sabíamos que Convergencia tenía que funcionar durante toda la legislatura, con la mayor posibilidad de cohesión y acciones posibles. Respetamos las políticas que se tenían que implementar desde este grupo de alianzas, sabiendo que se tenía que renovar de cara a otro momento político.

— ¿Sólo la falta de un comité político originó la crisis en CN?

—  Absolutamente, creo que no hubo la visión necesaria como para conformar este comité; de alguna manera, no se tomó en cuenta que tenían que haber bases, estructuras que se perpetúen en el tiempo, que den una dirección y que exijan acciones que sean respetadas.

— Además de otros intereses...

—  Siempre surge por intereses personales, por falta de visión, falta de perspectiva con respecto a las acciones que se tienen que realizar en el tiempo y la sostenibilidad del proyecto. Convergencia tenía que ser un proyecto político sostenible en el tiempo, no solo de manera coyuntural.

— Por tanto, Antezana, Ortiz y Torres son culpables de la crisis

—  En la bancada de senadores, sí, porque las disidencias y la falta de acatamiento al mandato de las decisiones mayoritarias siempre vino de ellos que siempre tomaron decisiones aisladas. No sé si lo hicieron con un propósito determinado o solo por apetitos personales, no puedo tener una apreciación en ese sentido. No pudieron formar parte de manera integral, como debía ser, del bloque de senadores.

— ¿Ahí comienza la decadencia del proyecto político opositor?

—  Yo lo tomo como que en definitiva fue un momento político, vino de esa manera, no hubo visión para hacerlo perpetuar y darle proyección y surge también como parte de la crisis del sistema político provocada por el MAS.

— ¿Por qué el MAS?

—  No olvidemos que esas disidencias las alienta el MAS, que busca precisamente a las personas que están susceptibles a aceptar ciertas alianzas y, lógicamente, es parte de la crisis política que vivimos. No lo veo como un fenómeno para lamentar, sino algo para superar; creo que Convergencia cumplió su misión y debe ser superada, finalmente, como ocurre en todo proceso de crisis, tiene que haber cambios y un redireccionamiento y eso es lo que hacemos ahora.

— ¿Cómo consolidar una oposición que técnica y políticamente ya no existe?

— Se están generando los proyectos políticos de oposición que estamos apuntando a que converjan en uno solo o, por lo menos, en un aglutinamiento de la mayoría de los opositores. Esto ya se está trabajando, no es una situación nueva ni que se va a dar en estos meses, es una situación que tiene un tiempo largo y que se va haciendo de manera, a veces pública y otras, reservada, pero no menos importante.

— ¿Cómo reestructurarse en un año electoral y el último en la presente legislatura?

—  Convergencia ya está reestructurada, tenemos siete senadores; pese a que Pinto está en el exterior, la bancada está funcionando. Estamos con proyectos para realizar, no nos sentimos para nada desintegrados, sino un bloque que está muy cohesionado entre sus miembros; es más, sentimos que tenemos la misión importante de terminar esta gestión con todas las metas y objetivos. En las filas de CN no se siente ningún impacto y no tenemos ningún cambio respecto a las gestiones pasadas. Las acciones son de las mismas personas (Antezana y Torres) que las veníamos sosteniendo en silencio, sabíamos que esas cosas ocurrían, habíamos convivido con esto y lo que hemos hecho ahora es tomar una decisión y una medida (la expulsión), pero el bloque continúa.

— ¿Cómo ve, en general, a la oposición en la Asamblea?

—  La oposición ha tenido que enfrentar situaciones muy duras, el MAS no tiene respeto por las tiendas políticas que son minoritarias; definitivamente patea el tablero cuando se le ocurre. También entre sus acciones, que ni son democráticas, siempre está tratando de consolidar alianzas con las personas (opositores) que no harán gestión, les dan comisiones y comités porque saben que no habrá trabajo legislativo político. Además, hay ataques y estrategias permanentes  con el objetivo de mostrar a una oposición dividida, que no presenta proyectos, ése es el caballo de batalla del MAS. Ocurra o no esto, el oficialismo genera un discurso al respecto y busca la forma de que esto quede plasmado en los medios de comunicación.

Perfil

Nombre: Centa Rek

Nació: 27-08-1954

Profesión: Psicóloga

Cargo: Jefa de Bancada de CN

Perfil

Nació en Santa Cruz, en San José de Chiquitos, estudió Psicología en Brasil y Argentina, luego retornó a Bolivia  para ejercer su profesión e incluso conducir un programa de televisión. En 2009 es invitada a ingresar como senadora a la alianza política  Convergencia Nacional (CN).

‘Vamos a converger en un frente mayoritario’

— ¿Cuál es el trabajo que se está realizando con el Frente Amplio?

—  Formo parte del Frente Amplio y estoy en la directiva, pero considero que las opiniones políticas se están estructurando y son positivas, y que finalmente vamos a converger en un frente que aglutine a la mayoría de las organizaciones políticas que están surgiendo. Existen conversaciones y acercamientos, tenemos objetivos y un proyecto en común; lo que falta es generar una serie de aspectos de organización, pero no disentimos en absoluto en el proyecto-país ni en los principios y valores que se deben portar. Ésa es la piedra angular, lo demás es cuestión de acercamiento de llegar a estructurar  el aspecto organizativo de cómo unir los bloques.

— ¿Cómo consolidar el bloque?

—  Se tiene que ver, primero, quién será el candidato y esto lo podemos resolver con una sencilla encuesta, no a dedo como lo hace el MAS. Se trata de un mecanismo fiable para generar confianza en los bolivianos de que esa decisión será la acertada, es decir, cumplir lo que quieren los electores y no una cúpula política.

— ¿Se podrá ir a primarias?

—  No hay tiempo para ir a primarias porque eso requiere un año, pero sí hacer encuestas serias donde las instituciones que estén encargadas sean confiables y a partir de eso sacar las posibilidades de una plataforma.

— Entonces, ¿ya se habló con líderes opositores como Costas, Doria Medina y Juan del Granado?

—  Ésas son las conversaciones que se están dando y creo que estamos en los tiempos electorales para concretar (las alianzas).

— Brevemente, ¿qué opina sobre el gobernador cruceño Costas?

—  Ha tenido una oportunidad y supo llevarla adelante tomando el liderazgo de una región en un momento difícil. Tuvo sus dificultades y también sus aciertos.

— ¿Samuel Doria Medina?

—  Muestra un perfil renovado, abierto con una comprensión de la situación que atraviesa Bolivia y que genera una convocatoria a la unidad de los frentes políticos.

— ¿Evo Morales?

—  Surge como un líder en el que se depositaron muchas esperanzas que a través del tiempo, desgraciadamente, muestra una concentración desmesurada del poder.

— ¿Juan del Granado?

—  Tiene un aporte importante que hacerle a la democracia, su única situación que creo ensombrece su participación es su obstinación en ser un jinete solitario.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia