Animal Político

Chile no puede superar una geopolítica del siglo XIX

Si bien en los últimos tiempos hubo varias crisis circunstanciales que propiciaron una acentuación en el desencuentro entre Bolivia y Chile (como el encarcelamiento de los soldados bolivianos), los factores que ocasionaron el alejamiento son la persistencia chilena en una geopolítica decimonónica y su afán por dilatar el conflito marítimo.

La Razón / Ricardo Aguilar Agramont

00:04 / 07 de abril de 2013

Los gobiernos de Chile no han podido liberarse, hasta la actualidad, de una geopolítica diseñada en el siglo XIX. Esta recurrencia sería la causa principal del permanente y progresivo desencuentro con Bolivia y la imposibilidad de llegar a un arreglo del conflicto marítimo iniciado con la invasión de 1879, cuando el país perdió el acceso al océano Pacífico.

“Un solo punto es el que ha propiciado el desencuentro entre Bolivia y Chile desde hace 134 años: el que ese país no pueda superar una geopolítica que fue concebida el siglo XIX, cuando se produjo el conflicto bélico a causa de la política expansionista de esa nación, su necesidad de asegurar los recursos naturales para su desarrollo, ser menos vulnerables, etc.”, señala el excanciller Javier Murillo.

El país vecino —asevera— no ha variado esa lógica a lo largo de tiempo; al contrario, se fue acentuando con el transcurrir de los años, “al extremo de que Bolivia sea permanentemente más enclaustrada”. Siguiendo el razonamiento, cabe decir, entonces, que el enclaustramiento no comenzaría y terminaría en 1879 (año de la Guerra del Pacífico), sino que se intensificó con “los compromisos cada vez más lejanos y con mayores condicionamientos para hallar una fórmula que resuelva el conflicto”.

Diego Portales (1793-1837) fue quien diseñó la política chilena de supremacía en el Pacífico y la construcción del Estado chileno en general. Cuando su nación supo de la existencia de la Confederación Perú-Boliviana —firmada por ambos Estados y en funcionamiento institucional desde 1837, aunque concertada previamente— Portales vio una seria amenaza para su nación.

Así lo expresa en su carta del 10 de septiembre de 1836 a Blanco Encalada (expresidente de Chile en 1926 y militar criollo chileno): “La Confederación debe desaparecer para siempre jamás del escenario de América. Por su extensión geográfica; por su mayor población blanca; por las riquezas conjuntas del Perú y Bolivia; apenas explotada ahora; por el dominio que la nueva organización trataría de ejercer en el Pacífico, arrebatándonoslo; por el mayor número también de gente ilustrada de raza blanca, muy vinculadas al influjo de España que se encuentra en Lima; por la mayor inteligencia de sus hombres públicos, si bien de menos carácter que los chilenos; por todas estas razones, la Confederación ahogaría a Chile antes de muy poco”.

El texto continúa: “Chile sería una dependencia de la Confederación como lo es hoy el Perú, o bien la repulsa a la obra ideada con tanta inteligencia por Santa Cruz (Mariscal Andrés de Santa Cruz), debe ser absoluta.[...] Las fuerzas navales deben operar antes que las militares, dando golpes decisivos. ‘Debemos dominar para siempre en el Pacífico’: ésta debe ser su máxima ahora, y ojalá fuera la de Chile para siempre. (Las) fuerzas militares chilenas vencerán por su espíritu nacional, y si no vencen contribuirán a formar la impresión que es difícil dominar a los pueblos de carácter” (las comillas simples son del periodista).

Dominación perpetua en el Pacífico, tal sería la política chilena desde el siglo XIX hasta nuestros días. Posiblemente, el aislamiento de ese país, previo a la Guerra del Pacífico —al estar encerrado por la cordillera hacia el este y al norte por el desierto de Atacama— obligó a sus gobernantes a asumir tal postura como modo de supervivencia. Hoy es una de las naciones de mayor poder bélico de la región.

El expresidente Carlos Mesa considera que los principales puntos que han causado el desencuentro histórico son la falta de voluntad de Chile de buscar una solución (“con algunas excepciones”) y, sobre todo, “la dilación y pertinacia de Chile de creer que el problema se diluirá con el tiempo y que éste dará el triunfo a Chile”. Considera que la sola idea es un “grave error”.

Estas “dilaciones permanentes” han sido las que han marcado el “equívoco que acabará dando la razón a Bolivia. La presunción de que el país terminará agotándose es falsa”, afirma Mesa.

Sobre la actual administración chilena, encabezada por Sebastián Piñera, quien ha radicalizado esa política decimonónica, Murillo considera que los “gobiernos son transitorios” y que no se puede “jugar” con los destinos de los pueblos y “condenarlos” a una “confrontación permanente”. Así, deberían aplicarse las nociones de “integración, globalización y solidaridad, todos acordes a nuestros tiempos”.

Para salir de ese atolladero, el diplomático sugiere que Chile muestre “una voluntad política clara”, sobre la base de una reflexión que “tome en cuenta sus propios intereses y determine si le conviene más una Bolivia con acceso soberano al mar o una enclaustrada”.

Actualidad. Desde el gobierno de Piñera, la radicalización de la posición chilena de negar el tener temas pendientes con Bolivia (marcada por contradicciones del mandatario del país trasandino que han sido puestas en evidencia por el gobierno de Evo Morales) ha sido acentuada desde el anuncio de la intención boliviana de acudir a la Corte Internacional de La Haya el 23 de marzo de 2011.

A esto se sumaron los diversos intercambios de declaraciones en foros internacionales, tanto de Piñera como de Morales, hasta que se dio la crisis de los tres soldados bolivianos encarcelados por Chile en enero de este año.

El último anuncio del 23 de marzo sobre la presentación inminente de la demanda ha levantado las posturas chilenas más conservadoras vistas hasta ahora, como la del precandidato presidencial de la derecha, Laurence Golborne, quien sugirió cambiar su Constitución para evitar ceder soberanía a terceros países, especialmente a Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia