Animal Político

Código penal, las lecciones Aprendidas

El autor hace notar la ausencia de una estrategia comunicacional en favor del CSP.

La Razón (Edición Impresa) / Juan Carlos Ferreyra es director de la revista Síntesis Semanal

10:00 / 20 de marzo de 2018

La abrogación del nuevo Código de Sistema Penal (CSP) por parte de la Asamblea Legislativa ha dejado algunas interrogantes en el ámbito comunicacional que merecen ser abordadas. Una primera pregunta es: ¿Dentro de las cámaras de Senadores y de Diputados existen las denominadas unidades de comunicación?

Estas entidades deberían haber elaborado una estrategia conjunta para la socialización respectiva del CSP dirigida a la población. Este rol fue asumido improvisadamente por el Ministerio de Comunicación —perteneciente al Órgano Ejecutivo— con la difusión de spots televisivos y cuñas radiales por diferentes medios y plataformas del país.

Una segunda interrogante: ¿Dónde estuvieron estas unidades de comunicación, si éstas existen, para encarar la socialización? De la respuesta a esta pregunta saldrá la necesidad urgente de contar con estas dependencias especializadas.  

Un grupo de comunicadores pudo evitar las malas interpretaciones a varios artículos del CSP, porque quedó demostrado que no bastó la labor de socialización que hicieron sus presidentes, José Alberto Gonzales y Gabriela Montaño. El resultado es una ley desechada, en la basura.

Hoy en día una estrategia de comunicación debe contar de manera imprescindible con los llamados talleres de socialización, una herramienta que en los últimos años se ha incorporado a las diversas acciones comunicacionales que se llevan a cabo tanto en las instituciones públicas como privadas para conseguir sus determinados objetivos y eso es justamente lo que le faltó hacer al Órgano Legislativo para que el CSP pueda tener la aceptación del caso.

Un taller de socialización es un espacio de construcción colectiva que combina teoría y práctica alrededor de un tema, aprovechando la experiencia de los participantes y sus necesidades de información. En el taller participa un cierto número de personas que realizan en forma colectiva y participativa un trabajo activo, creativo, concreto, puntual y sistemático, mediante el aporte e intercambio de experiencias, discusiones, consensos y demás actitudes creativas, que ayudan a generar puntos de vista y soluciones nuevas y alternativas a problemas dados. La finalidad es que los participantes, de acuerdo con sus necesidades, logren apropiarse de los aprendizajes como fruto de las reflexiones y discusiones que se dan sobre ciertos conceptos.

La gran ventaja de la aplicación de esta herramienta es que puede desarrollarse en un ambiente grupal y participativo, haciendo posible los intercambios de experiencias y con ello, la generación de aprendizajes.

La realización de estos talleres debía haber contado con exposiciones especializadas (abogados-comunicadores) que proporcionen información sobre el proyecto de redacción del abrogado CSP a representantes-asistentes (colegio de profesionales, universidades, instituciones civiles, juntas vecinales, gremialistas, transportistas) en un determinado tiempo, por lo que además se debían haber generado procesos participativos del auditorio para clarificar los conceptos jurídicos establecidos en la mencionada norma y de esta manera lograr la apropiación de ellos.

Estas charlas de socialización, además, deberían haber estado acompañadas de una copia en su integridad del proyecto de redacción del CSP y mucho mejor si estaba traducido en un material de comunicación (cartilla informativa) de las partes más importantes del señalado Código para que sea estudiado, analizado y discutido en los propios talleres de socialización, para que luego los representantes-asistentes de cada agrupación participante resocialicen a sus bases o afiliados lo acordado con los facilitadores del Órgano Legislativo en ese primer encuentro, y posteriormente para una segunda charla informativa que debería haber existido lleven sus observaciones, criticas e incluso propuestas de redacción a artículos que estaban relacionados con su sector en el CSP en cuestión.

Una vez cumplida la fase de realización de los talleres de socialización a escala nacional, recién se debería haber puesto en marcha la etapa de la difusión de spots televisivos y cuñas radiales como un refuerzo comunicacional, aspecto que hubiese permitido llegar de manera más óptima y con mejor información a toda la sociedad civil, evitando así las protestas y marchas que se suscitaron hasta conseguir su anulación total de la misma. A lo señalado anteriormente, también se debería haber contado con una estrategia en redes sociales, teniendo como público objetivo a la población joven del país.

Sin duda que hubiese sido un trabajo titánico, con un despliegue de recursos humanos, recursos económicos y recursos materiales de gran dimensión, pero que a la larga habría dado sus frutos como el aminorar su rechazo, corregir lo mal redactado, aclarar lo mal interpretado y, en otras palabras, contar con un nuevo Código de Sistema Penal aceptado por la mayoría de la población en el momento de su promulgación por el Ejecutivo.

Lo sucedido para el Legislativo, seguramente deja de manera clara una lección aprendida en el ámbito comunicacional, área del conocimiento que no se debe dejar a la improvisación y que ahora más que nunca queda demostrado que planificar la socialización de una determinada temática por más pequeña que sea es importante y mucho más de su participación para cualquier actividad de difusión que realice una institución ya sea pública o privada.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
23 24 25 26 27 28 29
30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia